Imbatible Rico

Sergio Rico Sevilla Focus

El Sevilla FC consiguió empatar 0-0 ante la Juventus en Turín gracias al acierto y a los reflejos de Sergio Rico. El guardameta de Montequinto se agrandó entre los palos de la portería del Juventus Stadium. Exhibió un nivel similar o mayor a aquel que le abrió las puertas de la selección española el año pasado. Salvó a su equipo cuando los riesgos del estilo de Jorge Sampaoli provocaron pérdidas y situaciones de uno contra uno frente a él mismo. Se estiró en el descuento para salvar el punto en casa de un aspirante a la Champions cuando Alex Sandro le remató con malicia a dos minutos del final. E incluso tuvo a la suerte de su parte cuando Gonzalo Higuaín remató de cabeza contra su arco y el esférico rebotó en su travesaño. El imbatible portero sevillano fue la figura clave del encuentro inaugural de la Champions para Juventus y Sevilla. Frustró a los bianconeri, que se quedaron sin marcar tras 16 partidos oficiales haciéndolo. Además, aseguró un punto muy valioso para las cuentas de los sevillistas, que vieron como Sampaoli fue moderando su propuesta hasta ser más defensivo que Unai Emery y resistir donde el vasco no lo consiguió hace un año. Con el punto obtenido allá donde Rakitić alzó la tercera Europa League, el Sevilla se siente más cerca de los Octavos de Final de la Champions. Quizá el equipo no esté del todo adaptado a Sampaoli y quizá Sampaoli esté aún adaptándose a Europa. Pero es un hecho que los de Nervión están invictos en Liga y Champions y que los resultados les acompañan, Supercopas aparte.

Está muy maduro, seguro con los pies y muy tranquilo. Tuvo una etapa importante en el final [del partido] que nos ayudó. (…) Sergio tuvo la misma solidez del equipoEstá pasando un buen momento pero tiene competencia con un arquero de selección italiana, así que va a tener que mantener este nivel porque Sirigu está con muchas opciones de jugar. [Rico] Es un arquero joven de crecimiento y ojalá termine siendo el portero de la selección española”

Jorge Sampaoli, entrenador del Sevilla, sobre Sergio Rico

Juventus 0
Sevilla FC 0

Un Sevilla atrevido de inicio

Planteamientos iniciales del Juventus-Sevilla FC

Si en la Juventus solo sorprendía la suplencia de Miralem Pjanić por decisión técnica, en el Sevilla hubo varias cuestiones inesperadas. Sampaoli alineó un trivote en el más puro y defensivo sentido del término. Vicente Iborra, Matías Kranevitter y Steven N’Zonzi protegían la medular por delante de una defensa de cuatro esperable y por detrás de una línea de tres atacantes sin ‘9’ puro. Pablo Sarabia era volante izquierdo, Vitolo su homólogo derecho y Franco Vázquez ejercía de falso ‘9’. El Sevilla, como buen equipo de Jorge Sampaoli, no se arrugó en el escenario en el que comparecía y tradujo en fútbol la premisa más identificable de la propuesta del de Casilda: defender atacando. Los hispalenses quisieron el balón desde el principio y, si no lo tenían, Sarabia, Vázquez y Vitolo presionaban cada uno a un miembro de la recuperada BBC de Italia (Andrea Barzagli titular) para robarlo. Los de Nervión querían el balón, sí, pero tenían problemas para sacarlo jugado de campo propio. Nico Pareja y Adil Rami se abrían considerablemente para propulsar a los laterales, los cuales no podían recibir al quedar encimados por los carrileros juventinos Patrice Evra y Dani Alves. No obstante, que los centrales se abrieran tanto evitaba que fueran presionados por el tándem Gonzalo Higuaín-Paulo Dybala. Los argentinos presionaban los ofrecimientos de Kranevitter y de N’Zonzi para sacar la pelota por dentro. Ese obstáculo llevó al Sevilla a tener que sacar la pelota con juego directo y con envíos aéreos para sus tres atacantes, ninguno especialmente hábil en esa faceta. No obstante, Vitolo y Sarabia conseguían utilizar alguno de esos balones llovidos para establecer jugadas aisladas que empezaban en el espacio entre los carrileros y los centrales de la Juventus. Pero esos balones no fueron lo suficientemente útiles como para que el Sevilla tuviera grandes ocasiones de gol.

En alguno de esos envíos aéreos, el Sevilla rifaba la pelota y sufría las consecuencias de estar con los centrales tan abiertos de inicio. A los 29 minutos, Dybala falló una clara ocasión de gol después de conducir sin oposición un contragolpe en el que perdió el uno contra uno frente a Sergio Rico. Además, esos estorbos en la medular de Dybala e Higuaín propiciaron pérdidas en el centro del campo del Sevilla y más contragolpes locales. La mayoría de ellos los conducía un Dybala especialmente inspirado, que se encargaba de habilitar a un Sami Khedira muy proyectado al ataque en este comienzo de temporada. La sociedad entre el escurridizo segundo punta argentino y el interior alemán le dio muchas ocasiones a la Juventus en transición. Khedira falló dos muy claras y entre ambos articularon el contragolpe que acabó con centro lateral de Alves y remate al travesaño de Higuaín ya iniciada la segunda parte. Para ese momento, la Juventus había tomado el control del partido.

