Nasri y los carrileros

luciano-vietto-mariano-ferreira-samir-nasri-sergio-escudero-vitolo-sevilla-sevillafc-es

El Sevilla FC venció en Zagreb al GNK Dinamo por 0-1 gracias a un gol de Samir Nasri. El centrocampista francés –definitivamente reconvertido a interior– marcó diferencias en el partido del Maksimir al completar el buen trabajo de los carrileros de Jorge Sampaoli. El técnico argentino optó por jugar en Croacia con un 3-5-2 en el que Mariano y Sergio Escudero fueron considerablemente incisivos. Los laterales brasileño y español propiciaron muchas situaciones de ventaja frente a un Dinamo replegado y más conservador de lo esperado. El conjunto de Ivaylo Petev pagó caro su mala defensa de las bandas y la desconcentración momentánea de algunos de sus cinco defensores. Así, acabó cayendo por la mínima en un encuentro con el que el Sevilla finaliza su mala racha como visitante en la Champions. El desborde de Mariano y la picardía de Nasri en el 0-1 acaban con siete partidos sin vencer lejos del Ramón Sánchez-Pizjuán en la máxima competición continental. El Sevilla suma tres puntos en Croacia que le acercan considerablemente a la clasificación para los Octavos de Final.

“Buscábamos consolidar un poquito defensivamente y soltar laterales contra laterales, porque [el Dinamo] no tenía laterales que progresen muy bien en el campo. (…) Nasri tiene eso [liderazgo en el campo con la pelota] y nos está aportando su jerarquía

Jorge Sampaoli, entrenador del Sevilla en beIN Sports

GNK Dinamo Zagreb 0
Sevilla FC 1 (Nasri 37′)

Planteamientos iniciales del GNK Dinamo Zagreb-Sevilla FC
Planteamientos iniciales del GNK Dinamo Zagreb-Sevilla FC. Infografía: Share My Tactics.

El Dinamo y el Sevilla sorprendieron de inicio por sus cambios de esquema respecto a lo mostrado en sus últimos encuentros. Ambos conjuntos apostaron por sistemas tácticos con tres centrales. Pero cada uno lo hizo con una mentalidad y una intención diferentes. El Dinamo juntó a los carrileros con los zagueros en defensa de cinco y retrasó a sus centrocampistas en campo propio para ejecutar un repliegue intensivo. El Sevilla, en cambio, colocó a Nico Pareja, al recuperado Adil Rami y a Gabriel Mercado casi a la altura de la divisoria para que el resto de jugadores de campo invadiesen el territorio croata. Steven N’Zonzi, mediocentro titular, apenas tuvo presión de Junior Fernandes, el ‘9’ elegido por Petev para el encuentro. Además, Pareja y Mercado, centrales caídos a bandas, no fueron presionados por los centrocampistas del Dinamo, que eran todos jugadores de zonas interiores salvo Hilal Soudani.

Domagoj Antolić (mediapunta), Bojan Knežević (mediapunta) y Domagoj Pavičić (interior) se olvidaron de su vocación ofensiva y se replegaron sin encimar a Nasri y a Franco Vázquez, los interiores de Sampaoli. Antolić, además, estaba acostado al perfil izquierdo “a lo Koke” en lo que parecía una medida de Petev para frenar a un equipo de Sampaoli, pues el argentino acostumbra a juntar a muchos futbolistas en el pasillo central. Su temprana lesión (15′) propició el ingreso en el césped de otro mediapunta adaptado a un costado que se mostró muy desubicado: Ivan Fiolić. Su desconocimiento de la banda propició su mal posicionamiento en ella cuando el Dinamo defendía, que fue durante la mayor parte del partido. Eso invitó a Mariano a profundizar por un sector en el que Borna Sosa, el carrilero, no fue capaz de leer los movimientos ofensivos del brasileño. Sosa dejó expuesto constantemente a Filip Benković, el joven (19) central del perfil izquierdo que permitió la acción del gol sevillista. Por su zona, Mariano encontró a Nasri, quien solo tuvo que acompañar a la pelota con su pierna izquierda para anotar el valioso 0-1 final a falta de siete minutos para el descanso.

Mariano Ferreira Sevilla Focus
Mariano, clave en la última Europa League del Sevilla, dio una asistencia en Zagreb. Foto: Focus Images Ltd.

