Arsenal-Bayern: el partido que uno teme y otro lleva meses esperando

Manchester City v Bayern MunichUEFA Champions League

Raphael Honigstein tuvo la pasada semana el inmenso privilegio de poder entrevistar a Phillip Lahm, el capitán del Bayern de Múnich y el hombre al que Pep Guardiola entregó este verano el alma de su segundo gran proyecto como entrenador. Si alguna vez has escuchado hablar al bueno de Phillip (no es una frase hecha, tiene cara de niño educado), es inevitable abstraerse del aura de madurez que transmite, de cómo selecciona con detalle cada palabra que va a decir, no dejando que el lenguaje le traicione ni siquiera cuando contesta las preguntas de un nervioso adolescente de veinte años con claro acento extranjero. Sabe la responsabilidad que supone representar a la entidad que capitanea y lo sabe bien porque él no es uno de los tantos niños alemanes que decidieron hinchar por el Bayern pese a vivir a cientos de kilómetros de la ciudad donde juega. Phillip nació en Múnich, se crió allí y desarrolló su fútbol en Gern, a menos de 15 kilómetros de donde ahora está el Allianz Arena, hasta que a los 12 años el club de su vida lo llamó para siempre.  Por él pasa buena parte del destino del Bayern en el Emirates, de su capacidad para imponerse en el centro del campo y controlar el partido y, si alguien puede hablar en nombre del Bayern, ese es él.

“The biggest danger for us, right now, is facing Arsenal in the last 16. It’s a tough draw. A lot can happen in those two games. It’ll be two teams that are very good tactically and technically. I’m really looking forward to that game. I think every football fan is.” Philipp Lahm.

El Bayern lleva esperando este partido prácticamente desde finales del año pasado Desde luego que si algo representa Pep Guardiola es el trabajo, la minuciosidad, el preparar el partido intrascendente y desequilibrado de la misma forma y con la misma dedicación que unas semifinales de Champions, pero con la Bundesliga prácticamente sentenciada desde hace varios meses, los bávaros tienen marcado este partido en rojo el calendario como la primera prueba competitiva seria del año. El encuentro que les va a dictar su nivel real, que les va a decir dónde se encuentra su proyecto realmente. Mientras el Arsenal, por la propia idiosincrasia de la Premier que la hace tan irresistible, no ha dejado de jugar partidos trascendentes cada semana, los de Guardiola llevan una temporada jugando en Bundesliga con la red de seguridad que les da los más de 10 puntos de ventaja sobre el segundo y con la certeza de que un pinchazo no va a ser trascendente. No, no han dejado de ganar en ningún momento, pero tendrán que cambiar el chip de forma radical. Ya no vale perder.

Phillip Lahm, el corazón del Bayern de Múnich. Foto: Focus Images Ltd
Phillip Lahm, el corazón del Bayern de Múnich. Foto: Focus Images Ltd

El Bayern del control total

Thiago Alcántara y Mario Götze fueron las dos piezas que eligió Pep Guardiola este verano para apuntalar su proyecto. De todos los jugadores disponibles en el mercado, el de Santpedor se decantó por estos dos porque eran los que más iban a acercar a su Bayern a lo que él quería que fuera. Sin embargo, la realidad del fútbol quiso que ambos hayan pasado casi toda la primera mitad de temporada lesionados, por lo que su entrenador se vio obligado a diseñar un Bayern de Múnich alternativo, basado en los jugadores que tenía a su disposición. Ese fue el Bayern que vimos durante toda la primera vuelta, un equipo indiscutiblemente con el sello del genio catalán, pero un equipo vertical, que llega mucho y (concede otro poco), donde Robben y Ribéry eran los grandes protagonistas y ambos estaban haciendo la temporada de su vida. Por supuesto, ese equipo triunfó, era muy bueno y nos dejó exhibiciones como la del Etihad, de la que cuentan por Múnich que Uli Hoeness sigue presumiendo cuando tiene que hacer viajes de negocios. La idiosincrasia de la competición alemana permite que sus clubes tengan en Navidades casi dos meses de descanso, algo que el Bayern aprovechó para disminuir la enfermería. Lo cuenta Martí Perarnau: el día 5 de Febrero fue el primero en el que Pep Guardiola pudo trabajar con la totalidad de su plantilla, excepción hecha de Holger Badstuber. Había acabado la primera vuelta, el Bayern se estaba paseando y casi nos habíamos olvidado de la importancia de Mario Götze y Thiago Alcantará. Pero Pep no. Pep tenía muy claro que son jugadores capitales en su Bayern y, una vez se recuperaron al 100%, les dio los galones: Les estaba esperando. Ambos han encadenado, desde que volvió la competición, 4 partidos titulares consecutivos, algo que es una hazaña en un equipo que rota tanto, como si su entrenador quisiera gritar al mundo que el juego que él siente pasa por los pies de los dos genios bajitos. Y vaya que si respondieron: Thiago firmó quizá las actuaciones más sólidas de su carrera, aceptó con gusto la jerarquía que le regalaba su entrenador, enamorando a la crítica alemana que por fin entendió por qué Guardiola se había empeñado en ficharlo. Con su entrada, el campeón alemán cambió su naturaleza en el juego respecto a lo que habíamos visto hasta ahora: un Bayern de mucho más control, de más posesión, que llega menos pero encadena más pases y se instala en el campo contrario. Con ellos dos, el gigante bávaro ha mutado. Lahm, Kroos, Thiago y Götze . “Los chicos del 1,70m”, como lo bautizó con sorna Jürgen Klopp, refunfuñando que Pep les introdujera vs Dortmund una vez  ya iban por delante, como medida “defensiva”,  han ganado más jerarquía si cabe en esta última etapa. Les vimos jugar a los 4 juntos antes de la extraña ausencia de Kroos durante dos partidos,  pero sinceramente, en una plantilla tan vasta como la del equipo muniqués no es fácil adivinar una alineación, aunque por lo visto últimamente sí podemos intuir por donde van los tiros: Pep quiere el control. Más control.

