Ataquemos que ellos se ocupan de hacer su trabajo

Atletico Madrid v JuventusUEFA Champions League

Se respiraba ambiente de partido grande a orillas del Manzanares: por la entidad del rival, por la trascendencia del partido (tras la derrota en Atenas) y por el mero hecho de tratarse de esa competición sublime que es la Champions League.

El día amaneció para el conjunto rojiblanco con nubes. Las nubes que impedían ver el sol cuando el cuerpo técnico de Diego Pablo Simeone y los futbolistas supieron definitivamente lo que ya sospechaban: el capitán Gabi se perdería el partido ante la Juventus. Gabi, con problemas en un tobillo, se probó durante la mañana y ahí confirmó la imposibilidad de enfrentarse a la Vecchia Signora.

El 4-1-4-1 con Saúl y sin Griezmann

Sin Gabi, el ‘Cholo’ recurría a lo ensayado el día previo: un 4-1-4-1 con un hueco para Saúl Ñíguez. Titular Saúl, suplente Griezmann. Quiso igualar Simeone la batalla del mediocampo de tal forma que Saúl, desempeñando el rol de interior izquierdo, se ocupaba de la zona de Arturo Vidal y Koke -interior derecho- de la de Paul Pogba. Y viceversa: al chileno y al francés les correspondía ese trabajo como responsables de defender a los dos canteranos rojiblancos. Por detrás, el habitual buen posicionamiento de Tiago, clave en una zona en la que Carlos Tévez trataría de moverse: el argentino buscó sus oportunidades entre lineas, tratando de alejarse de los centrales del Atleti. Centrales que firmaron un partido impecable: inmensos Miranda y Godín.

Oficio y control bianconero en el primer tiempo

No salió el Atleti con el ímpetu y el arrojo de otras ocasiones. Lo que comenzaba siendo un partido lento -pero intenso, eso sí- iba acompañado de ese ritmo al que quería la Juve que se jugase, un ritmo que beneficiaba a la Vecchia Signora. Ese ritmo que quien haya visto a la Juventus durante estos últimos años sabe que es un ritmo en el que se maneja de forma notable y en el que la capacidad de los interiores, Vidal y Pogba, para marcar diferencias en el área rival o en la frontal -especialmente en el caso del galo- resulta muy peligrosa.

Controló la escuadra bianconera la posesión de balón en unos parámetros superiores (en torno al 65% en el primer tiempo) a los que yo imaginaba de la cita del Manzanares. Estaba el partido en ese escenario en el que el zapatazo de Pogba podía aparecer en cualquier momento -el Atleti defendía por momentos bastante atrás-, en el que Vidal puede sumarse al ataque para hacer una pared fabulosa con Llorente, en el que Lichsteiner puede llegar a la línea de fondo o en el que Tévez puede celebrar un gol tras una acción genial.

No era brillante la Juve, que prácticamente nunca obligó a intervenir a Miguel Ángel Moyá, pero mantenía un control que evitaba, por ejemplo, que el Atleti superase con frecuencia los tres cuartos de campo. Ese fue uno de los principales éxitos del vigente campeón italiano en el primer tiempo: no es nada fácil neutralizar el arsenal ofensivo del Atlético de Madrid en su estadio durante 45 minutos. La Juve lo logró en un primer tiempo gris de Mandzukic, Raúl García, Koke o Arda, poco protagonistas todos ellos. Y es por ello que me llamó la atención un detalle táctico en el campo: que Simeone no moviese sus piezas durante ese primer periodo. Cuando las cosas no funcionan, y en el Calderón no estaban funcionando lo suficientemente bien para los colchoneros, al ‘Cholo’ le gusta que ciertos futbolistas intercambien sus posiciones para así obtener distintas variantes. Tiene jugadores en su plantilla con la polivalencia como para ocupar diversas posiciones: Koke, Arda o Raúl García son ejemplos de ello. Sin embargo, las piezas fueron inamovibles antes del descanso: Tiago mediocentro; Koke y Saúl, interiores; Raúl y Turan en los costados; Mandzukic como ‘9’.