Paulo Dybala of Juventus during the Serie A match at Juventus Stadium, Turin Picture by Stefano Gnech/Focus Images Ltd +39 333 1641678 13/02/2016
Paulo Dybala fue el mejor jugador de la Juventus, lanzando contragolpes y entendiéndose a la perfección con Khedira. Foto: Focus Images Ltd.

La Juventus toma el mando

Tras una osada puesta en escena, Sampaoli cambió la disposición de su Sevilla en el descanso. El preparador argentino se mostró conservador como pocas veces en los últimos años y acentuó su trivote con una defensa de cinco. Reubicó a Sarabia como carrilero derecho, introduciendo a Gabriel Mercado como central diestro de una línea de tres compartida con Rami y Pareja. Escudero, lateral puro, se mantuvo como carrilero izquierdo, aunque sin posibilidad de despliegue en ataque frente a un buen Alves. Sampaoli apostó por meter a un centrocampista en el puesto de carrilero derecho porque esa era la zona menos sólida de la Juventus en defensa. Evra y un secundario Kwadwo Asamoah permitieron a Sarabia estirarse en más de una ocasión pese a que el ex del Getafe partía como defensor de un Sevilla que dio pasos atrás en la segunda mitad. La Juventus recuperó el balón y tomó las riendas del encuentro. Sin embargo, lo poco prolífico de su sector izquierdo provocó que solo las conexiones de Alves con la sociedad Dybala-Khedira generaran ocasiones elaboradas frente al arco de Sergio Rico. Además, por supuesto, del mencionado contragolpe que acabó en remate al travesaño de Higuaín.

Planteamientos para el segundo tiempo del Juventus-Sevilla FC

El desgaste de Sarabia llevó a Sampaoli a sustituirlo en favor de Joaquín ‘el Tucu’ Correa, quien se puso de falso ‘9’ desplazando a Franco Vázquez a un rol de segundo punta y a Vitolo al puesto de carrilero derecho. La idea del Sevilla era la misma que al comienzo de la segunda parte: replegar, destruir con el trivote y también salir al contragolpe (o con la pelota si se podía) por el perfil más débil de la Juventus. Este dejó de serlo cuando Allegri hizo un doble cambio que casi le da los tres puntos: fuera Asamoah y Evra, dentro Pjanić y Alex Sandro. El interior bosnio empujó a la Juventus hacia el área de Rico al añadir un nuevo socio a los ataques posicionales urdidos por Alves, Khedira y Dybala. Por su parte, el carrilero brasileño empezó a hacer daño a un Vitolo sacrificado pero sin conocimientos puramente defensivos. Sampaoli tuvo que maniobrar y quitar a Kranevitter para meter a Mariano. Tapó su vía de escape en la defensa de 5 a cambio de disolver el trivote. Pero la persistencia juventina, mantenida incluso cuando Marko Pjaca sustituyó a Dybala, forzó a Sampaoli a protegerse aún más. Tuvo que retomar el trivote para el descuento, con Daniel Carriço recuperado físicamente para tener unos minutos como mediocentro.

Así acabó el Juventus-Sevilla FC

Con el esfuerzo defensivo del Sevilla y las paradas de Sergio Rico, el conjunto de Nervión se lleva un punto que puede ser muy útil de cara a clasificarse para Octavos de Final. Por su parte, Allegri tuvo que calmar a la prensa y apelar a la prudencia después de que su Juventus fallara tantas ocasiones. La afición turinesa, eufórica tras la gestión bianconera en el mercatto, esperaba golear a un Sevilla que buscaba identidad. No fue así porque Sampaoli apareció con un plan defensivo inesperado en el segundo tiempo y avalado por Rico. Habrá que esperar dos semanas para saber si la Juventus golea en Champions. Será entonces cuando visite el Maksimir del Dinamo Zagreb mientras el Sevilla recibe al Olympique de Lyon en Andalucía.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Buen análisis! Qué te parecieron los planteamientos de partida? Quizá se centró Allegri demasiado en la presión alta poniendo a Asamoah/ Lemina, en lugar de utilizar a Pjanic (Hernanes el año pasado hizo mucho daño moviendo la pelota).
¿Y el de Sampaoli? Más allá del buen resultado, quizá un punta que estirase un poco al equipo (incluso con el mismo planteamiento, saliendo desde la izda en lugar de Sarabia) o Ganso/Kiyotake en lugar de Iborra (que jugó en papel ayudar a sacar el balón) hubiera ayudado a ser más dañino con el balón?

Deja un comentario

*