El Arsenal intenta lo imposible y vuelve a ser goleado

Arjen Robben of Bayern Munich celebrates scoring their second goal with team mates during the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London
Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd 07813022858
07/03/2017

Después de haber perdido por 5-1 en la ida en Múnich, el Arsenal salió a intentar lo imposible ante el Bayern. A pesar de que en el primer tiempo los gunners se adelantaron e hicieron un digno esfuerzo por meterse en la eliminatoria, en la segunda parte sufrieron una expulsión y se vinieron abajo. El conjunto alemán no perdonó. Los hombres de Carlo Ancelotti volvieron a golear sin piedad a los de Arsène Wenger y avanzan así a los cuartos de final.

Arsenal 1 (Walcott 20′)
Bayern de Múnich 5 (Lewandowski p.51′, Robben 68′, Costa 78′, Vidal 80′, 85′)

Arsenal vs Bayern - Football tactics and formations

En los primeros compases del encuentro, el Bayern de Múnich tuvo un dominio de la posesión prácticamente absoluto. Una vez se cumplieron los primeros diez minutos, fue el Arsenal quien dio un paso al frente y comenzó a buscar por activa y por pasiva un primer gol que pudiese ser el principio de una inverosímil remontada. Los gunners incomodaron al Bayern y aumentaron su presencia ofensiva, teniendo sus primeras llegadas al área bávara, y la grada se vino arriba. Tanto la hinchada local -por lo menos en el primer tiempo- como la visitante -los fans del Bayern desplazados no dejaron de animar durante todo el partido desde su córner- crearon un gran ambiente en el Emirates.

A los veinte minutos, Theo Walcott le dio falsas esperanzas a una afición que después volvería a padecer una dura derrota. El extremo inglés se adentró por la derecha superando a la zaga del Bayern y mandó el balón a la red sin que Manuel Neuer pudiese impedirlo. Si su equipo mantenía ese ritmo, la remontada, por muy improbable que pareciese, no podía descartarse. El Bayern se había venido a menos, mientras que el Arsenal se crecía con cada ataque.

Alexis Sánchez estaba jugando a pesar de su reciente polémica -se dijo que el chileno había sido suplente el sábado en la derrota frente al Liverpool porque había tenido un conflicto en el entrenamiento, aunque Wenger lo desmintió después- y lo hacía partiendo desde la izquierda, aunque se adentraba con frecuencia a la zona central, donde también estaba Alex Oxlade-Chamberlain. El internacional inglés ayudaba a Aaron Ramsey y a Granit Xhaka en la medular y acompañaba las acciones ofensivas como jugador de segunda línea. El equipo de Wenger estaba asociándose mejor, con combinaciones rápidas y jugadores que aparecían entre líneas. No obstante, el segundo gol se les resistió y se llegó al descanso.

El penalti de Laurent Koscielny sobre Robert Lewandowski cambiaría el curso del encuentro. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.
El penalti de Laurent Koscielny sobre Robert Lewandowski cambiaría el curso del encuentro. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.

Tras un primer tiempo discreto, el Bayern quiso evitarse cualquier susto reaccionando en la segunda parte. A los pocos minutos, Laurent Koscielny provocó un penalti sobre Robert Lewandowski que le costó la expulsión, y las remotas opciones que tenía su equipo se esfumaron. Lewandowski no falló y celebró el tanto con sus compañeros justo enfrente de su afición. La eliminatoria, ahora sí, parecía cerrada: el resultado global era de 6-2 para el Bayern y el Arsenal iba a jugar más de media hora con un hombre menos.

El Bayern estuvo más tranquilo tras el gol y volvió a controlar el tempo del juego mediante posesiones pausadas similares a las del inicio del partido. Los de Ancelotti volverían a marcar cuando Robben se hizo en campo rival con un saque de puerta de Ospina e inició una veloz jugada que él mismo concluyó con una acertada definición. Las gradas del Emirates comenzaron a vaciarse mientras en el fondo del Bayern la fiesta seguía con cánticos a ritmo de tambor.

Wenger gastó sus tres cambios a la vez a falta de veinte minutos para el final: Coquelin entró por Ramsey, Özil por Giroud y Lucas por Alexis. El intercambio de fichas no le valió al Arsenal ni para igualar el partido en nombre del orgullo. Más bien se dio todo lo contrario. El Bayern aumentó su ventaja en el tramo final inflando el marcador global. Los alemanes castigaron con contragolpes a un Arsenal que estando al ataque y en inferioridad numérica se presentaba desordenado y dejaba muchos espacios. Douglas Costa primero con un gran tiro al palo largo y Arturo Vidal después con una vaselina marcaron en un margen de dos minutos. Más tarde, ya como guinda, Vidal volvería a ver portería al ser asistido precisamente por Costa. Con ese doblete de Vidal, el global de la eliminatoria ascendía a un amplio 10-2.

Douglas Costa y Arturo Vidal protagonizaron los últimos tres goles. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.
Douglas Costa y Arturo Vidal protagonizaron los últimos tres goles. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.

Arsène Wenger: “Estamos muy dolidos por el resultado y por cómo se desarrolló el partido. El equipo lo dio todo, especialmente en la primera parte. Nunca nos rendimos y, aunque sabíamos que iba a ser difícil, fuimos a por ello desde el primer minuto. Después del penalti, las cosas empeoraron. Sabíamos que ya sería muy complicado sobreponernos después de eso”.

Carlo Ancelotti: “El partido ha sido complicado. Hasta el penalti tuvimos problemas para defender. Ellos presionaron bien al principio. Deberíamos de haber controlado mejor el partido. No estuvimos tan bien con balón como de costumbre”.

Foto de portada: Daniel Hambury/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*