Aquí estoy yo

Lucas Pérez asistió a Mesut Özil para que éste firmase un hat-trick. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd.

La última jornada de la fase clasificatoria sirvió para que el grupo A se agitase de forma totalmente inesperada. Lo ocurrido en París, el sorprendente empate del Ludogorets en casa del PSG, puso patas arriba la clasificación y le dejo en bandeja el liderato de grupo al Arsenal, que a lomos de un certero Lucas Pérez se encargó de recoger sin titubeos. Con esa contundencia feroz que a veces tiene el conjunto de Arsene Wenger, que inspirados son un equipo verdaderamente precioso de ver, los gunners le endosaron una cómoda goleada al Basilea, dejando a los suizos por el camino sin su plaza de Europa League.

Basilea 1 (Doumbia 78′)
Arsenal 4 (Lucas Pérez 8′ 16′ 47′, Iwobi 53′)

Basilea vs Arsenal - Football tactics and formations

El comienzo del encuentro estuvo marcado por el acelerado ritmo que ambos impusieron. El Basilea salió a morder a la zaga londinense, pese a que ello supusiera quitarle la manta a la retaguardia, forzando un intercambio de golpes del cual la virtuosidad de los atacantes del Arsenal supieron sacar partido. Los gunners respondieron a la agresiva presión helvética con un fútbol asociativo igual de vertiginoso. Lucas, Özil, Iwobi y Alexis intercambiaban con armonía sus posiciones, bajaban a recibir, permutaban y se compensaban entre ellos en lo que fue una circulación precisa y dinámica que causó estragos a la zaga local. Especialmente mágico fue el culebreo de Alexis Sánchez en esa posición parecida a la de falso nueve, girándose, pausando y generando ventajas en la frontal del área con una finura de impacto. Cómo está el Niño Maravilla.

Lucas, que como se comenta partía en banda derecha pero se movía por todo el frente de ataque, pegó un zarpazo al encuentro antes del primer suspiro, culminando una maravillosa acción de Alexis Sánchez y Mesut Özil. Poco después, tiempo suficiente para que entre medias el Basilea generara un par de errores en salida e hiciera acto de presencia en el encuentro, los mismos protagonistas volverían a firmar una combinación genial para que el gallego recogiera un balón muerto e hiciera el segundo doblete. Lo cierto es que ninguno de los dos tantos fue de una factura sobrenatural, mas resaltaron que la ruptura y determinación de Lucas casan bien con las atención que generan los dos genios gunners. Parece una sociedad muy prometedora. 

Pese a que el conjunto helvético no tenía nada que perder, por lo que no bajó el ritmo y las intenciones de su presión, el encuentro estaba muy encarrilado antes de que transcurrieran los primeros 20 minutos. Poco a poco se fue templando hasta que el ex del PAOK se encontró otro balón muerto y se aprovechó de lo arriesgado de la propuesta del Basilea para definir con muchísima precisión ante Vaclik, finiquitando su hat – trick y gritándole a Europa que aquí estoy yo. Era su primera titularidad en la máxima competición continental, pero como siga aprovechando las oportunidades con la misma fiereza, parece claro que no será la última. Lucas no ha venido al Arsenal a figurar y ayer, con tres goles de una trascendencia decisiva, se lo recordó a Wenger.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

“El ex del PAOK”, hombre, sí pero más que nada ex del Dépor (por lugar de nacimiento, por amor al club e incluso por tiempo de juego, si mal no recuerdo una temporada en el PAOK y dos en el Dépor).

Un saludo.

Deja un comentario

*