Ancelotti no se confía

Robert Lewandowski se exhibió en la victoria del Dortmund en el campo del Braunschweig (foto: Focus Images Ltd)

Si hay un entrenador en el mundo que conozca a fondo las vicisitudes de las eliminatorias de Copa de Europa, ese es Carlo Ancelotti. Justo hoy se cumplen 10 años de aquella mágica noche en la que el Deportivo de la Coruña levantó un 4-1 en Riazor frente a su Milan, que había sido campeón de Europa el año anterior.  En 1999, el Manchester United se clasificó para la final de la Copa de Europa ganando por 2-3 un partido que su Juventus había empezado ganando 2-0. En 2005, un gol de Ambrosini en el 91 evitó que se llegara a la prórroga frente a un PSV que había perdido en el partido de ida 2-0 frente a su Milan. Y por supuesto, en ese mismo año, el mismo Milan acabó perdiendo una final de Champions League que en el descanso ganaba por 3 goles a cero. Nadie le va a tener que explicar por qué uno nunca puede confiarse en esta competición. La Copa de Europa no entiende de lógica. Sólo hay que dar pie a lo improbable para que ocurra.

Real Madrid v JuventusUEFA Champions League

Carlo Ancelotti no se confía. Foto: Focus Images Ltd

Que el entrenador italiano haya preferido dar descanso a Cristiano Ronaldo en un complicado campo como es Anoeta para que el portugués esté disponible en la vuelta de la eliminatoria ante el BVB, nos sugiere que ya ha aprendido la lección. No va a permitir sustos. Su equipo, el Real, ha vuelto al clima de tranquilidad en el que vivía antes de las dos derrotas seguidas frente al Sevilla y al FC Barcelona. 3 contundentes victorias (5-0, 3-0 y 0-4) ante el Rayo Vallecano, Borussia de Dortmund y Real Sociedad han hecho olvidar sustancialmente ese crítico periodo. Especialmente en la victoria en San Sebastián vimos a un Madrid mucho más reconocible y coherente con lo que le había convertido en un candidato a campeón: ese equipo competitivo, de ritmo lento, al que cuesta un mundo crear ocasiones y que, si bien es cierto que ofensivamente no es brillante ni espectacular, transmite una imagen de equipo muy sólido. Sin embargo, visto lo visto ante FC Barcelona y Atlético en liga, es inevitable colocar un asterisco al lado de esa descripción: ante los equipos más grandes no ha conseguido aún firmar una actuación que consolide su nivel. Ni siquiera en la ida ante un BVB bastante mermado acabó de convencer: los de Jürgen Klopp pudieron salir del Santiago Bernabéu con mucha vida. Si no ocurre nada raro, será en semifinales de Copa de Europa donde el Madrid demuestre de qué pasta está hecho.

No está confirmado que CR7 vaya a ser titular, ya que no está aún plenamente recuperado de sus molestias en la rodilla. El conjunto blanco tiene dos alternativas de garantías en esa posición: Ángel Di María y Gareth Bale. El 11 demostró ante la Real Sociedad, por si alguien lo dudaba, que no se le ha olvidado jugar en la izquierda. Sin Jesé, es una opción a considerar que el Fideo ocupe la derecha, como hacía con Mourinho, y el galés juegue en su posición natural, o al revés: que sea el argentino el que juegue a pie natural y Bale en la posición que le ha consolidado en el Real Madrid. Teniendo en cuenta el contexto del partido, parece coherente prescindir de Di María en el centro del campo: su cambio de ritmo, su verticalidad, su ruptura no es tan necesaria si lo que quieres es controlar el partido desde el balón. Isco e Illarra, sobre todo el último, quizá se ajusten más a lo que demanda el encuentro: calma, circulación y fluidez. Por último, no podemos dejar de considerar la opción que vimos en San Sebastián: que sea Isco el que ocupe el extremo derecho. El del Arroyo de la Miel no permanece tan fijo como Bale, ni es tan incisivo y profundo, pero a cambio contribuye al juego interior de su equipo, mantiene el nivel en la asociación y, con Carvajal en ese mismo lado, la pérdida de profundidad no es tan grave.