El Sevilla no solamente fue profundo por su flanco derecho. En el costado izquierdo, Sergio Escudero fue igual de penetrante que Mariano. El lateral vallisoletano se aprovechó (también) de la mala defensa de las bandas del Dinamo, solo que de manera diferente. Por su zona, Soudani dejaba a veces desprotegida su espalda al ser uno de los encargados –junto con Fernandes– de intentar estirar a su equipo. El argelino, extremo que se comporta más como delantero, se despistaba al volver a campo propio y normalmente perdía de vista a un Escudero que encaraba con facilidad a Petar Stojanović. El lateral esloveno, extremo reconvertido hace un par de años, sufría las conducciones de Escudero y padecía otra de las características tácticas de ayer del Sevilla de Sampaoli. Vitolo, delantero caído al perfil izquierdo en el 3-5-2, caía constantemente a la banda izquierda, la de Escudero. Stojanović y Leonardo Sigali, el central derecho del Dinamo, tenían que bascular demasiado hacia ese sector en lo que parecía ser un movimiento ideado por el técnico sevillista para liberar a Luciano Vietto entre los zagueros del Dinamo. Sin embargo, este movimiento propició en la práctica que Vitolo y Escudero se fuesen permitiendo, el uno al otro y de forma alternativa, el acceso al área de Dominik Livaković.

El Sevilla fue muy incisivo por sus carriles, pero también fue superior en la parcela central. Por eso, Samir Nasri volvió a liderar al equipo de Nervión, incluso el día en el que los más percusores fueron Mariano y Escudero. Esta afirmación se basa en la cantidad de momentos en los que Nasri intervino en el juego: 183 toques de balón y más de 150 pases intentados (pocos de ellos errados) en la medular de un Sevilla que acudía a él cuando no era capaz de profundizar. El futbolista cedido por el Manchester City se constituía como el receptor ideal del balón cuando el Dinamo lograba cerrar bien los costados o cuando N’Zonzi sacaba la pelota jugada por el centro (aprovechando la poca o nula presión de Fernandes). Con ‘el Mudo’ Vázquez unos metros por delante pese a partir como interior del 3-5-2, Nasri comandó la creación de juego desde el medio. Normalmente, el marsellés caía al perfil izquierdo, donde aprovechaba la mejorable cultura defensiva de Knežević (mediapunta de 19 años) para sumarse a Escudero y a Vitolo y dinamitar el sector derecho de la defensa del Dinamo. Sin embargo, también aparecía por el centro y por el perfil derecho, por el que se coló en la acción del gol. La entrada de un pivote puro como Jonas en sustitución de Pavičić al comienzo de la segunda mitad era un intento del Dinamo de minimizar su influencia en el juego. Pero el brasileño minimizó a un Vázquez poco activo en Maksimir y no a un Nasri diferencial e indispensable para el Sevilla actual.

Samir Nasri Focus
Nasri volvió a liderar al Sevilla pese a que su equipo hiciese más daño por bandas. Foto: Focus Images Ltd.

El Sevilla ganó por la mínima pero fue el dominador de un partido en el que el Dinamo Zagreb apenas replicó. El 73% de la posesión la gestionó un Sevilla que pudo ampliar su ventaja cerca de la hora de juego, cuando Vietto erró una ocasión muy clara solo ante Livaković. El argentino, reconvertido en asistente en Leganés, volvió a mostrar ansiedad de cara a portería y fue sustituido poco después de su fallo por Wissam Ben Yedder. El conservador Dinamo de Petev solo intimidó al Sevilla en dos jugadas en torno al minuto 75. Ambas nacieron en córneres botados desde la esquina derecha por un Fiolić preciso en el golpeo de balón. En primera instancia, el líbero Gordon Schildenfeld remató de cabeza en el primer palo asustando a Sergio Rico. En segundo lugar, minuto y medio después, el balón salió despejado del área sevillista tras el saque y Sosa lo mandó fuera en un disparo lejano y potente que buscaba la escuadra izquierda de la meta visitante. Solo esos dos córneres permitieron recordar que Rico era el guardameta de un Sevilla que sale de Croacia con tres valiosos puntos. Siquiera la entrada de Ángelo Henríquez a falta de 3 minutos animó al Dinamo, que acabó con un doble ‘9’ chileno y que provocó la salida de Vázquez por Vicente Iborra en un Sevilla que pensó en el “por si acaso”. Con esta victoria, el Sevilla podría confirmar matemáticamente su pase a Octavos de Final en su estadio ante el propio Dinamo siempre que gane y que la Juventus también lo haga en Turín ante el Olympique de Lyon.

