Pepe recuerda y Lucas proyecta

Real Madrid v Athletic BilbaoLa Liga

No hubo épica en Gelsenkirchen. La efervescencia emocional de la Champions no alteró esta vez los guiones preestablecidos y el encuentro siguió un desarrollo muy parecido al que todas las previas adivinaban. El Schalke 04 apostó de inicio por su clásico discurso de 5-3-2 y los once hombres detrás del balón basculando para tapar huecos, esperando que el pasar de los minutos enervara la estabilidad de su rival y provocara algún accidente. Cedió la pelota al Madrid y este hizo lo que tenía que hacer para que su extrema superioridad individual quedara de manifiesto en el resultado. Ni más, ni menos. No firmó una actuación colectiva rotunda que disipara las dudas e hiciera atemorizarse al resto de candidatos, pero supo descifrar las dificultades del encuentro y salió de él con el premio. Fue un partido maduro del equipo merengue y eso, viniendo de donde viene, ya es una buena noticia desde la cual construir. Además, Ancelotti pudo sacar varias conclusiones positivas para el resto de temporada. Una, importante: con Lucas Silva puede contar.

Ancelotti: Lucas Silva ha mostrado orden y personalidad en el campo. Jugó muy simple y con buenas ideas. Me ha sorprendido, no es fácil jugar con 22 años por primera vez en el Real Madrid.

Schalke 04 vs Borussia Moenchengladbach - Football tactics and formations
Planteamientos tácticos. Foto: sharemytactics

La idea del Schalke era facilitar la salida de balón al conjunto merengue a cambio de tener a muchos hombres juntos en su campo para encimar en cuanto el esférico aterrizara en tres cuartos y, de esta forma, reducir mucho su margen de maniobra. El hecho de jugar con cinco defensores permitía que los centrales pudieran salir de su zona a anticipar en cuanto un miembro de la BBC recibiera y, con la ayuda del lateral y el interior, bloquear sus movimientos. El Madrid, o ya lo esperaba, o descifró pronto que esperando fijos para recibir lo iban a tener difícil para hacer daño y, especialmente Benzema y Ronaldo, se movieron de forma muy inteligente para resquebrajar la estructura que había construido Di Matteo. El conjunto de Carlo Ancelotti habitualmente salía por su sector izquierdo, donde Isco y Marcelo ya se entienden como los gemelos Derrick: si tú me la das aquí, yo te la devuelvo por allí, si tú te vas por ahí, yo te compenso por allí. El problema es que, por mucha maravilla técnica que hicieran (el malagueño tuvo varias acciones francamente salvajes), al final no conseguían desorganizar al Schalke 04 y provocaban un cierto efecto embudo. Karim y Cristiano se percataron de aquello y colaboraron con dos movimientos opuestos que se iban alternando: uno iba a apoyarse y asociarse con los genios de la izquierda y el otro (y alguna que otra vez Bale) tiraba desmarques de ruptura para hacer mucho más profundo el campo y estirar a su rival. Fue así como, en balones laterales que hacían temblar a un dubitativo Wellenreuther (que al final, junto a un estimulante Felix Platte, acabó dejando alto el pabellón de la academia minera), el equipo blanco consiguió romper la estructura azul y como llegó el primer gol. Tras él, la tranquilidad en la toma de decisiones que había caracterizado al conjunto alemán se vino un poco abajo y el Madrid, que en un buen momento de forma podría haberlo penalizado con crueldad, sólo hizo un gol más. Tampoco tenía necesidad de volverse loco. Explicado a grosso modo el desarrollo general del partido, merece la pena detenerse en dos individualidades que salen reforzadas de la noche en el Veltins Arena.

