Allegri da forma a su equipo

Allegri Juventus Focus

A veces una chispa desencadena todo. Un momento, una idea, un instante. Cuenta la historia popular que Arquímedes descubrió la fórmula para calcular el volumen de los objetos al meterse en la bañera. También cuenta Martí Perarnau en Herr Pep, que Guardiola decidió situar a Alaba y Lahm como falsos interiores en uno de esos momentos de claridad. Eso sí, antes de ponerla en práctica, pidió el visto bueno a sus hijos.

No sé si Allegri estaría en el baño o con Valentina y Giorgio cuando decidió modificar el esquema de su equipo, el 3-5-2 que tanta gloria había dado a Conte, para dar cabida en el once a los cuatro centrocampistas. Con Marchisio, Vidal, Pirlo y Pogba juntos, el equipo domina el balón, protege al veterano mediocentro, y permite al chileno pisar el área con libertad.

Con esta decisión, Massimiliano ha dado su toque personal a un equipo que ha evolucionado respecto al del seleccionador italiano. Si consigue jugar los octavos, habrá ganado.

Un comienzo difícil

Más que el juego del Malmö, el principal rival de la Juve fue el estado del terreno de juego. El césped mezclaba con barro, y saltaban trozos de campo, como costras que se separan de la herida. La primera media hora transcurrió sin apenas ocasiones, y en los últimos quince minutos de la primera parte, los suecos tuvieron un par de disparos que pudieron acabar en gol.

Juventus Llorente Focus

Fernando Llorente marcó el primer gol del partido. Foto: Focus Images, Ltd.

Todo cambió en la segunda parte. Nada más salir, Marchisio tuvo una ocasión clara tras un buen pase de Llorente, pero Robin Olsen, el mejor jugador de su equipo, evitó el gol. Pasaron solo dos minutos, y esta vez fue el rubio piamontés el que asistió al rubio navarro. Llorente recorrió la mitad del campo con el balón pegado a la bota, regateó al portero y marcó, recordando el gol de Raúl a Cañizares en París.

A partir de ahí, el rombo formado por Pirlo, Marchisio, Pogba y Vidal dominó con solvencia el partido. El mediocentro ordenaba, los interiores al galope, arriba y abajo, el chileno en el área, Llorente de 9, y Tévez en todos lados.

Dispusieron de muchas ocasiones los turineses, entre ellas un disparo al larguero de Morata, que volvió a sustituir a Llorente. Un minuto después, en el 87′, llegó el gol de Tévez, en un contraataque en el que los suecos pidieron falta de Álvaro en el saltó con Johansson. 0-2, y el central sueco expulsado. Por hablar.

La Juve depende de si misma para estar en la siguiente ronda, pero el fantasma de la nevada en Estambul aún colea.

Marchisio: “Estamos preparados para jugar contra el Atlético. Somos segundos, y dos de los tres posibles resultados nos clasificarían. Pero no debemos fallar.”

Related posts

Deja un comentario

*