Lo que Veltman te da y lo que Veltman te quita

Veltman está jugando esta temporada de lateral derecho. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Joël Veltman era uno de ellos. Lo supe la primera vez que lo vi. Un amor fatal, un hechizo que te acabará haciendo daño, una belleza tan profunda que lleva a infravalorar la sospecha de que te acabe poniendo una pastillita en el café cualquier tarde de domingo. Joël era un nuevo Koscielny. La primera vez que lo vi me volvió loco y lo expulsaron antes del descanso. Van Gaal se lo llevó al Mundial porque a Louis también le gusta este tipo de gente. Hoy he venido hasta el Amsterdam Arena para verlo en vivo y a Joël lo han vuelto a expulsar -también contra el Barça-. Y como aquella vez, su partido estaba siendo escandalosamente bueno -aunque todos sabíamos, desde que vio la primera amarilla, que lo acabarían echando-.

Veltman Ajax Eduardo Ferrer AlcoverLa salida de balón es una de las grandes virtudes de Joël Veltman (Foto: Eduardo Ferrer Alcover; todos los derechos reservados).

Porque Veltman te da mucho, ¿eh? Frank de Boer no está tan loco. O sea, a veces lo parece, ¿no?, como cuando pone a Serero de medio centro puro y a Lucas Andersen de interior y pretende competirle al Barcelona. Pero bueno, eso forma parte de su gracia, de su encanto. Si no hiciera eso, ver al Ajax no sería una experiencia extrema como lo es ahora. Si el riesgo te asusta no mires cuando Thulani hace una ruletita en la frontal del área propia y tiene a su alrededor a Messi, Neymar y Suárez. Pero oye, Frank sí va a mirar. Frank va a mirar porque a Serero ahí lo ha puesto él, y ya sabe que esto es un juego de atreverse o no atreverse, de caerte muchas veces cuando te atreves y de levantar los brazos alguna vez precisamente porque has puesto a Serero de medio centro y porque Veltman va a anticipar a campo contrario ante el Barça teniendo una amarilla. ¿Qué quieres? No se puede ser guay sin serlo.

Y sí, ya lo sé: ¿de qué te sirve ser guay si pierdes? De nada, pero el tema es que no siempre pierdes. De hecho, a Frank le quedó la sensación de que debieron no perder. La casi excelente primera parte de su equipo y los penaltis no pitados fueron sus argumentos. ¿Quién jugó el partido de su vida?, le preguntaron. “En la primera parte, todos. Tú miras cómo estuvieron Moisander y Veltman saliendo a por los atacantes del Barça… Uff… Estuvieron inmensos”. Veltman. A Frank le encanta Veltman. ¿Pero Veltman corregirá esa precipitación?

Frank de Boer: “Creo que la primera amarilla era necesaria porque había que parar esa contra. Venía de una jugada en la que creo que nos hacen una falta… En la segunda sí pienso que tenía que haber estado más listo. Pero pienso que la manera de aprender a ser más listo en esas situaciones es jugando estos partidos contra equipos como el Barcelona. Si esto continuara así durante muchos años sería un problema, pero es joven y tiene tiempo de aprenderlo. Y yo le tengo toda la confianza del mundo; confío absolutamente en que lo va a aprender“.

La falta de la primera amarilla de Veltman acabó convirtiéndose en el 0-1 de Messi. Hasta ese momento, el partido del Barça era más que discreto. El 0-2 del argentino, el que igualó el registro histórico de Raúl González, llegó ya cuando Veltman se había ido expulsado. Joël fue el antihéroe de la noche, pero su anticipación y su salida de balón fueron importantísimos para que el Ajax firmara una primera parte de gran nivel ante el conjunto de Luis Enrique.

Foto de portada: Eduardo Ferrer Alcover; todos los derechos reservados.

Related posts

5 comments

Si Veltman te enamora tanto con Varane debes caer desmayado cada vez que lo ves jeje

Como dices es un central con luces y sombras, si es capaz de ir corrigiendo esas sombras seguro que tendrá la oportunidad de dar el salto a un equipo de más nivel como lo hicieron Vertonghen y Alderweireld. Yo creo que lo conseguirá.

La primera parte de ayer yo creo que hizo que más de un directivo del Barça apuntara el nombre de Frank de Boer en la lista de entrenadores filosofía Barça o si ya lo tenían escrito que por lo menos lo subrayaran.

Si bien es cierto que el rival no fue de cuartos o semis de champions (aunque al Barça últimamente tampoco se necesita de eso para complicarle la vida) el partido de Messi de anoche fue apoteósico, marcó 2 pudo hacer 4, pero más allá de eso lo que más me sorprende de este jugador es su capacidad para hacer todo con criterio, lo que pide la jugada en cualquier parte del campo, y cuando decide acelerar, poner otra marcha, genera jugadas en las que uno se jacta estar viviendo un fútbol que difícilmente vuelva a repetirse, y si lo hace, pasará dentro de muchos muchos años.
Lo otra marca del partido de ayer fue el buen nivel de Xavi, tal vez (viendo el nivel de los medios culés últimamente) fue la mejor noticia para el Barça. La otra cara de la moneda, para bien y para mal, es lo mucho que necesita el Barça a Xavi para hacer su juego, es la piedra angular del equipo y le cuesta mucho realizarlo sin él. Le costará mucho remplazarlo o tal vez la solución esté en variar el estilo tan incuestionable.

El artículo es fantástico. Calquier cosa de más que ponga, está de sobra.

PD: FRank de Boer como elemento regenerador de la filosofía culé: mismo estilo, miesmo arrojo que Pep, pase lo que pase+confianza y juventud. ¿Lo ves o no, Axel?

Deja un comentario

*