Manchester City v Borussia Dortmund.UEFA Champions League

Reus fue uno de los mejores hombres del BVB en el Bernabéu. Foto: Focus Images Ltd

Ya quisiera Jürgen Klopp tener alguno de los dilemas que tiene el entrenador italiano. Nuri Sahin, seria duda para el partido tras salir tocado de la espalda del partido ante el Wolfsburgo, puede hacer todavía más complicado el quebradero de cabeza que está suponiendo para el entrenador de Stuttgart elaborar cada semana la alineación del próximo partido. Especialmente crítica es la situación en el centro del campo, donde ni Kehl (sancionado), ni Gündogan ni Bender (lesionados) están disponibles. Si se confirma la baja del exmadridista, Kloppo se vería obligado a confiar en un jugador con nula experiencia en el primer nivel europeo como Oliver Kirch para acompañar a Jojic (originalmente mediapunta) en la sala de máquinas. La única alternativa que tiene Jürgen sería situar ahí al polivalente Grosskreutz, que ya ha jugado otras veces en esa posición y que el joven Durm vuelva al lateral. Si ya durante la primera parte en el Bernabéu con Kehl y Sahin fue difícilmente sostenible un plan defensivo ligeramente posicional (entre los delanteros madridistas e Isco recibían a su espalda una y otra vez), con este centro del campo de urgencia es directamente imposible: el BVB tiene que presionar en campo contrario sí o sí.

Jürgen Klopp: Nuestro primer objetivo es ganar el partido. Queremos que la gente que venga al Signal Iduna Park se lo pase bien.

Klopp quiere, al menos, cambiar la imagen que el mundo se llevó del Dortmund en Madrid. No se va a tomar el partido como un trámite: quiere ganarlo y transmitir espectáculo. Sin embargo, sabe que un 3-0 en casa es un resultado exageradamente complicado de remontar: en el momento en el que el Madrid marque, se verán obligados a marcar 5 goles para pasar la eliminatoria. Necesitan un milagro, aunque que nadie dude que lo van a intentar, aunque sólo sea porque la afición desplazada al Westfalenstadion disfrute durante 90 minutos

La segunda parte del Bernabéu es el modelo a seguir. Entonces, la exhaustiva presión arriba del BVB incomodó muchísimo a un Real Madrid que no se pudo ordenar desde el balón en ningún momento. Mkhitaryan iba a agobiar a Xabi, los posibles receptores quedaban cubiertos y Reus se situaba a la espalda de Isco para lanzar contraataques una y otra vez, que entre los fallos de Aubameyang y un milagroso Pepe quedaron en nada. Los blancos no consiguieron salir con comodidad prácticamente en toda el segundo periodo. La presencia, esta vez sí, de Lewandowski lo cambia todo. Los locales tendrán un recurso de salida mucho mejor y más evidente: basta con un balón largo desde cualquier parte del campo para situarse cerca de Casillas. No sólo ganan eso, también la asociación en los últimos metros, las combinaciones rápidas, mejoran muchísimo en calidad. El polaco es un genio moviéndose, tirando apoyos, paredes, yendo al espacio. Y por supuesto: de cara a gol, Lewa no va a fallar tanto como Aubameyang. Seguramente no repita los 4 goles del año pasado, pero que nadie piense que aquello fue una ilusión: es así de bueno. El milagro pasa por él.

aa vs Away team - Football tactics and formations Posibles alineaciones
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

14 comments

Son demasiadas bajas importantes para el BVB: Subotic, Schmelzer, Bender, Kehl, Gündogan y Kuba, más la posible de Sahin. Ya puede dar gracias cualquier seguidor del Dortmund por tener un entrenador al que no le tiembla la mano por poner chavales sea cual sea el partido, y por la cantidad y calidad de los jugadores que salen de su cantera. Espero que repesquen para la próxima temporada a Bittencourt, porque les hará falta. Durm ya se ha consolidado, y es polivalencia en estado puro, Hofmann tiene buena pinta, y asoman la cabeza por necesidad Kirch y Jojic. Otro que apunta alto es Leitner.
A mí me gustaría ver al Real Madrid “B”, para entendernos. El resultado es bastante contundente, un 3-0 a favor, y no pueden permitirse fundir jugadores clave si quieren pelear por la liga… y además hay una final de Copa cerca.
Un posible 11 lo formarían Casillas, Coentrao, Pepe, Varane, Nacho, Casemiro, Illarramendi, Isco, Bale, Di María y Morata. Si la cosa se tuerce, se tira de banquillo, y punto.

Es bastante más lógico rotar el sábado en el Bernabéu contra el Almería, uno de los peores equipos de la Liga y con un Cristiano que tiene que coger ritmo antes de la final de Copa que ante la SudTribune, Klopp y Lewandonski.

Un Almería que se juega la categoría, no lo olvides. Aunque también es cierto que la paliza que se llevaron en la primera vuelta fue de órdago.

Estoy totalmente de acuerdo con el buen hacer de Klopp y el trabajo de las categorías inferiores del Borussia en general, al igual que el S.04, por ejemplo. Pero, ¿Kirch es algún chaval nuevo o es el veteranísimo Oliver Kirch?. Éste, más que asomar, se despide.