Foto de portada: www.sevillafc.es.

Related posts

5 comments

Gracias David por la crónica. En mi opinión, Vázquez no partía de la posición de interior sino era el segundo punta que acompañaba a Vietto (ayer en El Club las posiciones medias venían a indicarlo). Un par de preguntas: ves el nivel de Escudero ahora mismo de selección- tras Alba si está bien- ante el bajón de Bernal o al menos cercano a Monreal? La segunda, sobre el nivel Nzonzi de mediocentro único, ¿qué te está pareciendo? ¿No crees que la escasez de jugadores en esta posición puede hacerle muy interesante (si se mantiene así) para el City o el Bayern que también juegan con un solo MC?

Estuve revisando esas infografías de los compañeros de El Club, pero sigo pensando que era más Vitolo el que partía junto a Vietto pero muy caído al perfil izquierdo. Básicamente, por las alturas a las que intervenían con el balón Vitolo y Vázquez, por la cantidad y la forma en la que intervenían (más verticalidad Vitolo, más horizontalidad Vázquez) y por las alturas a las que se colocaban al defender. Y, de hecho, creo que ayer ante el Atlético de Madrid Sampaoli repitió exactamente la misma estructura. Pero tampoco es algo que altere en exceso los análisis, creo. Las claves en Zagreb y contra el Atlético fueron Nasri y los carrileros (además de N’Zonzi por su gol a los colchoneros, claro).

A Escudero lo estoy viendo a muy buen nivel desde mediados de abril, más o menos. Ha hecho que el sevillismo no eche en falta a Trémoulinas, lo cual tiene mucho mérito. Pero no tengo claro si esto le abre o no las puertas de la selección. Podría ser un nombre a considerar, aunque mi opinión no valdrá nunca tanto como la lista. Respecto a N’Zonzi, creo que todavía debe mejorar ante la presión de los rivales cuando saca la pelota jugada. Eso se puede trabajar porque condiciones tiene y porque ya es el regulador de pases que está por detrás de Nasri y encargado de propulsar a Nasri por dentro. Si lo consigue y no sufre al recibir desde atrás y girarse, sí le veo capaz de asentarse en la élite mundial. A la hora de ejercer defensivamente… su físico ya te alertaba en la Premier de que era un guardaespaldas ideal. Llegó a Sevilla avalado por un tal Tony Pulis, que de defender sabe bastante… Veremos qué le depara el futuro. Por ahora, es un pilar maestro del Sevilla de Sampaoli y cada vez se agrieta menos.

Por cierto, respondiendo a n me he dado cuenta de otro argumento por el que creo que Vitolo comparte línea con Vietto en el 3-5-2: probablemente, Vitolo es al Sevilla de Sampaoli lo que era Alexis a la Chile de Sampaoli. Las posiciones de partida de ambos serían la de extremo, pero con Sampaoli Alexis jugaba de delantero caído a una banda mientras Vargas (Vietto) se quedaba en zonas cercanas al punto de penalti jugando a su altura en 4-4-2 en rombo. Además, había veces en las que Alexis tenía que jugar como carrilero en Chile (como Vitolo al comienzo de esta temporada por las lesiones en defensa en el Sevilla)… creo que inconscientemente este hecho me hizo no dudar a la hora de definir el esquema de Zagreb.

Qué gusto da leer este tipo de artículos! Le recuerdan a uno que aún quedan periodistas deportivos en España.

Por cierto qué lastima que el Sevilla no tenga un 9, por que si en vez de Vietto tuvieran un goleador, este equipo estaría para pelear hasta el final en Liga y Copa de Europa

¡Muchísimas gracias!

Y coincido contigo en que la carencia de un ‘9’ regular le resta algo de competitividad al Sevilla. De los 21 goles que lleva hasta ahora en todas las competiciones, contando el de ayer de N’Zonzi al Atlético, 13 los han anotado centrocampistas y defensores. Es el 62% de los goles. Vietto me parece mejor segundo punta que delantero, y sus asistencias en Leganés creo que me invitan a pensar en que él está de acuerdo conmigo. Quizá Sampaoli usa a Vietto como a Vargas en la Chile de 2015, pero la temporada europea es mucho más larga y exigente que un torneo corto (por exigente que sea la Copa América, que lo es). A ver si el Sevilla se mueve en invierno para reforzar la delantera o confía en Ben Yedder con más frecuencia…

Deja un comentario

*