El peor invitado posible

General view of the Denis Berkamp statue outside of The Emirates Stadium, home of Arsenal Football Club, before the Emirates Cup match at the Emirates Stadium, London
Picture by David Horn/Focus Images Ltd +44 7545 970036
25/07/2015

Nadie podía haber imaginado que a mediados de octubre el Arsenal estaría a las puertas de quedar apeado de la Champions League sin haberse medido ni una sola vez al rival más potente del grupo, el Bayern Múnich. Realizado el sorteo de la presente edición de la máxima competición continental, el calendario parecía favorable; sin embargo, los inesperados tropiezos sufridos ante el Dinamo en Zagreb y el Olympiacos en casa colocan a los de Arsène Wenger en una situación extrema: derrotar al gigante alemán se ha convertido en una necesidad para seguir soñando con el pase a octavos y el líder de la Bundesliga es a día de hoy el peor invitado posible cuando uno está obligado a sumar de tres en tres. Los números (fuente: OPTA) del equipo de Pep Guardiola son apabullantes: cuenta sus encuentros por victorias en liga y en Europa, promedia 3,25 goles por partido en sus últimos doce compromisos de Champions, solo se ha quedado sin marcar en uno de los 34 encuentros más recientes de la fase de grupos y, por si esto fuera poco, el Emirates le trae buenos recuerdos: salió victorioso de sus dos únicas visitas (1-3 en febrero de 2013 y 0-2 en febrero de 2014).

A mayores, Robert LewandowskiThomas Müller pasan por un momento dulce de cara a portería por lo que reducir su impacto en el marcador se antoja primordial si los ingleses no quieren sufrir el tercer resbalón consecutivo en Champions por primera vez en la historia del club. Expuestos los temores, no todos son dolores de cabeza para los locales, pues a Arsène Wenger se le ha despejado una incógnita sin ni siquiera coger papel y bolígrafo para hacer cálculos: el guardameta colombiano David Ospina, titular en las dos primeras jornadas europeas -decisión muy discutida-, no se ha recuperado al 100% de los problemas en el hombro que le privaron de viajar a Watford el pasado sábado y causará baja. En estas circunstancias, no hay debate posible: Petr Cech protegerá la meta gunner. Evaporadas las dudas en la portería, la decisión más importante a tomar por el técnico alsaciano concierne a la pareja de centrales: Per Mertesacker no ha arrancado al nivel esperado la presente temporada, sufriendo en exceso cuando le toca defender lejos del área, y Gabriel Paulista, más agresivo en la marca y con mayor capacidad de reacción en distancias cortas, ha firmado actuaciones convincentes como para saltarse la jerarquía sentando al capitán en una noche tan decisiva. Por lo demás, la principal inquietud en el norte de Londres reside en el estado físico de algunas de las piezas más valiosas (Alexis, Özil, Ramsey o Cazorla), sometidas a una gran carga de minutos a lo largo de este mes de octubre. El chileno pasa por un gran estado de forma pero los miedos del cuerpo médico cuentan con una base sólida: disputará su cuarta cita de máxima exigencia en tan solo 11 días.

Thomas Müller of Bayern Munich celebrates with teammate Philipp Lahm of Bayern Munich after scoring his side's second goal during the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London Picture by Daniel Chesterton/Focus Images Ltd +44 7966 018899 19/02/2014
Thomas Müller celebra con Philipp Lahm el segundo gol anotado en el Emirates Stadium (19/02/2014).
Foto de Daniel Chesterton/Focus Images Ltd.

El Bayern es un camaleón sobre la pizarra y un león con colmillos afilados sobre el césped. La riqueza táctica de su entrenador y la profundidad de plantilla lograda en verano con las incorporaciones del joven Kimmich y sobre todo Vidal en la zona ancha y Costa y Coman en los costados ha multiplicado el arsenal de un gigante a menudo mermado por las lesiones de sus puntales. La recuperación de Thiago Alcántara y el regreso de Javi Martínez a la dinámica de competición confieren un abanico todavía más amplio de opciones para el técnico de Santpedor: con el primero se gana asociación y fantasía por detrás de la delantera y el ex del Athletic, como explicaba hace un mes Martí Perarnau en su magacín“aporta otra ventaja que apenas se aprecia, pero que resulta fundamental: libera a Boateng para sustituir a Xabi Alonso como pasador en largo e iniciador del juego”. Al disponer de más alternativas, Lahm y Alaba han regresado a los laterales -aunque el pasado sábado en Bremen (0-1) Pep los hizo coincidir en el once con Bernat y Rafinha, y es posible que Philipp adelante su posición en el Emirates para darle descanso a Vidal-. Los bávaros, pletóricos, intentarán mantener su incontestable racha de triunfos abriendo todavía más la herida de un Arsenal irregular e imprevisible que se desangra en Champions pero que al mismo tiempo cuenta con individualidades capaces de dar un susto a cualquier rival en rondas posteriores si ahora se le perdona vida.

[¿Están listos Costa, Coman y Martínez?] Guardiola: “Hoy, último entrenamiento. Mañana, última prueba. Luego ya decidiremos”.

Vista general del Emirates Stadium. Foto de Alan Stanford/Focus Images Ltd.
Vista general del Emirates Stadium.
Foto de Alan Stanford/Focus Images Ltd.

Bajas

Arsenal: Welbeck, Wilshere, Rosicky y Ospina.
Bayern: Badstuber, Benatia, Götze, Ribéry y Robben.

Alineaciones probables: Arsenal–Bayern Múnich, 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

La victoria del Arsenal se paga a 3.90 euros en bwin 

Arsenal vs Bayern - Football tactics and formations

Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*