EL Madrid jugó en la ida sin Arbeloa, Khedira, Jesé, Marcelo y Di María
En la vuelta lo hará con Di María pero sin Cristiano Ronaldo.
No sólo tiene bajas el BVB, el RM lleva sufriendo los infortunios de las lesiones toda la temporada. Recordemos que juega sin un destructor de juego y apoyo como es Sami Khedira desde hace 5 meses.

Y el Madrid sí ha batido (y bien) a dos equipos TOP esta temporada: sendos 3-0 a Atlético de Madrid en Copa (obvio la vuelta) y Borussia Dortmund en Champions.

No puedes decir que un equipo como el que presetó el Dortmund en el Bernabéu, con todas las bajas que tenía, es un equipo TOP. Es poco serio.

Ni considero que el actual BVB sea un equipo TOP, ni su actuación global en el partido del Bernabéu me pareció redonda, ni muchísimo menos. Es más, la segunda parte me pareció bastante preocupante.

La ida contra el Atlético en Copa quizá si ha sido el gran partido del Madrid de Ancelotti hasta ahora, sí, un partidazo sin paliativos, donde el Madrid fue coherente con la idea de Carlo y a la vez sólido, competitivo y eficaz. Aunque no hemos vuelto a ver ese Madrid ni contra el FC Barcelona ni en la vuelta ante el Atlético.

Sí el BVB con esta cantidad de bajas no es top (como también pienso yo) ¿porque se le considera tan favorito al Bayern? ¿Por ganar a un Arsenal venido a menos y con 1 menos? ¿Por empatar contra un United que no esta ni entre los 6 mejores de la premier?

Me parece bien que se diga que el Madrid no ha demostrado gran cosa contra los equipos top, pero ese mismo razonamiento hay que aplicarlo con el Bayern.

Hombre, estaría bien ese argumento si no se diese el caso de que estás hablando sobre el actual campeón de la competición, que no solo no ha desmejorado su plantilla respecto al año pasado, es que la ha mejorado y ha ganado su liga con mayor soltura que la campaña pasada.

No creo, ni me apetece en realidad, que haga falta comentar cómo ganó (de bien) la champions el año pasado ni que haga falta decir mucho más sobre el claro favoritismo del Bayern este año.

Yo estoy de acuerdo en eso. Además el Bayern también a “disfrutado” en la bundesliga de ese Borussia venido a menos. Son favoritos para la champions ambos por su calidad pero no porque ante los grandes se hayan mostrado fuertes.

Estoy de acuerdo contigo que al ser el actual campeón, pues tiene que tener una condición de favorito.

Pero hay cosas en las que no estoy de acuerdo, ha ganado con más claridad la liga, pero ante un BVB muy mermado por las lesiones, cosa que el año pasado no paso. El equipo parece de más calidad, ¿pero sabemos al 100% si lo de Lahm de mediocentro, por ejemplo, funcionara bien contra equipos top? No lo sabemos. El entrenador no es el mismo, así que yo no estaría tan seguro de que sea tan favorito.

Yo lo dije en cierto partido de Barcelona cuando faltaban delanteros por lesión y lo digo hoy con el Real Madrid. Hay veces que en ciertos partidos aunque los entrenadores no puedan decirlo, se les debe de pasar por la cabeza que tienen suerte de no poder alinear a todos los buenos de su equipo. Suena a contradicción, si.

Pero en el futbol actual la famosa intensidad es fundamental, amén de la calidad. Contra ciertos equipos no te puedes permitir tener tres de tus jugadores que no trabajen para el equipo defensivamente. Y con esto no me refiero a que la BBC deba sacrificarse corriendo de más para defender, pero al menos deben estar siempre por detrás del balón acompañando al equipo.

Personalmente puedo hablar de que vi el partido de ida en el campo y allí se podía ver mejor de lo que hablo. En la segunda parte Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo estaban lejísimos de la siguiente linea del equipo y eso se nota.

Con el Barsa lo hemos visto también en ciertos partidos, donde Neymar y Messi se han quedado descolgados para correr solo con balón. En Valladolid, y por no poner un lugar donde perdieron, el Bernabéu, recuerdo en la segunda parte verles en la "galleta" central a los dos, parados, mirando. La suerte en ese partido es que los dos equipos estuvieron mal en lo táctico.

Dicho esto, que nadie me mal interprete, porque veo que alguno dirá en seguida que he dicho que Messi o Ronaldo no deben de jugar ciertos partidos. No. Lo que digo es que cuando les jueguen ante un rival del mismo nivel, deben de pensar mas en el equipo.

Deja un comentario

*