Almirante Kums

El Gent estará en octavos si derrota al Zenit. Foto: www.rsca.be.

Hubo un futbolista que se manejó como ninguno dentro de la épica y los nervios propios de un debutante en Champions como Gent. El capitán del equipo belga, Sven Kums, se inhibió de toda la presión que rodeaba el ambiente del campeón de la Jupiler Pro League y pese a ser él también un debutante en la máxima competición continental a sus 27 años lideró a su equipo con una actuación estelar. Completó un partido a la altura de los mejores nombres que copan las portadas de todos los medios en cada jornada del torneo desde la posición de mediocentro corrector, con un despliegue soberbio que permitió que el Gent fuese superior al Lyon en la primera mitad y sufriera menos de lo esperado en la segunda pese a terminar con dos expulsados.

Junto al brasileño Renato Neto, con mayor presencia física, ida y vuelta y un desplazamiento largo notable, el doble pivote del Gent se impuso al centro del campo lyonnais en la primera mitad. El elenco belga salió con un 4-4-1-1 que quizás sorprendió a su adversario porque le permitió salir siempre con relativa comodidad por los flancos, donde no siempre llegaban los interiores del rombo de Fournier. Con muchos hombres por dentro pero pocos por fuera, el Lyon no siempre podía abarcar todo el ancho del campo sin abrir algún resquicio en el sistema defensivo. Así el Gent tuvo más la pelota (y mejor) en el tramo inicial, donde exhibió la personalidad que lo llevó a ganar el campeonato belga. Esta superioridad, basada en el criterio y precisión de Kums y Neto, sirvió para obligar a recular al OL, generar un par de ocasiones de Depoitre a la espalda de Umtiti y mantener a raya a un rival que solo se acercó con peligro en una ocasión, después de una acción en la que un dubitativo Nielsen se mostró poco contundente en el eje de la zaga. Porque cuando los franceses recuperaban, Kums siempre estaba atento para evitar que progresaran por dentro. Borró a Valbuena en la primera mitad.

Kums Foto: www.rsca.be
Kums Foto: www.rsca.be

Sin embargo, antes del descanso Dejaegere fue expulsado en una acción muy polémica. El extremo del Gent pisó a Gonalons en un balón dividido en el que llegó tarde y vio la tarjeta roja directa. Esta cartulina, además, vino precedida por varias faltas que recibió el propio Dejaegere no menos duras que la que él mismo cometió en ese momento. Con inferioridad numérica, el Gent se replegó en espera de una opción de desplegarse al contragolpe o de castigar a balón parado, pero fue justamente en un córner (que no era, para calentar más al público local) cuando Jallet abrió la lata en el minuto 58. El gol del lateral francés, que cabeceó completamente solo en el primer poste, parecía terminar con la resistencia belga, pues el Lyon monopolizaba la pelota y empezó a encontrar a Valbuena con mayor frecuencia.

Dejaegere fue expulsado en el minuto 40. Foto:  www.rsca.be
Dejaegere fue expulsado en el minuto 40. Foto: www.rsca.be

Fue entonces, en el momento más complicado, cuando el capitán Kums volvió a emerger de nuevo. Poco a poco el Gent recuperó el control del esférico y empezó a avanzar en campo contrario con mayor orden. Y el mediocentro belga se sacó una asistencia mágica de la chistera después de un brillante toque de espaldas de Depoitre, que completó un trabajo magnífico en solitario en punta. A partir de ahí, Kums vio el agujero que había dejado Morel en el lateral zurdo y habilitó con el exterior a Milicevic, que cruzó la pelota para batir a Anthony Lopes y marcar el primer gol del Gent en la historia de la Copa de Europa. Con peores futbolistas (y uno menos que el rival), los belgas seguían muy vivos.

Con el gol del empate continuó el recital de Kums, que se hartó de recuperar balones en la medular y de provocar faltas en situaciones de inferioridad que permitían al Gent salir y respirar durante algunos segundos. El Olympique de Lyon se ofuscó y solo encontró una solución en la profundidad que aportó Jallet por la banda derecha, aunque prácticamente todo terminó basándose en colgar balones al área en busca de un remate en el punto de penalti. Pese a ello, en un pase filtrado por el centro, Foket agarró a Kalulu dentro del área y lo derribó para evitar que rematara completamente solo ante Sels. Penalti y segunda expulsión en el minuto 87. Entonces, pese a haber dejado alguna duda en el juego aéreo, el portero local tuvo la oportunidad de convertirse en el héroe del Gent. Lacazette tiró el penalti y el arquero lo detuvo levantando el brazo izquierdo en una parada muy bella que mantiene al delantero del OL con el contador de goles a cero esta temporada. En el descuento el Lyon apenas inquietó pese a la inferioridad numérica de los belgas y los debutantes sacaron un punto de muchísimo mérito en una noche en la que Milicevic y Sels pasarán a la historia. Algo que no hubiese sido posible sin el desgaste de Depoitre en punta y, sobre todo, sin el brillante trabajo oscuro de Sven Kums en el centro del campo.

Lacazette / Foto: Jejecam
Lacazette falló un penalti. Foto: Jejecam
Foto de portada: www.rsca.be

Related posts

Deja un comentario

*