El primer tigre del año

Totti se ha perdido muchos partidos por lesión. Foto: Focus Images Ltd.

Dijo Guardiola tras el primer partido competitivo de su Bayern en la 2014/15, la derrota en la Supercopa de Alemania ante el BVB, que su equipo iba a tener serios problemas hasta el mes de diciembre. La frase parecía justificada por aquel entonces: el de Santpedor había planeado un revolucionario sistema de juego que, a tenor de lo visto en el Westfalenstadion, su equipo no había asimilado a tiempo para el comienzo competitivo. Quizá en pleno mes de agosto Guardiola no esperaba los acontecimientos que se iban a producir después, que iban a cambiar de forma significativa las fichas del tablero bávaro: la grave lesión de Javi Martínez iba a precipitar las llegadas de Benatia y Xabi Alonso, dos jugadores que transformaron la idea primigenia del entrenador catalán. Especialmente el fichaje del jugador tolosarra modificó lo visto hasta entonces: Xabi adquirió un protagonismo central en el juego de su equipo y, como el fútbol es de los jugadores, el juego cambió. Para bien.

Xabi y el equilibrio

Xabi Alonso Bayern - Focus

Xabi es una pieza muy importante en el Bayern. Foto: Focus Images Ltd

Xabi ha empezado como titular todos los partidos desde que aterrizó en el Franz Josef Strauss, de los cuales el Bayern ha ganado 7 y ha empatado 2. Ha recibido un gol en contra, ha anotado 21 y se ha acomodado en el primer puesto de la Bundesliga y en el de su complicado grupo de Champions. Pese a que la contundencia de los datos puede sugerir lo contrario, el equipo muniqués tampoco es que haya maravillado con su juego. Lo que ha sucedido es que el mediocentro exmadridista ha otorgado a la escuadra bávara un equilibrio táctico que ha permitido que sus extraordinarias individualidades decidan los partidos. Tanto llevando el ritmo del encuentro desde la posesión de balón y ordenando al equipo, como resolviendo problemas defensivos con su inteligencia. Pero hay que poner un asterisco grande a esa racha: el único rival de verdadera enjundia al que se ha enfrentado el Rekordmeister en ese periodo ha sido un adormecido Manchester City, cuya indefinición y letargo competitivo se amoldan muy bien al apasionado espíritu del equipo de Guardiola. Por eso lo de hoy sirve para examinar al Bayern: Rudi García no va a permitir la complacencia y la placidez en la posesión que muchos rivales le otorgan al equipo muniqués por miedo a dejar espacios. Casi con toda seguridad su Roma va a ser agresiva, va a morder, va a plantear un escenario muy incómodo al conjunto alemán. En un Coliseo como el Estadio Olímpico, efervescente por volver a ver fútbol continental de élite otra vez, la AS Roma va a ser el primer tigre contra el que un equipo tradicionalmente gladiador como es el Bayern tenga que batirse en esta 14/15.

Planteaba Tobias Escher, analista de la reputadísima web alemana de táctica Spielverlagerung, una cuestión interesante: ¿Por qué ningún equipo ha presionado con agresividad a Xabi Alonso hasta ahora, como hizo Jürgen Klopp en su día en sus eliminatorias ante el Real Madrid? Si es el vasco el vértice del juego bávaro, el que permite que su equipo sea ordenado y equilibrado, ¿por qué nadie trata de hacer daño por ahí? Pues bien, es razonable pensar que la propuesta del entrenador de la Roma, que ha dicho de Pep Guardiola que es “el mejor entrenador del mundo”, vaya por ahí. Si el año pasado los equipos que más daño hicieron al Bayern fueron los que buscaron la presión intensa, agresiva y adelantada desde su salida de balón, ¿habrá conseguido Guardiola resolver ese déficit? ¿Tiene el Bayern una posesión de suficiente calidad como para superar una presión vertiginosa hacia la gestión del juego? Son todo dudas que seguramente podamos resolver, al menos de forma aproximativa, en este AS Roma – Bayern.