“Cuando seas entrenador, vas a querer meter siempre más centrocampistas. Es la manera de que el equipo juegue bien.” Pep Guardiola

Las opciones

Entre la kilométrica profundidad de plantilla del Bayern de Múnich y la flexibilidad de su entrenador en tomar decisiones, las opciones frente al Arsenal, el día D, son muchas. No tantas en la banda izquierda, donde las bajas de Shaqiri y Ribéry reducen su abanico a Götze y Robben. Schweinsteiger llegará, pero casi sin ritmo y no parece probable que sea titular en un partido de esta exigencia aún. Que Pep reservara a Thiago, Götze y Mandzukic frente al Friburgo puede servir de pista para conocer sus intenciones. Estas son las principales opciones, aunque no es en absoluto descartable que el de Santpedor plantee el partido con un golpe de genio (¿Javi Martínez?), una novedad inesperada e imprevisible, como hizo frente al Dortmund hace varios meses.

Opción 4-3-3 clásico

Opción 4-3-3

 

De largo, el esquema más utilizado por Pep durante este año: ya sea con Mandzukic o con Müller de nueve, una posición en la que ha jugado mucho y bien, sin ir más lejos el día del Etihad. ¿Desventajas? Si juega con Mandzukic tendría que dejar fuera a Robben o Müller (que Götze no juegue se antoja casi imposible), dos hombres que dan al equipo profundidad (ni Mandzukic ni Götze son especialmente incisivos), un bien que el Bayern ha echado mucho en falta cuando ha jugado en su versión más controladora y, sobre todo, gol. Sin embargo, esta opción da a los bávaros más recursos: con un nueve fijo pueden abusar más de los centros al área o balones en largo al delantero, algo que Pep ya ha introducido en varios partidos.

Opción falso nueve: control total

Opcion falso nueve

Un esquema que se ha repetido mucho recientemente. Diría que es el más probable, aunque por supuesto me equivocaré. Aúna un obsesivo control de la pelota, un dominio de la posesión exquisito con dos hombres profundos y con gol a las bandas. Robben tendría que jugar a pierna cambiada, donde no es ni por asomo tan determinante, aunque por otro lado el entendimiento Müller – Götze ya ha dado varios frutos.

4-2-3-1

opcion 4-2-3-1

 

Es el otro esquema que ha usado Pep hasta ahora, el que usaban Heynckes y Van Gaal. Lo vimos en el Mundialito de clubes, lo hemos visto varias veces en Bundesliga y la semana pasada Pep volvió a recurrir a él.  Es un once más profundo, que obliga a transitar más.

