Pánico en marzo

Ancelotti Focus

Metidos de lleno en la era del fútbol moderno, aquella en la que se juegan 60 partidos en un año, se planifican las temporadas con antelación y se mide cada detalle del curso competitivo con extrema minuciosidad, no se recuerdan equipos campeones convincentes que llegaran a mediados de marzo metidos en un mar de dudas. Salvo gestas que alíen épicas extraterrestres con un azar increíblemente favorable, lo normal es que si no llegas al periodo decisivo sólido y convencido de tu idea, en una de esas citas te salten las costuras por los aires. Aquello de priorizar competiciones y rendir en las noches grandes sin una colectividad que dé sentido general a tu fútbol es cosa de otra época. El Madrid llega a las semanas más importantes de la temporada en pleno ataque de pánico y con su último buen rato de fútbol bastante lejano en la memoria. ¿Qué ha pasado? Y, sobre todo, ¿qué va a pasar?

Ancelotti quiso sobrevivir con parches

Lo decían las estadísticas, pero lo más importante es que lo decían las sensaciones: el Real Madrid llegó al cacareado mes de noviembre siendo una verdadera máquina de jugar al fútbol. Con la particular nueva plantilla que el Real había diseñado este verano, Carlo Ancelotti construyó un sistema que potenciaba el sobrenatural talento de su plantilla, aprovechaba hasta la última gota del mismo para competir y compensaba sus debilidades, que sin duda las tenía. Sinceramente, una obra para aplaudir de pie al entrenador italiano: una estructura sólida, engrasada y arrolladora que sometía a sus rivales través de una idea colectiva que les armonizaba. Ocurre que el fútbol es de los futbolistas y esta idea estaba protagonizada por varias figuras troncales. Luka Modric era quizá el epicentro de la misma: su entendimiento del juego, su talento en la gestión de las jugadas, su desempeño defensivo o su forma de compensar a un Toni Kroos que nunca había sido mediocentro daban sentido a la idea. James Rodríguez era otra pieza absolutamente capital de aquel puzzle. Su dinamismo y movilidad combinados con su calidad y su talento táctico eran básicos para un conjunto tan enérgico como era aquel Madrid. Leía a sus compañeros, compensaba sus posiciones, daba velocidad y fluidez a sus jugadas a través de su zurda y sus movimientos… También Ramos era imprescindible no sólo por su único talento defensivo y su imperial carácter (algo que, se ha visto últimamente, el Madrid necesita), sino por formar lo que Abel Rojas denomina el tercer puente de Ancelotti. Una altura que supone tanto un escalón a la hora de parar la transición ofensiva rival como un apoyo a la hora de agilizar las jugadas propias. Los tres se han caído de forma progresiva y casi de forma paralela lo ha hecho el juego blanco. Ancelotti, visto el zénit competitivo al que había llegado su obra hasta finales de 2014, quiso mantener su sistema vivo a toda costa través de parches que permitieran que la idea siguiera vigente para que Luka, Sergio y James pudieran incorporarse a un barco en marcha. No es que (como es comprensible) no cambiara de raíz el esqueleto de su equipo, es que no hizo prácticamente un solo ajuste sustancial a su idea. Ocurre que Isco es buenísimo, pero se parece a James más bien poco, qué se va a decir de Illarra/Khedira/Lucas y Modric, y Varane está a día de hoy a años luz del nivel y las características de Sergio Ramos. El Real siguió ganando porque su estructura aunque incompleta era estable, porque su plantilla se encontraba en un nivel de confianza de Globertrotters y, sobre todo, porque tienen más calidad que nadie. Pero los automatismos de aquel sistema, sin sus protagonistas, se fueron debilitando y, en cuanto llegaron los partidos exigentes, sus costuras saltaron por los aires. Llegados a este punto, Ramos, James y Modric se van a incorporar a un conjunto eliminado de Copa, pero que (de milagro) sigue vivo en Champions y está a un sólo punto del líder de la liga. Aún es realista firmar una temporada notable. Sin embargo, ese mismo equipo está sumido en un estado de histeria, con un entorno hostil, con la confianza por los suelos y una dinámica de juego horrible. Se vio ayer que la sola presencia de un jugador del talento de Modric mejorará al equipo, pero no parece realista que vayan a transformar su juego de forma radical. En el fútbol se construye compitiendo y el Real viene de hacerlo bastante mal.

