Cuando Koke se soltó

Koke-Atleti-Focus

Al Atlético le fue de cine la temporada pasada cuando casi todos los partidos representaban un desafío contra lo probable. En la Champions, enfrentarse a rivales teóricamente mejores no necesitaba más estímulo que el ya anunciado. En la Liga, convertir las batallas ante equipos de la zona baja en episodios de una lucha titánica contra los gigantes también funcionó de maravilla. Ocurre que después de ganar, o después de ser subcampeón de Europa, ya es imposible creerse uno mismo que el rival es mejor. Y esa convicción fue gasolina durante muchos meses para el conjunto de Simeone. Si te viene el Malmö, por mucho que sea el mejor Malmö del siglo XXI, lo probable es que le ganes, y al final estás jugando a evitar lo improbable, que es exactamente lo opuesto que te ocurría el año pasado. Y que, aunque parezca más fácil, contiene unos componentes de presión, responsabilidad y satisfacción de expectativas que antes eran mucho menores.

Koke-Atlético de Madrid-FocusKoke volvió a ser la gran figura del Atlético (Foto: Focus Images Ltd).

Quizá por ahí se entienda que el primer tiempo rojiblanco frente al campeón sueco fuera discreto. Y que los goles, que al final fueron muchos (5-0), no llegaran hasta la segunda parte. Los escandinavos modificaron el sistema con el que habían ganado al Olympiacos y retrasaron a Halsti, que en casa había formado en el doble pivote junto a Enock Adu y en esta ocasión se incrustó entre los dos centrales. Los habituales hombres de banda, Magnus Eriksson y Forsberg, se movieron en el Calderón por una posición mucho más interior, dejando los costados para los laterales. La acumulación de cuerpos en el medio dificultaba mover la pelota por abajo, ya que Simeone optó por un 4-3-3 con Saúl y Koke por delante de Mario Suárez. Y aunque los colchoneros pudieron adelantarse antes del descanso en una doble ocasión que no entró de milagro, era evidente que el choque, muy espeso, iba a requerir paciencia, imaginación y una inyección suplementaria de hambre.

ATLÉTICO DE MADRID – MALMÖ: DISPOSICIONES INICIALES

Atletico vs Malmoe - Football tactics and formations

Pero no sólo se trataba de recuperar ese apetito que a veces se puede perder en las noches de octubre aparentemente intrascendentes ante rivales cuyas alineaciones sólo memorizan sus compatriotas. El descanso también le brindó a Simeone la opción de introducir matices tácticos. El más importante fue soltar a Koke. Dejar a Saúl más cercano a Mario y permitir que el internacional español se moviera con libertad absoluta. En ese esquema que tan buenos resultados le ha dado siempre al técnico argentino, los teóricos hombres de banda sólo lo son en la pizarra. Se buscan, se encuentran, se juntan, desorientan, generan superioridades, combinan con harmonía y todo es más fluido y más limpio. No es casual, pues, que tanto en el primer gol como en el segundo Arda y Koke aparezcan en el mismo sector del campo. Ni tampoco lo es que Jorge Resurrección, envalentonado y líder, estuviera presente en los tres tantos que dejaron la función resuelta en quince minutos. Marcó el 1-0 y asistió en los de Mandzukic y Griezmann.

ATLÉTICO DE MADRID – MALMÖ: LOS MATICES DEL SEGUNDO TIEMPO

Atletico vs Malmoe - Football tactics and formations

Godín y Cerci ampliaron una goleada que acabó haciendo buenos los pronósticos. No sin antes recordar a todo el mundo que para ganar fácil hay que jugar como si fuera a ser difícil.

Related posts

6 comments

¡Buen artículo Axel! ¡Eso sí, quita esa “h” de “armonía” que sino se la quita al texto!

PD: Muy de acuerdo con lo de liberar a Koke. A veces el Cholo se empeña en fijar más a Koke (viéndose una versión mucho más plana de él -similar a la que se ve en España- pues Koke tiende a asegurar demasiado y a reducir drásticamente su agresividad) y soltar más a Saúl (que si bien no lo hace mal puesto que el chaval es buenísimo, tiene madera de mediocentro top si se le da bola, tal y como dejó entrever en el Rayo Vallecano).

PD2: Griezmann es esencial, si pilla confianza y se suelta más aun, a la par que asume más peso, el Atleti puede subir un par de escalones.

PD3: Sigo echando en falta un delantero más independiente que Mandzukic para el Atleti. El Atleti siempre ha dependido mucho de delanteros muy independientes (Agüero o Costa te podían hacer un gol ellos solitos o ser generadores de peligro si el equipo no está muy allá). Y Mandzukic es todo lo contrario, brilla mucho si el juego del equipo acompaña (como en el Bayern).

Según la Real Academia de la lengua Española aka R.A.E. El uso de harmonía es tan válido como el de armonía. Un afectuoso saludo

Debe de ser similar entonces al caso de “armónico” y “harmónico”. Son sus versiones arcaicas.

Pues entonces, no hay problema. Toda la razón.

Un saludo y gracias por la corrección.

Estará permitido, pero escuece un poco. Yo enseguida pensé que le había traicionado el inglés…

Deja un comentario

*