El Oporto accede a octavos presumiendo de pegada

FC Porto v BenficaPrimeira Liga

El Oporto se clasificó para los octavos de final de la Liga de Campeones tras doblegar a un Mónaco plagado de futbolistas poco habituales en su once titular. Los hombres de Sergio Conceiçao demostraron su poderío en las acciones de estrategia, volviendo a sacar rédito de una situación a balón parado para batir a Diego Benaglio cuando todavía no se había cumplido el minuto 10 de partido. Ningún equipo de la élite europea aprovecha más y mejor la pizarra y las acciones que de ella se derivan. Esta vez, Brahimi se encontró un balón dividido en las proximidades del área tras un mal despeje de Kongolo e inmediatamente decidió colocarlo a la espalda de la zaga monegasca, mal posicionada cuando trataba de reorganizarse. Aboubakar leyó a la perfección la trayectoria de la pelota y al primer toque adelantó a los suyos en el marcador. Por enésima ocasión, el gol se gestó en un libre directo botado por Álex Telles, uno de sus especialistas en esta suerte. La solvencia defensiva del equipo portista y la falta de motivación de los hombres del Principado acabaron por condicionar el desarrollo de un duelo donde la victoria local nunca estuvo en entredicho, el escenario deseado por el actual líder del fútbol portugués.

Al contragolpe, los lusos dejaron el partido visto para sentencia antes del descanso. La pasividad del Mónaco mezcló a la perfección con la voracidad de Aboubakar, un auténtico incordio para Glik y Jemerson. Uno de los centros del Oporto desde la derecha acabó en los pies de Danilo, omnipresente, previo toque ligero de Brahimi. El mediocentro apareció en la frontal, tocó rápido para Aboubakar y el delantero camerunés, que la pasada campaña brilló en el Besiktas, hizo retroceder a los centrales hasta encontrar un resquicio para armar su pierna derecha, batir de nuevo a Benaglio y sumar su segundo tanto de la noche. Sin tiempo para digerir el 2-0, un rifirrafe absurdo entre Felipe y Ghezzal puede comprometer el futuro del Oporto en la competición. La disputa en el círculo central, en la que ambos intercambiaron manotazos en la cara, se saldó con la expulsión de los dos jugadores, un castigo menor para el Mónaco pero traumático para los locales, asentados en la fiabilidad de Felipe y Marcano en el eje de la defensa. Sin el brasileño, la responsabilidad en la ida del cruce de octavos recaerá sobre el mexicano Diego Reyes, quien apenas ha disfrutado de protagonismo esta campaña y cuyo futuro parece lejos del norte de Portugal.

Oporto 5 (Aboubakar 9′, 33′, Brahimi 45′, Telles 65′, Soares 88′)
Mónaco 2 (Glik 61′, Falcao 78′)

Monaco vs Porto - Football tactics and formations

Las facilidades defensivas del Mónaco no cesaron y el Oporto optó por aprovecharlas, para disfrute de su afición. Intercambiando los papeles con Brahimi, Aboubakar filtraría un balón a la espalda de los centrales de Jardim para servirle en bandeja a su socio el tercer tanto de la noche. Con la clasificación en el bolsillo, los futbolistas de uno y otro equipo pasaron por los vestuarios antes de disputar un segundo tiempo cargado de goles. Glik recortaría diferencias al convertir un lanzamiento desde el punto de penalti; Telles anotaría la cuarta diana de los locales, colocando lejos del alcance de Benaglio un zapatazo desde la frontal del área; Falcao firmaría el 4-2 al cabecear al fondo de la red un buen servicio de Keita Baldé; y Tiquinho Soares cerraría la contienda imitando al punta colombiano, rematando con la testa y a la perfección un centro lateral. Ni con el 3-1 ni tampoco después del 4-2 los portugueses vieron peligrar la clasificación, pues el Mónaco siempre transmitió apatía.

El excelente trabajo sin balón de todo el colectivo, la mentalidad ganadora introducida por Sergio Conceiçao, la eficacia a balón parado y la pegada son varios de los credenciales del actual Oporto. Aboubakar, autor de cinco tantos en los cinco partidos que ha disputado durante la fase de grupos –se perdió la visita del Besiktas por sanción– representará la principal amenaza para el rival que se interponga en el camino de los dragones el próximo mes de febrero. Hasta entonces, el único representante portugués vivo en la máxima competición continental cambiará de rumbo y centrará su mirada en la liga lusa, el gran anhelo de la entidad tras casi un lustro de dominio del Benfica.

Felipe of FC Porto during the FC Porto training session at the King Power Stadium, Leicester Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264 26/09/2016
Felipe, central del Oporto, en Leicester (Foto: Andy Kearns/Focus Images Ltd).

Posibles rivales del Oporto en octavos

Barcelona, PSG, Tottenham, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Roma.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*