Pepe vuelve y se hace el dueño de su defensa

El mes que ha estado de ausencia el legendario central portugués ha servido para reivindicar su infravalorada figura de forma extrema. Su excelencia habitual parece la norma en el equipo blanco y la salvaje seguridad que junto a Ramos otorga a su equipo se interpreta como una característica colectiva que con Varane u otro central no variaría. No es así. Volvió Pepe y, con él, volvió el Madrid que impone su ley en campo contrario: cortando posibilidades de contra, intimidando a los delanteros que quieran tirarle rupturas, corrigiendo los fallos de sus compañeros e impidiendo que nadie pueda recibir con comodidad en su zona. Lo suyo fue una exhibición y un recordatorio para toda Europa: aún le queda mucha cuerda. 

Lucas Silva, atrevido pero desordenado 

De entrada llama francamente la atención la personalidad del centrocampista brasileño y mucho más si se pone de relieve con la de su homónimo vasco. Con apenas 30′ de experiencia con la blanca, saltó a un rugiente estadio alemán en plena eliminatoria de Champions y la pidió con la personalidad del que juega con sus amigos. Desde el interior derecho no dejó de ofrecer apoyos, de dar continuidad a las jugadas, de compensar los movimientos de Kroos (el alemán ya puede irse a su sitio favorito, el sector zurdo, sin miedo a dejar cojo a su equipo) y de ofrecerse para contribuir a la salida de balón del equipo blanco. Sin hacer grandes genialidades, dio bastante agilidad a la circulación de balón del Real. También sin la pelota mostró prestaciones muy interesantes que contrastan con las de Illarra: intensidad en la presión, decisión a la hora de ir a encimar, incluso robustez en el cuerpo a cuerpo. Si el Madrid perdía el balón en el sector de Bale o Carvajal, Lucas iba férreo a la presión tras pérdida. Sin embargo, ocurre que a veces su posicionamiento tras pérdida dejaba algo cojo al Real si Isco también se encontraba por delante de la línea de balón. Por su sector vino alguna de las pocas ocasiones del Schalke 04 y puede achacarse a su poca aclimatación táctica con su nuevo equipo. Sea como fuere, lo más importante es que el potencial y la personalidad están ahí para ser útiles cuando Carlo se lo pida. A la espera de que vuelva Modric y con Illarra y Khedira en el nivel en el que están, hoy se ha ganado su confianza.

Foto de portada:sharemytactics

Related posts

11 comments

Soy yo, o el Madrid con el paso de los partidos va dejando peores sensaciones. Ojala esto cambie porque sino en Europa no la van a oler.

Lucas Silva no me ha gustado nada, no le veo nada, no entiendo ese fichaje.
Respecto al Schalke, espero que este año no quede entre los cuatro primeros, y no vuelva a la Ch.League.

Genial artículo Guillermo, muy acertada la referencia a ‘Oliver y Benji’. ¿Qué opciones crees que tendrá Lucas Silva cuando vuelva Modric? ¿Y quién se caerá del once cuando vuelva también James?

Creo que cuando vuelva Modric el rol de Lucas Silva será el de revulsivo, entrando por Isco o Modric en determinadas situaciones de partido que puedan favorecer sus características: gestionar marcadores a favor, etc. Creo que en ese sentido puede ser una pieza muy útil.

Cuando vuelvan James y Modric y suponiendo que estén todos sanos (ya es mucho suponer), la verdad es que no tengo nada claro quién se caerá del once. Si me tuviera que apostar mi dinero diría que Isco, pero tal y como está el malagueño… A ver quién le sienta.

Bajo mi punto de vista Lucas Silva no aporto nada nuevo, nada que no te pueda aportar Illarra, nervioso, impreciso y eligiendo siempre la opción mas fácil. Sinceramente veo al madrid muy vulnerable en defensa, falto de ideas (quizá por cansancio) en ataque y muchas veces impreciso o nerviso. A este madrid le coge un equipo de nivel como puede ser un Chelsea, PSG, Bayern, Barca o Atleti y van al partido de vuelta casi sin opciones.

