La noche de Amsterdam se le hizo larga al PSG

El Amsterdam Arena empieza a disfrutar con el fútbol de Kasper Dolberg. Foto: Focus Images Ltd.

Era una pelea de figuras millonarias contratadas en su gran mayoría a golpe de talonario contra un grupo de canteranos formados en la escuela romántica por excelencia del fútbol europeo -ayudados, eso sí, por fichajes foráneos de una dimensión menor a la de los oponentes parisinos-. Y esa diferencia de jerarquía, de posición en el stablishment del continente, pareció reflejarse en el tramo inicial de un encuentro que tenía toda la pinta de decidirse por las clásicas novatadas inocentes de los niños chicos.

Frank de Boer fue fiel a su 4-3-3 y buscó reproducir la misma estrategia que tan bien le funcionó frente al Barcelona la temporada pasara: dos interiores dinámicos, capaces de aparecer en cualquier momento desde segunda línea y de acelerar con la pelota o al espacio, Davy Klaassen y Thulani Serero, serían los encargados de atacar la espalda de Verratti y Thiago Motta, que formaban un doble medio centro en el que uno se encargaba más de la salida del balón y el otro de torpedear esas avalanchas que proponían los neerlandeses. Con todo, el inicio de partido fue mejor por parte del PSG, que pronto observó cierto nerviosismo en la zaga local.

Disposiciones iniciales:

Ajax vs PSG - Football tactics and formations

Sin tiempo para calmar la tensión, Boilesen controló mal un balón largo de Thiago Motta y luego cayó al suelo cuando sintió la presión de Lucas Moura. Pidió falta desesperadamente mientras Cavani celebraba el gol, aunque realmente no lo pareció en ninguna de las múltiples repeticiones. Un cuarto de hora, 0-1, y la amenaza de la historia de siempre: intenciones preciosas y errores de principiante. Ya en el segundo tiempo, en la primera jugada tras reanudarse el juego, Moisander perdió la pelota siendo el último hombre y dejó solo a Lucas -de nuevo él, siempre atento a la posible pérdida- ante Cillessen. El brasileño la mandó fuera y entonces Laurent Blanc debió imaginar que le tocaría sufrir. Y más cuando Marquinhos también cabeceó desviado por muy poco un centro lateral. Porque el Ajax estaba despertando, estaba dejando atrás los complejos y cada vez se veía más capacitado para someter a su adversario. De ahí que perdonar el 0-2 pudiera resultar tan caro. Lo acabó siendo: Lasse Schöne empató de falta directa –Sirigu pudo hacer más- y estuvo a milímetros de repetir desde más lejos -entonces sí, el italiano la despejó contra el poste-.

Sirigu PSG FocusSalvatore Sirigu reaccionó algo tarde al disparo de Schöne que supuso el 1-1, pero luego evitó el segundo (Foto: Focus Images Ltd).

El danés fue el mejor jugador del Ajax, aunque su joven compatriota Lucas Andersen le siguió de cerca. Diestro -aunque ubicado en el perfil izquierdo-, 20 años, volvió loco a Van der Wiel en su regreso al Amsterdam Arena. En realidad todo el PSG acabó desorientado. Perdió una gran cantidad de balones en campo propio en los últimos diez minutos y se vio encerrado defendiendo subidas constantes de Boilesen, apariciones sorprendentes de Klaassen -¡qué jugador!, ¡qué jugador!-, amagues del descarado Andersen… Cuando Stark pitó el final, el punto que ningún francés habría firmado al descanso parecía tener un gran valor. El silbido que ponía final al encuentro debió frustrar más a Frank de Boer que a Laurent Blanc. Si la noche se llega a prolongar un poco más, Amsterdam podría haberse convertido en un lugar demasiado peligroso.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

8 comments

Y al PSG le viene pasando lo mismo durante este inicio de temporada. Esto ya no es casual.

Sobre el Ajax, pues efectivamente, siempre les va a costar un poco en Europa, por la juventud e inexperiencia de su plante, pero es realmente un equipo muy interesante de observar siempre, por esos talentos en bruto que siempre tiene, que pule, que proyecta y hace crecer. Hoy, por ejemplo, me gustó mucho Andersen: es joven y crecerá aún más, pero dejó detalles de enorme clase y talento.

Siempre me generará enorme simpatía el Ajax, más allá de los resultados.

Un poco off topic, pero interesante la generación que se está armando en Dinamarca: Boilesen, Andersen, Eriksen, Fisher, Højbjerg, Kusk, Sloth…

Era todo mucho más romántico antes de Bosman, ahora se pueden ver superequipos y desde luego es más justo y legal para el trabajador, pero ver al Ajax como una especie de equipo filial de las grandes ligas da pena.

Ahora, sobre el PSG.

Es realmente un gran equipo? no sé, francamente me luce un poco sobrevalorado; al menos, al nivel de los mejores no creo que esté aún.

O acaso jugadores como Maxwell, Thiago Motta, Van der Wiel (que a hoy día no son nisiquiera alternativa en sus selecciones) serían titulares en equipos TOP como Bayern, Madrid o Barca a hoy día? difícilmente…

Sumémosle además las intermitencias de un Cavani que no despega, pero que con Blanc, al parecer, tiene una titularidad por decreto.

A mi Motta me parece infravalorado, es un caso en cuanto a nivel con cierto paralelismo al de Tiago, con la veteranía ha alcanzado un nivel top, es el que menos nombre tiene del centro pero no lo hace peor que los Matuidi, Cabaye o Verratti.

Estoy de acuerdo en los laterales, aunque se supone que el izquierdo la apuesta a medio plazo es Digne si es cierto que no son primeras figuras, pese a la fama y el coste a mi David Luiz en el centro tampoco me lo parece.

Durante el verano se especuló con Di Maria y Cavani, supongo que una operación dependía de la otra, de haber salido les solucionaba un par de problemas. El equipo al final se encuentra con dos figuras como Pastore y Cavani sin un rol adecuado a sus cualidades, si meten doble punta parece que Ibra no termina de estar cómodo y se quedan sin hueco adecuado para Moura y para lo que piden a Cavani ahora casi les rendiría más Lavezzi (que no me apasiona).

A mí Motta no me termina de convencer; me resulta demasiado intrascedente; no lo veo ni veloz, ni ágil en el corte, ni mucho menos con un talento top para sacar la pelota jugada o enviar balones largos de forma precisa. Para mí es rendidor, nada más allá de éso. Insisto en que en un equipo realmente TOP hoy no sería titular jamás.

Sober lo de David Luiz, pues concuerdo. Defensor 100% sobrevalorado… jamás me transmite seguridad en ningún partido: es absolutamente desordenado.

Deja un comentario

*