 

Ramos - Pepe - Real Madrid - Focus

El Madrid ha perdido capacidad de sufrimiento. Foto: Focus Images Ltd

No hay estructura para sufrir

Coentrao – Ramos – Pepe- Carvajal; Modric y Xabi Alonso fueron la espina dorsal del Madrid que ganó el doblete el año pasado. La determinación y la calidad de sus atacantes resultaron sin duda claves para que el equipo blanco alzara ambos títulos, pero en los periodos en los que había que sufrir (que los hubo y bastantes), el conjunto merengue podía confiar en que su estructura defensiva iba a tapar fugas de agua, a competir y a salir vivos de esos periodos en los que el rival te somete y los nervios son la norma general. La vuelta del Westfalenstadion, periodos de tiempo de la final de Mestalla, los primeros 20 minutos del Madrid – Bayern… Vimos auténticas exhibiciones defensivas. El equipo se veía superado por el rival, pero podía estar tranquilo porque atrás juntaba talento defensivo con la calma del campeón y el resultado no se movía. Entre lesiones, estados de forma y ventas, ese seguro de vida blanco se ha esfumado esta temporada. Cuando el pánico aprieta, al Madrid lo zarandean. No tiene nada a lo que agarrarse. Se vio en el Calderón y se vio ayer. Fruto quizá de lo antinatural de algunas posiciones, cuando no somete se cae como un castillo de naipes. Un factor que explica bastante lo que hemos visto esta temporada.

La dificultad de ganar con Iker Casillas

De forma bastante incomprensible desde un punto de vista puramente competitivo, el equipo con el mayor presupuesto del mundo ha elegido jugar con un portero que lleva casi tres años sin firmar un partido propio de un guardameta de primerísimo nivel. Su nivel general es tan bajo que se le exige (y se le reconoce cuando lo hace) que pare como pararía el portero del Almería o del Getafe. El problema es que habitualmente no lo hace. Casi de forma milagrosa (a fe que lo fue) consiguió ganar una Copa de Europa con una debilidad tan flagrante, pero al final las cosas se caen por su propio peso y la razón acaba ganado. Tomar una decisión ilógica suele tener consecuencias lógicas. En una competición como la Champions League, donde, salvo superioridades muy marcadas, las eliminatorias se deciden por detalles, el Real tiene una máquina de fabricar detalles negativos en su contra. Muy superior tiene que ser a su rival para que esos detalles no vuelvan a decidir otro partido en su contra en su camino hacia el título.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

12 comments

Que injusto suenas con Casillas. 3 años sin jugar un partido a su nivel? Creo que te has perdido, sin ir más lejos, algún partido de esta temporada. En el Madrid-Barcelona si no llega a estar que hubiese pasado? salvó el 2-0 de Messi a bocajarro; o vs Almeria, parando un penalti en los ultimos minutos. Sin duda, sin él no estaría el Madrid luchando por la liga. Y por último, simplemente recordarte que por pifiarla en una jugada en la final de Lisboa, no es hacer una mala temporada, le pudo costar la champions al Madrid y el puesto a Iker, pero no realizó mala campaña sino que, a mi parecer, notable campaña, en la que jugando intermitentemente hizo bien su trabajo en copa y liga de campeones. Mirate la parada a Draxler del año pasado, recuerda a su mejor momento. Aprovecha ahora para atacar, tras un mal partido.