Así llega el Arsenal:

Por Özil pasan buena parte de las esperanzas gunners Foto: Focus Images Ltd

 Por Özil pasan buena parte de las esperanzas gunners Foto: Focus Images Ltd

Esquema y situación:

El esquema táctico del Arsenal es un 4-2-3-1 con la pelota que se convierte 4-4-1-1 sin ella. Mertesacker y Koscielny conforman una pareja de centrales asentada, complementaria y que da seguridad a Szczęsny. El polaco vive el mejor momento de su carrera profesional, ha madurado muchísimo bajo palos y, pese a la exhibición de Fabianski en FA Cup, será titular ante el Bayern. En lo las laterales, la situación no es homogénea: si en la izquierda Gibbs y Monreal rotan a menudo, en la derecha Sagna disputa el 90% de los minutos en detrimento de Jenkinson. Lo previsible es que Gibbs, que solo jugó un cuarto de hora ante el Liverpool, sea de la partida. Igual que Sagna, que descansó el domingo. Por delante de la defensa, sin Ramsey (lesión) y Arteta (sanción), la pareja de mediocentros será la formada por Wilshere y Flamini. Jack necesita un gran partido en esa posición, su posición según Arsène, para recobrar la confianza en una temporada en la que ha rendido mejor cuando ha jugado en la línea de tres cuartos. Más complicado resulta aventurar los dos extremos que pondrá en liza Wenger: Podolski, Oxlade, Rosicky y Cazorla se disputan dos puestos, con todos los matices que supone meter en el mismo saco a Poldi y a Santi, dos jugadores radicalmente distintos. Si el Arsenal apuesta por jugar a la contra, lo lógico sería introducir jugadores menos asociativos, más verticales; pero Cazorla tiene muchísima jerarquía en el conjunto gunner y es francamente complicado imaginar un Arsenal-Bayern, en Londres, sin él.  Oxlade ha encadenado varios partidos a muy buen nivel, siendo muy resolutivo y por su estado de forma quizá puede entrar. En la punta de ataque, Giroud será la referencia y Özil lo acompañará unos metros por detrás. Wenger reservó a Szczęsny, Gibbs, Sagna, Wilshere y Giroud ante el Liverpool.

 

Arsenal - Football tactics and formations

Once previsto del Arsenal

Esta temporada hemos visto un Arsenal reinventado: mucho más pragmático, que ha bajado sus % de posesión de la pelota y apuesta por un fútbol un poco más vertical cuando el rival y la situación lo permiten. En este sentido, las lesiones de Walcott y Ramsey han hecho mucho daño,  puesto que los dos son los jugadores de plantilla con más instinto para pisar el área rival. ¿Se desnaturalizará frente al Bayern?

 Situación actual:

El Arsenal se repuso en FA Cup de la dolorosa derrota sufrida en Anfield y actualmente se encuentra en una situación privilegiada: octavos de final de Champions League, 6ª ronda de FA Cup y segundo en Premier a un punto del Chelsea y con dos de ventaja sobre el Manchester City. El mes de marzo, con partidos ante Stoke (Premier), Everton (FA Cup), Bayern (vuelta de Champions) y Tottenham, Chelsea y Manchester City (los 3 de Premier) probablemente defina la temporada de los gunners. Pero, antes, para cerrar febrero, el Arsenal debe hacerse fuerte en el Emirates y sacar dos resultados positivos ante el conjunto entrenador por Pep Guardiola y el Sunderland. El viejo anhelo de Arsène Wenger, que no es otro que conquistar una Champions, será puesto a prueba por el máximo favorito a levantar el título continental. Y lo londinenses no pueden mirar hacia otro lado: la derrota en la 6ª jornada de la fase de grupos en San Paolo los ha conducido a un cruce durísimo del que, a priori, casi nadie confía que salgan victoriosos.

El partido

Con los matices correspondientes, pero parece bastante claro cuál va a ser el discurso con el que va a salir el Bayern, pese a  jugar fuera de casa. A dominar, a por la iniciativa, a querer el balón desde el principio. Menos claro está lo que hará el Arsenal. ¿Veremos la versión más equilibrada, la de Flattuso, la que vimos en otros partidos de Champions? ¿Querrá el balón por jugar en casa? Wenger dijo en rueda de prensa que el Arsenal no puede renunciar a su estilo, aunque frente al Liverpool quedó claro que este equipo puede ser muy frágil si no cuida su defensa. Esto cree Carlos Rosende: “Imagino un escenario en el que el Arsenal se protegerá bastante. El Bayern te somete y hay que estar preparado. Imagino que saldrán más verticales que de costumbre, como salieron frente al Barça de Pep en su momento.”

Debilidades que puede aprovechar el Bayern:

– El Arsenal ha mostrado lagunas en los últimos encuentros a la hora de defender acciones a balón parado. No por falta de altura (Mertesacker o Giroud son dos baluartes en este tipo de acciones) o de capacidad para atacar balones aéreos (Sagna o Koscielny van bien por arriba), sino por falta de tensión y descuidos individuales en las marcas.