Godín - Atleti - Focus

Altísimo nivel de Diego Godín (y Miranda) durante toda la noche (Foto: Focus Images Ltd)

Miranda-Godín mandan atrás y el Atleti reacciona

Esa disposición táctica únicamente cambió cuando Simeone realizó la primera sustitución del duelo, muy al inicio del segundo tiempo: Saúl dejaba hueco a la ilusionante entrada del galo Griezmann, que se acostó sobre el flanco izquierdo y desplazó al turco Arda Turan. “Creo que Arda cuando juega libre se pierde un poco, pero que cuando juega en una posición concreta es extraordinario”, exclamó Simeone tras el encuentro. Tras un encuentro en el que le tocó ser el héroe al centrocampista otomano. El dorsal número 10 del equipo rojiblanco fue el encargado de empujar el centro de Juanfran desde la derecha y el turco completó una actuación notable: por el valioso tanto, por la aportación ofensiva del segundo tiempo y por el excelente trabajo sin balón desde el minuto inicial.

Fue posible que el Atlético de Madrid ganase con el tanto de Arda debido, entre otras cosas, a que este equipo se construye desde atrás, sus cimientos son de una solidez pétrea y la pareja compuesta por el uruguayo Godín y por el brasileño Miranda volvió a ser sobresaliente, como tantas otra veces. Atacó mejor el Atleti en la reanudación, y atacó con la confianza y con la seguridad que le otorga a un equipo, ya no el nivel de sus centrales (que son susceptibles a tener en cualquier momento un día malo), sino comprobar durante un partido que tus compañeros del eje de la zaga dominan absolutamente su parcela. Ataquemos que ellos se ocupan de hacer su trabajo.

Atletico Madrid v Juventus UEFA Champions League

Arda Turan batió a Gianluigi Buffon en el único gol de la noche (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

10 comments

Bueno, sobre el Atlético de Madrid, jugó como casi siempre lo hace. Algunos, por momentos, quisiéramos un poco más de brillantez en su fútbol: ahora tiene mejores miembros para hacerlo con jugadores de la condición técnica de cerci, griezmann, turan, pero el estilo quizá tosco y rudo de Simeone es el que ha encumbrado al equipo al más alto plano competitivo y, por ende, no es criticable la fórmula.

Eso sí, de un equipo que gastó tanto dinero (el cuarto en Europa en este rubro), uno siempre espera más, pero el estilo pareciera estar definido. De hecho, cuando Griezmann (que me encanta) fichó por este equipo siempre tuve la sensación que había tomado la decisión errada -más aún considerando todas las posibilidades que se barajaron para el francés- y finalmente no me equivoqué, porque no es precisamente el tipo de jugador que le gusta más a Simeone; igual con Cerci. Los pocos minutos de los que están disponiendo lo evidencian…

Lo que ocurre con Cerci -y en menor medida con Griezmann- por lo que se intuye y por lo que me contaban ayer es que ahora mismo su papel en el equipo depende su estado físico, lejos del que piden Simeone y el profe Ortega. Lo que tarde en alcanzar ese punto físico será lo que tarde Cerci en entrar con más asiduidad en el equipo.

En cuanto a Juventus siempre he pensado lo mismo. En Italia les alcanza, pues al fin y al cabo el 90% de los partidos que disputan en la seria A lo hacen enfrentándose a equipos muy limitados, que se cuelga literalmente de los “palos” y que tampoco disponen de la calidad ofensiva y defensiva para desnudar las carencias del equipo juventino en todos sus frentes. Así, pues, por inercia y decantación termina ganando sus partidos en el campeonato italiano sin mayores dificultades: llegan y llegan, rematan 20 veces, entran 2 o 3 y ya está.

Pero en Europa -una vez más- quedan en evidencia las carencias de la Juve, incapaz de competir mejor en partidos importantes. Termina resultando un equipo muy plano, muy directo, sin desborde, con escasa fantasía, sin un jugador eléctrico que ataque las bandas, que gambetee, que levante las gradas… en fin, termina siendo una Juve predecible, sin variantes ofensivas, limitada y de escasas ideas a la ofensiva.

Tuve en el primer partido de la temporada cierta expectativa con la irrupción de Coman que venía precisamente a aportarle al equipo esa dosis de electricidad, descaro y desborde de la que carece en esta clase de partidos, pero sorpresivamente y sin explicación aparente desapareció totalmente del mapa. Se siguió apostando por un Llorente que no hace goles y aporta realmente muy poco.