Yo no creo que haya sido injusto con Casillas. La prensa rosa (marca y sobre todo as) esta constantemente escondiendo sus errores y muchas veces hace dos cantadas y una parada normal y comentan “Y Casillas salva al Madrid con una parada de merito” La temporada pasada no hizo muchas cantadas, simplemente porque no llegaron muchas veces, pero cualquiera que vea los partidos con regularidad sabe que el Madrid no gano por Casillas, sino PESE A Casillas. La parada que dices que hizo a Messi espero que no te refieras a aquel centro raso que no ataja bien porque mide mal la salida y que Messi no enchufa de puro milagro. Y sobre el penalty del Alemeria que decir.. antes de parar ese penalty cuantos seguidos llevaba encajados, quince? Por no hablar del bochorno en el mundial. Casillas lo mejor que tenia es que era un portero con unos reflejos innatos que le proporcionaban una capacidad de reaccion sobresaliente. Pero deja la sensacion de que nunca ha sido lo suficientemente ambicioso como para intentar mejorar y ser mejor en su puesto ni ponerse como un toro fisicamente, como si hacia Diego Lopez. Casillas nunca mejoro sus salidas a los balones aereos o centros laterales ni su juego con los pies, (apenas ahora le estamos viendo un poco mas decente con los pies despues de estar lidiando con sus pelotazos durante 15 años, quiza despues de que Mourinho le diera una cura de humildad) El caso es que actualmente se ha encontrado con mas de 30 años, con sus mejores cualidades debilitadas por la edad y sin ser un portero destacado en nada mas, es por eso que, como dice el articulo, no llega ni al nivel exigible a un guardameta del Getafe. Para mi un grandisimo talento desaprovechado debido a los mimos propios que la gente le da a un canterano que destaca, y seguramente al conformismo.
El Madrid esta por encima de esto. Y actualmente el titular debe ser Keylor Navas, seguir en esta linea seria dar demasiadas facilidades.

Creo que la parada de la que hablo no la tenías muy fresca a la hora de responderme. Dices q es fallo de Casillas un centro raso, con la fuerza justa para que Messi remate en el punto de penalti, porque Iker no sale. Mira la jugada y verás como sí sale, y por eso hace el paradon a bocajarro, pues achica espacio con su salida. También dices que durante toda su carrera no ha mejorado, pues sinceramente no se como ha conseguido ser nombrado mejor portero del mundo de 2008 a 2010, si no ha mejorado nunca. Creo que todos los porteros tienen puntos debiles y los de Iker son como bien dices, la salida bajo palos y el juego con el pie. Ante la primera, Diego era mucho mejor, pero el juego con los pies no creo que sea una caracteristica en la que un portero del Madrid deba hacer mucho enfasis, como por ej uno del Bayern. Por ultimo, a mi parecer das a entender que todos los titulos que ha ganado el Madrid o España con Iker de portero han sido de casualidad, con ese palmares lo dudo, es mas me doy cuenta que estamos ante el portero mas importante de la historia del club y del pais, una autentica leyenda.

Que hacer solo una cantada impresionante en la final de Lisboa no es hacer una mala temporada? Te recuerdo que CAsillas fue suplente durante temporada y media, te recuerdo el mundial, te recuerdo que tuvieron que echar al portero titular para tener contento al presidente y a la prensa llena de palmeros que no le hacen ningun bien. Es el jugador mas sobrevalorado de los ultimos a;os.

No seas ventajista, simplemente me referia a la temporada con el Madrid. Iker para mi hizo una notable temporada, ennegrecida con su cagada en Lisboa. Jugó Copa y Champions, las dos competiciones que ganó el Madrid. ¿Sobrevalorado un hombre elegido mejor portero del mundo durante 4 años seguidos?. Lo dudo. Auténtica leyenda.

Soy del Barça y veo que Iker lleva tiempo lejos del portero que fue, pero sinceramente ayer me pareció peor la defensa que su actuación( que fue horrible). Ni un solo segundo balón ganaban, lo de Kroos en esa posición es de traca, de Khedira qué voy a decir, siempre me ha parecido un auténtico paquete (no me gusta usar éstos términos pero no se me ocurre otro para él) y Arbeloa pues otro tanto de lo mismo. Si a eso sumamos que Bale sin metros es un jugador del montón, que Cristiano no es capaz de generar juego( nunca lo ha sido) sino de definirlo, y Benzema con su habitual caraja( que ya le dura como 5 años a pesar de sus ratos de buen fútbol..) pues tenemos a un Madrid sin rumbo y que en el Camp Nou si juega así, que seguramente no lo hará porque en esos partidos suelen sacar el orgullo ambos contendientes, se llevarían 5 aunque tampoco es que el Barça me esté maravillando.
Ea, me he quedado a gusto, dicho esto el fútbol cambia muy rápido como dijo Carleto, pero que vaya modificando su libreto ( o que lo deje así y el Barça vuelve a ganarlo todo 🙂 )