Llevo unos días comentando con amigos, debido al cruce con el Madrid, que el Schalke siempre me pareció una plantilla bastante pobre para salir por Europa, pero que sin embargo al final siempre anda en puestos Champions, incluso casi siempre pasa la fase de grupos. Ya sé que el nivel medio de la liga alemana no es muy alta, y que al final esto depende también del factor económico. ¿Qué pensáis que la hace falta a la Bundesliga para que haya equipos más potentes en la zona alta?. Es que son casi siempre, al margen del Bayern y el Dortmund, Schalke y últimamente Leverkusen los que siempre están arriba. ¿Falta de dinero, de gestionar bien política de fichajes? Ya sé que económicamente la Premier es muy superior, y que en España el fútbol (y el clima) son muy favorables y tentadores, pero me da la impresión de que inlcuso en Rusia o en Ucrania los equipos consiguen fichajes mejores que mejoran sus equipos, pero no sé que pasa en Alemania que, estadios repletos y excelente organización aparte, ningún club consigue despegar deportivamente si no son el Bayern y el Dortmund (a pesar de su terrible temporada actual).

Buenas Guillermo, como siempre me ha parecido muy bueno, y acertado, la crónica/análisis, pero difiero en muchos aspectos lo que has comentado de Lucas Silva. Para mí su partido fue malo en general y malo con respecto a lo que suele ofrecer Illarra, tanto en ataque como en defensa. Sí destaco, como tu, su personalidad, dar siempre una línea de pase y no complicarse con el balón, pero solo me pareció bueno su partido desde ese aspecto, que es lo que le hará crecer poco a poco. En los demás no coincido, estuvo en muchas ocasiones y jugadas mal posicionado, dejando a Kroos muy solo y con balón yo lo ví muy lento, usó pocos toque sí, pero no fue un control-pase, sino más bien un control-pausa-pase. Hasta esta mañana no he podido ver el partido y he aprovechado para verlo con mucho detenimiento y repitiendo y pausando algunas jugadas y he escrito un pequeño texto analizando su partido ( http://t.co/QaK1daEIZP ) Me gustaría, si puedes, que le echaras un vistazo porque muchas de las cosillas en las que difiero contigo he conseguido varias buenas capturas del partido (solo he puesto 5-6) en el que se ve cómo por ejemplo pierde varias veces la posición. Un saludo

Hombre, creo que en términos absolutos su actuación puede ser discutible, pero en términos relativos comparándola con la de Illarra… El vasco lleva unos partidos que tela, ¿eh? Dicho esto, a mí su posicionamiento tampoco me pareció bueno siempre (lo comento en el propio artículo) pero lo achaco a la falta de aclimatación táctica, apenas conoce los mecanismos de su nuevo equipo.

No estoy en absoluto de acuerdo contigo Guillermo. Pero eso es lo de menos.Menosprecias a Illarramendi con ese comentario(“el vaso lleva unos partidos que tela”) más digno de un periodista de Marca que de MI.Puedes comentar las actuaciones de los jugadores sin ese tono despectivo.Más respeto.Gracias

Bueno, respeto tu opinión, pero de ninguna forma he querido ser despectivo con Illarramendi. De hecho aquí hay varios artículos firmados por mí alabándole y reclamando más minutos. No tengo absolutamente nada en contra de él y voy más allá: es un jugador que me gusta mucho. Simplemente es una forma informal (estamos en los comentarios) de decir que su 2015 es francamente decepcionante. De todas formas, apunto tu reclamación e intentaré ser más claro cuando emita opiniones.

Hola,
Me parece que haces muy buenos artículos y eres un gran profesional,pero devaluar tanto a un jugador como si estuvieranos en el bar… No dudo que no te guste Illarra o cualquier otro jugador,sólo reclamaba un poco más de rigor en la opinión.
Y hablando del tema futbolístico,no me parece para nada y, aunque la gente mayoritariamente opine lo contrario, que Illarra jugará horrible contra el Deportivo por ejemplo. De hecho hay varias acciones de mérito en el partido.Véase vídeos de Axel torres de ese partido
Un saludo Guillermo

Deja un comentario

*