Al ritmo del drenaje de Da Luz

Estadio Da Luz (Foto: Florent Dusonchet)

En el Benfica-Olympiacos de esta noche emergió un protagonista totalmente inesperado: la lluvia. Un diluvio monumental en Lisboa condicionó en gran medida el encuentro del Estadio Da Luz. Hubo partido hasta que el césped aguantó. Tras el descanso el balón dejó de rodar sobre el verde. La cantidad de agua era tal que todos los pases se frenaban antes de llegar a su destino. El césped no empezó a drenar el agua hasta el último cuarto de hora, con ambos equipos prácticamente fuera del partido tras media hora de caos y desconcierto.

Al final quien se dejó dos puntos fue el Olympiacos, que dejó escapar la victoria en los últimos minutos. El Benfica empató en un córner en el que Roberto midió fatal su salida. El balón le cayó a Cardozo en el área pequeña y lo empujó a la red. El córner no era, pero el error de Roberto tampoco es justificable. En ningún caso. Aun así, la primera mitad fue notable en lo futbolístico. Aunque este error echara a perder casi todo el trabajo hecho.

Estadio Da Luz (Foto: Florent Dusonchet)
Estadio Da Luz (Foto: Florent Dusonchet)

El conjunto griego había sido mejor en los primeros 45 minutos. Bien colocado sobre el césped, el equipo de Míchel incomodó al Benfica sin el balón y le hizo muchísimo daño cuando lo recuperó. Mitroglou se impuso a Luisao y Garay en todo momento y jugó de espaldas para Fuster, Weiss y Domínguez. Empezó mejor el centrocampista español, bastante participativo en los primeros minutos, pero después los otros dos atacantes asumieron mayor protagonismo. Aunque ninguno marcó diferencias como Mitroglou, que en un contraataque propiciado por una torpe pérdida de André Almeida en su propio campo asistió con el tacón a Domínguez, que anotó el 0-1 tras regatear a Garay. Mitroglou hizo daño cada vez que tocó el balón.

La historia de la segunda mitad ya la conocemos. Agua, agua y más agua sobre el césped. Para más inri, las mejores jugadas fueron anuladas por fuera de juego. Así apetecerá más el Olympiacos-Benfica que se disputará dentro de dos semanas. Algunos nos hemos quedado con ganas de ver a ambos equipos competir en unas condiciones decentes, al menos similares a las del primer tiempo. Además, ese duelo será decisivo. Quien gane rozará los octavos de final.

ACCEDE AL RESTO DE POSPARTIDOS DEL MIÉRCOLES HACIENDO CLICK SOBRE EL QUE PREFIERAS::

Bayer 04 Leverkusen vs Shakhtar Donetsk
Manchester United vs Real Sociedad
Real Madrid CF vs Juventus
Galatasaray SK vs FC København
RSC Anderlecht vs PSG
CSKA Moskva vs Manchester City
FC Bayern München vs FC Viktoria Plzeň

Related posts

2 comments

Increíble la jugada en el segundo tiempo en que un jugador del Olympiacos remata, no recuerdo en este momento quién era, la pelota ya lo había pasado a Artur y esta se detiene por la impresionante cantidad de agua que había en el área del Benfica, en condiciones normales hubiese significado el 0-2 y casi liquidaba el partido. Realmente era como para que se suspendiese, al menos hasta esperar a que las condiciones del terreno mejoraran.

Esa fue la que mejor reflejó lo que fue la segunda mitad. Era imposible jugar. De hecho, uno de los futbolistas del Olympiacos creo que intentó empujarla, pero calculó mal el bote, se pasó de frenada y llegaron antes un par de defensas encarnados.

Yo creo que esta fue la razón por la que entraron Yatabaré y N'Dinga en la segunda mitad. Futbolistas más físicos para adaptarse mejor a las condiciones del terreno de juego. Y sí, seguramente lo mejor habría sido esperar unos 15-30 minutos para ver si dejaba de llover. Fue una lástima que condicionara tantísimo la segunda mitad.

Deja un comentario

*