– Si juegan Cazorla en la banda izquierda, los de Pep Guardiola podrán aprovechar el espacio que deja el español a su espalda para proyectarse al ataque. El juego interior de Santi, o de Wilshere cuando ha jugado ahí, le ha facilitado mucho las cosas a laterales con condiciones para incorporarse a posiciones ofensivas como Zabaleta, Ivanovic o Grosskreutz.

Debilidades que puede aprovechar el Arsenal:

La espalda de Alaba. Se habla mucho de Rafinha como una debilidad en el conjunto bávaro, pero lo cierto es que el brasileño acepta sus limitaciones y cuida mucho su posición, defiende con oficio. Sin embargo, el austriaco tiene tanta confianza en su físico que acepta el reto de ir de área a área. Una pérdida de balón en un mal momento puede ser castigada por Oxlade.

La pareja de centrales: Uno de los eslabones más débiles del Bayern es ese Boateng-Dante. Ante rivales que se encierran y que se pasan buena parte del partido defendiendo está demostrado que cumplen más que de sobra, pero aún no les hemos visto  exigidos ante ataques de primer nivel. Especialmente el brasileño deja dudas por su rendimiento irregular.

Posibles onces de ambos conjuntos:

Arsenal vs Away team - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd 

¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premium: podcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

[app-store-download id=760410884]

 

 

Related posts

11 comments

Es un artículo completísimo y genialmente redactado. Creo que si viniese de 5 años atrás para ver el partido y no supiese de que va esto, no habría mejor forma de ubicarse en el encuentro que tu artículo. ¡Gracias!
Yo apuesto porque al Arsenal le van a faltar piernas y gente que acepte la responsabilidad ofensiva en esta eliminatoria, y más pensando en el mes que se asoma, el fondo de armario del Bayern es inigualable. Seguro que me equivoco (eso espero).

Grandísimo artículo. Por estas cosas valoro tanto este blog y el trabajo que se hace.

Sobre el partido, va a ser muy interesante ver como plantea Guardiola este partido. Puede parecer que la táctica de la dominación de la pelota le ha servido siempre contra el Arsenal pero en los partidos en el Emirates no ha sacado grandes resultados por lo que se podría pensar que quizás podría cambiar el estilo de este partido por un 4-3-3 que favorezca el contrataque y el juego directo. Pero me da a mí que el Arsenal, como comentas Guillermo, sin Walcott sobretodo ni Ramsey no va a sacar rendimiento al contrataque y va a apostar por el estilo clásico de juego-control.

Me muero de ganas por saber que hará Guardiola en este partido.

Crees que será el Arsenal quien apueste por el juego-control ? Bueno… la verdad que sin Walcott es mucho mas probable. Pero la verdad no termino de verlo… Pienso que mandará el Bayern.

Espectacular análisis! Muy interesante, la sensación es que el Bayer va a golear, tiene mas variantes tácticas ademas de mejor plantilla, la pregunta es que debe hacer el Arsenal para seguir vivo para el partido de vuelta ? (Encerrarse, mantener el balón… )

Espectacular artículo.Hoy se espera una victoria del Bayern y creo que la conseguirá.No veo al Arsenal en su mejor momento para enfrentarse y tener garantías de pasar la eliminatoria.

Articulo como dicen por aqui muy completo. Desde mi punto de vista el Bayern es muy superior. Mucho. Eso sí, como demuestro cada vez que toca, pienso que Ozil es el mejor con espacios, y si el Bayern actua con su version dominante, Mesut los tendrá.

Me sumo a las felicitaciones por la previa, ¡completísima!

En cuanto al partido, creo que el Bayern es netamente superior. Me atrevería a decir que Wènger debe colocar a Podolski en lugar de Cazorla, y no descartemos que lo haga, debido al pragmatismo que está adoptando y que comentas en el artículo. Las posibilidades gunners pasan por soportar el dominio bávaro y adoptar un juego mucho más vertical. El principal problema de los de Guardiola está en Oxlade-Chamberlain y su gran estado de forma, porque veo improbable que Wilshere u Özil se echen el equipo a la espalda.

Es un placer compartir pareceres en un lugar tan especial como este, dedicado a futboleros de verdad.

Impresionante artículo en todos los sentidos. Es imposible realizar una previa mejor de un partido de fútbol. Interesantísimo. El nivel de Marcadorint.com sigue subiendo y subiendo. Muchas gracias!

Deja un comentario

*