En fin, veremos como evoluciona el cuadro juventino, pero si siguen pensando que con el mismo equipo con el que se pasean por la serie A les va a alcanzar para competir al más alto nivel, creo que se equivocan. Evidentemente les hace falta un salto de calidad y otro vuelo “técnico” que infortunadamente para ellos en el campeonato italiano pasa desapercibido.

En cuanto a lo de jugar bien o mal … Ayer no nos olvidemos que el Atlético jugó contra la JUVENTUS. Partidazo táctico y de gente dejandose la última gota de sudor en el campo, no me hizo falta ver posesiones largas ni 4 bicicletas y paredes para que el partido me pareciera una delicia.

Griezmann va a ser importante no lo dudes al igual que esperemos lo sea Cerci (dos jugones) pero en partidos que ya se preven cerrados y de pocas ocasiones ya que la Juve con el empate estaba contenta y el Átletico tenia miedo a palmar y quedarse casi sin opciones, es lógico plantear un partido de hombres sacando bastante músculo.

Carlos, el partido tacticamente fue brillante, y Simeone se ajusta a lo que el partido requiere. Que la Juve iba a ejercer una posesion defensiva era sabido por todos, y Cholo adapto a su equipo a lo que requiere… “fantasia” la pudiste ver en la Supercopa (la 2a parte del Calderon fue sensacional, o contra el Sevilla el otro dia). El Atletico contra la elite no siempre puede jugar bien, pueder jugar mejor o peor, pero compite siempre… y eso es ser un equipo grande.

Lo que me parece increible es la poca trascendencia que se le esta dando al crecimiento de Arda Turan. No tendrá el seguimiento mediático de otros, pero el turco es la excelencia hecha futbolista. No hay un centrocampista mejor en Europa en este momento. No lo hay. Juega un rato. La esconde, la pone, marca, asiste. Es un 10… El Atleti todavía lamenta su ausencia en Lisboa.

Como han dicho por ahí arriba, a veces deberíamos intentar combinar por raso y no colgar el balón vertical a Mandzukic o Raul Garcia, a veces sí, pero no siempre.

Y menos cuando juegas contra la Juventus que esos balones los defiende de forma sencillísima.

Si juegas ante el Madrid o el Barsa, no me parece mal (sin abusar) colgar balones directos porque sus laterales suelen ser bastante malos defensivamente, pero ayer era un sin sentido.

Y lo de Cerci por mucha excusa que se quiera poner, huele mal. Nose donde lo leí, que según Sacchi (creo), Cerci es muy bueno técnicamente, pero se mueve muy poco.

Lo pude comprobar ante el Celta cuando en el minuto casi 90, habiendo salido hace 5 minutos, un ataque por la izquierda del Atleti con opciones de centro o de proliferar, y Cerci ni se movía en la banda derecha, ni yendo a rematar ni a ofrecerse ni a nada.

Y para terminar, en mi opinión Simeone es muy malo haciendo sustituciones, ayer Raul Garcia o Mandzukic llevaban muertos desde el 65 o 70, y Simeone dejo al equipo casi con 2 menos durante 20 minutos, suerte que el gol camuflo el error de siempre.

Eso sí, en Lisboa quito a Raul Garcia en el 65, cosa que no entiendo nadie. Terrible Simeone en los cambios.

Quito a Raúl gracia porque pidió el cambio, estaba tieso

Odio la gente que critica a alguien que le esta saliendo todo, al final le voy a coger tirria a griezmann, parece que tiene que jugar por decreto

Otra situación que veo es una sobrevaloración desmedida e injusticada a la Juventus. Osea, como lo expliqué anteriormente que se pasee por una Seria A plagada de equipos temerosos y limitadas no es vara suficiente de medida para encumbrarlo como un equipo Top que aún no es.

No sé qué tanto oficio tenga un equipo que viene quedando en evidencia durante los últimos años en Europa y que adolece de calidad suficiente para generar opciones importantes aún con el balón en sus pies durante amplios tramos del partido. De hecho, el comentarista del canal por donde vi el partido, manifestó lo mismo: les faltó calidad y técnica para generar opciones. Equipo sin ideas, sin electricidad, sin desborde…

Y, ojo que no me remito sólo a este partido. A Juventus en Europa se le ven limitaciones año tras año … así muy parecido fue el partido contra Galatasaray el curso anterior.

Deja un comentario

*