Por supuesto que si el Madrid juega asi no aspira a nada. En el Camp Nou nos caeria la de dios, y en cuartos de final nos podria eliminar cualquiera. Pero si se puede sacar algo positivo de todo esto es que de las derrotas se aprende mas que de las victorias, y aun estamos vivos con margen para corregir la situacion. Tras un rapapolvo de este nivel, no seria razonable pensar que no se va a mejorar y no se van a tomar medidas.
Sobre los que juegan ahora, a nivel defensivo Varane es fisicamente prodigioso, Marcelo a nivel defensivo es la historia de siempre, y Kroos, a parte de no ser medio centro nunca tiene suficiente ayuda. Y a nivel ofensivo falta mucha inspiracion de los de arriba, y a veces tambien sacrificio a nivel defensivo, lo que mosquea mucho. E Isco se entretiene demasiado con el balon. Hay que moverse, desmarcarse y jugar mas rapido.
Pero los lesionados van volviendo. Modric va a ayudar mucho, y cuando vuelvan Ramos y James tambien ayudaran pero todos deben poner un poquito mas de su parte. Aportaran frescura fisica, aportaran mas alternativas de ataque, mas solidez defensiva, y sobre todo, quiza aporten mucha mas fluidez al juego y cada partido tengamos un 15% mas de posesion con lo que esto supone: atacar mas veces y tener que defender menos veces.
No soy mas optimista de lo razonable, pero tampoco lo veo todo perdido a pesar de que la crisis venga en marzo. Estos jugadores vienen de jugarlo todo la temporada pasada, del mundial de selecciones, del mundial de clubes.. esto es algo que podia pasar. Ahora a levantarse

Quise decir que Varane es fisicamente prodigioso pero es muy muy torpe, hasta el punto de que tras ganar la posicion y con todo a favor, a veces entrega el balon en una situacion comprometida o directamente lo regala. Contra el Schalke no fue gol de milagro y ya lleva muchas asi. Por suerte, tiene un fisico tan asombroso que incluso a veces deshace el entuerto volviendo a correr hacia atras.

El sistema defensivo. Centrales que corren hacia atrás, medios que no saben si replegarse o presionar, delanteros que no presionan ni cortan líneas de pase. Líneas muy separadas, mucho espacio para el rival. Cada balón que llega al medio campo es una jugada de peligro, porque el equipo se encuentra contra cuatro defensas, y estos en lugar de achicar reculan, dando tiempo para pensar y crear la jugada, propiciando lanzamientos desde fuera del área sin oposición.

El Madrid tiene que mejorar mucho en la faceta defensiva si quiere volver a ser un candidato a los títulos, aún así queda mucha temporada. La derrota contra el Schalke puede hacer que el entrenador se plantee hacer algo, o que siga en su dinámica de no cambiar nada, bueno casi nada, porque a los laterales si que los rota.

Un equipo con tanto atacante tiene que tener la bola para atacar. Pero para eso en algún momento de transición defensiva tiene que recuperar, no vale con mirar y esperar que el rival falle.

Cada articulo suyo es un master en periodismo y objetividad. En estos tiempos que corren esta clase de medios y de articulos son muy excasos y valiosos. Soy madridista y firmo debajo de todo lo que ha escrito, especialmente con el ultimo parrafo. Creo que en otro articulo dijo que este verano el Madrid aposto por el folclore y no por la competitividad. Lo mismo que en el a;o de Queiroz.

Como comento Pepe ayer en su entrevista, lo que falta es que actuen como un verdadero equipo, da igual el sistema, deben ser un bloque tanto atacando como defendiendo, y poner los “bemoles” y la intensidad que ponen los demás equipos, es decir, implicarse desde el principio. Ya van muchas carajas de comienzos de partido o comienzos de segundo tiempo.

Esta claro que Casillas resta, que las lesiones de esos jugadores ha lastrado a Carletto, así como su insistencia en seguir utilizando un esquema, que con los jugadores claves no disponibles, ha salido rana. Aún tienen tiempo para recuperar sensaciones, ritmo competitivo, etc…, pero lo del 22 de marzo, aunque solo sean 3 puntos como muchos quieren decir, puede significar mucho más, sobretodo a nivel mental y de confianza del equipo

De Bale es de otro jugador del que habría que analizar largo y tendido. Está claro que la crítica y los toques de atención le han afectado, y de momento para mal. El marte intento varios disparos, con mucha gente por delante y armando la pierna sin excesiva rapidez, lo que facilitaba la labor de los defensores.

Deja un comentario

*