Examen para Lahm y Alaba como centrocampistas

Toda vez que esta semana se ha conocido que Thiago ha recaído de su lesión de rodilla y que estará entre 3 y 4 meses de baja, además de las lesiones ya conocidas de Schweinsteiger y Javi Martínez, todo apunta a que entre Xabi Alonso, Philipp Lahm y David Alaba se van a repartir el peso de los minutos en el centro del campo del equipo muniqués durante los próximos tiempos. Ninguno de los dos es centrocampista de origen y en contextos más cómodos les hemos visto lucir sus cualidades, pero ante una medular de perfil físico como Nainggolan y De Rossi no sabemos como responderán. ¿Serán capaces de mantener la posesión? ¿Si el contexto es de ida y vuelta sabrán imponerse? ¿Cómo responden a periodos prolongados sin balón? Todo un examen para el novedoso centro del campo bávaro.

Así es la Roma de Rudi García (por Tomás Martínez)

Rudi Garcia - AS Roma - calciostreaming

Rudi García ha revolucionado la capital de Italia. Foto: calciostreaming

Es, sobre todo, un equipo con mucha personalidad. Se maneja muy bien con el balón, lo sabe tratar y te mata si le concedes espacios. De Rossi aporta salida limpia, Pjanic puede bajar a ayudar si el equipo se atasca o se puede acercar a la zona de tres cuartos para filtrar un último pase decisivo o disparar si se le deja. Nainggolan es un perfil más box-to-box, ida y vuelta constante, físico prodigioso para llegar a atacar y defender. ¿Será él el encargado de morder a Xabi? Los laterales también ayudan a que su equipo se establezca en campo contrario, especialmente Maicon. Al mismo tiempo, es un equipo peligroso al contraataque porque Gervinho es una bala y detrás Totti y Pjanic son futbolistas capaces de lanzarlo en cualquier contraataque. En este tipo de acciones también es importante Nainggolan (siempre acompaña llegando desde la segunda línea). Así que dispone de buenas armas para replegarse si hace falta (aunque no le gusta hacerlo de forma descarada, pero cuando el escenario lo requiere es muy compacto atrás) y pelear por llevar la iniciativa. En este sentido, es un equipo que se adapta bien a varios contextos y que da la sensación de estar muy bien trabajado. Probablemente no le veamos un sólo discurso a lo largo del partido, sino que vaya alternando dependiendo del escenario. La gran duda del once de la Roma es el acompañante de Totti y Gervinho. Florenzi es más centrocampista y se mete mucho por dentro, aunque de vez en cuando puede sorprender con algún desmarque profundo. Ljajic también responde a un perfil asociativo, pero es más delantero que centrocampista, mientras Iturbe es el típico extremo al que le encanta hacer la diagonal hacia dentro para chutar, regatear, asistir, etc. Por trabajo defensivo quizá lo más factible sea que juegue Florenzi. Las bajas de Strootman y Keita debilitan su centro del campo, pero tiene una plantilla suficientemente profunda como para seguir siendo competitiva.

 

seewYour team vs Away team - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

6 comments

El partido de la jornada sin dudas, extraordinarias plantillas, entrenadores top y un escenario maravilloso. Para mí este enfrentamiento determinará el futuro del grupo, sobre todo si la Roma se mete o no, al Bayern lo doy prácticamente por clasificado pero el otro puesto esta carísimo. Sería bonito que lo ganara el equipo romano, porque es realmente un equipazo.

El partidazo sin duda alguna. Respecto a la duda tactica de Xabi, creo que la presencia de Alaba influye bastante. El miedo a que rompa lineas saliendo desde atras en conduccion genera una defensa de bloque bajo, prefiriendo esperar el desgaste de Xabi subiendo/trasladando la pelota, y tapando la dinamita arriba. Una salida agresiva te deja vendido ante un jugador de desborde, suponiendo que la propia presion sobre el fuese efectiva

Partidazo. Al Bayern se le suele dar mal Italia. ¿Examen para Lahm y Alaba? Creo que ya han demostrado lo que pueden ofrecer como medios, no creo que vayan a ser los que cojeen esta noche, veremos qué pasa…

Me gusta Florenzi y podría entender que jugase de titular hoy por ese trabajo que genera y el respeto que le pueda tener la Roma al Bayern, pero francamente, jugando en casa y teniendo en cuenta que el que defiende esa banda es Bernat, con ayuda de Alaba, vale, pero el ex del valencia al final y al cabo, yo me la jugaría con Iturbe. Aunque supongo que eso mismo ha pensado con Rafinha y Gervinho y prefiere que Florenzi aporte algo más de trabajo.

Deja un comentario

*