Atlético de Madrid – Real Madrid: la última noche del Calderón no puede ser una más

Atletico de Madrid-Vicente Calderón-Focus

La lógica invita a pensar que la eliminatoria entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid llega vista para sentencia a su encuentro de vuelta. Que todas las esperanzas rojiblancas de llegar a Cardiff fueron cercenadas con crueldad hace 8 días con cada uno de los tres certeros remates de Cristiano Ronaldo. La estadística verifica este pensamiento: nunca se remontó un 3-0 en la historia de la Champions League y sólo dos veces se levantaron diferencias de tres goles o más (FC Barcelona ante PSG en 2017 y RC Deportivo ante Milan en 2004) Pero a la despedida del gigante Atlético de Madrid del Cholo de su inseparable hogar, el Vicente Calderón, le acompaña una mística demasiado potente como para no agitar un poco esos razonamientos. Pues al equipo que se creyó la utopía de que le podía ganar una liga a Messi y Cristiano y lo consiguió, uno lo imagina hasta capaz de esa epopeya en una noche así. Quien más y quien menos se va a sentar a ver el partido a ver qué pasa.

¿A qué argumentos futbolísticos se agarra el Atleti para lograr lo imposible? Hay que empezar por decir que el Real Madrid de Zidane no es un rival demasiado propicio para ser la inocente víctima de la proeza imborrable que ponga el broche al cuento de hadas del Cholo. Más allá del obvio argumento de la calidad de su plantilla, su propia fisionomía es poco favorable a sufrir tamañas goleadas. Pues ha jugado muchas veces bien y otras menos bien, pero se pueden contar con los dedos de una mano los encuentros en los que el conjunto blanco ha sido zarandeado, superado de forma cruel. Su diferencial espíritu competitivo le permite siempre hacer pie en el partido. Para muestra, un botón: desde que Zizou entrena al conjunto madridista, nunca ha perdido un partido por más de dos goles de diferencia.

Zidane sólo una vez ha perdido un gol por más de dos goles de diferencia en toda su carrera (ante el Amorebieta) Foto: Focus Images Ltd
Zidane sólo una vez ha perdido un gol por más de dos goles de diferencia en toda su carrera como técnico (ante el Amorebieta como entrenador del Castilla) Foto: Focus Images Ltd

Otro aspecto importante que aleja la remontada de la razón es la escasa facilidad anotadora del Atlético de Madrid. Al conjunto rojiblanco le viene costando muchísimo ver puerta y ante el Real necesitará convertir de forma pronta y certera para introducirse en la eliminatoria. Sólo Griezmann es algo parecido a una garantía de cara a gol y el hecho de actuar de segunda punta aleja su cuota de ocasiones. Sin Mandzukic ni Raúl García, el conjunto Cholo ha perdido la vía directa del juego áereo para incomodar a una defensa blanca que ante Gameiro y delanteros de ese estilo siempre se ha sentido muy cómoda. Ramos y Varane le dejaron en un tiro a puerta en el encuentro Santiago Bernabéu.

Las posibilidades del Atlético de Madrid pasan por volcar sobre la espalda del Real Madrid todo el peso de la trascendencia y desorientarle con el golpe. Que el Madrid se llegue a creer que es posible que quede eliminado, dude de sí mismo y se bloquee. Así fue como el peor Wolfsburgo en varios años consiguió ganarle 2 – 0. Esto pasa por marcar rápido y construir un escenario incómodo que atemorice a aquellos jugadores blancos de menos fortaleza mental. La grandeza de Sergio Ramos, Kroos, Modric, Marcelo o Isco dejan pocas dudas, por lo que el Cholo tendrá que dirigir sus fuerzas de forma concreta. El principal nombre propio es Keylor Navas, cuya inestabilidad emocional es una bomba de relojería. Es verdad que viene subiendo su nivel (sus encuentros ante FC Barcelona y Atlético de Madrid en la ida son muy positivos), pero una enérgica presión a todo campo que le obligue a tomar muchas decisiones puede ser un punto de partida para impedir que el Madrid haga su fútbol. Obligar al Real a salir por Keylor y por el sector derecho de Nacho/Danilo limita su autoridad.

Filipe se antoja importantísimo. Foto: Focus Images Ltd
Filipe se antoja importantísimo. Foto: Focus Images Ltd

Durante el encuentro de la ida, el poco peligro colchonero ocurrió cuando Koke logró encontrar a Filipe y a Griezmann en el sector izquierdo. Con la baja de Carvajal, es de esperar que aquello se agudice. Quizá el Cholo piense en colocar a Jorge Resurreción de mediocentro para poder sumar a Carrasco en esa banda. El madrileño es el futbolista capacitado para organizar con audacia el torrente de energía con el que los colchoneros saltarán al Calderón. Y a partir de ahí, de un foco de peligro tan concreto, encerrar al Real. Pues el conjunto blanco no es un equipo que castigue especialmente que el Atlético de Madrid se vuelque y se desproteja de forma visceral. Con Isco donde Bale, su contraataque queda muy limitado. Obliga a Cristiano Ronaldo a realizar proezas para acercarse a Oblak. Por ese motivo, la entrada de Asensio y Morata en según qué puntos del encuentro se antoja clave. Ellos sí son muy dañinos con metros por delante.

Aunque siendo francos, es difícil visualizar un encuentro en el que el Madrid tenga que contraatacar mucho. La presencia de Kroos, Modric e Isco Alarcón asegura una cuota de balón elevadísima y cierto dominio posicional. Quizá la tentación de ir a buscar el gol que obligue al Atlético a meter 5 les acelere el pulso, pero lo cierto es que quizá a día de hoy no hay tres futbolistas que garanticen el control del juego como los tres centrocampistas merengues. Ellos tratarán de bajar revoluciones, templar el ritmo del juego y que se juegue a lo que ellos quieren. La misión del Cholo es evitarlo. Veremos con qué nos sorprende.

Alineaciones probables: Atlético de Madrid – Real Madrid, miércoles 10 a las 20:45

La victoria del Atlético de Madrid se paga a 2.68 en bwin

real madrid vs atleti - Football tactics and formations

Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Con los jóvenes talentos que van apareciendo suelo ser cauto y no me dejo llevar por el “hype” que genera en el mundo del fútbol su primera explosión, pero es que con Mbappé me es imposible. No puedo ser cauto con él porque me parece una cosa extraordinaria. Iba a decir que esta Champions ya lo encumbra, pero es que hasta los primeros 10-15 minutos de ayer lo hacen, pues con su movilidad y sus toques consiguió atemorizar a un equipo que se mostró tranquilísimo con la MSN. No me puedo imaginar ni siquiera un escenario en el que Mbappé no llegue a figura mundial. Y eso que aún tiene bastantes aristas su juego como a la hora de decidir como continuar las acciones.

Respecto al encuentro, me pareció una maravilla como el triángulo Pjanic-Alves-Dybala consiguió desactivar al Monaco de los primeros minutos. El bosnio aportaba la salida que necesitaba el equipo, Dybala atacaba a la espalda del doble pivote (autopistas Moutinho) y Alves pues a lo suyo, a desequlibrar por donde fuera que apareciera.

Respecto al Monaco, me pareció loable la intención de Jardim de probar algo nuevo, pero viendo que la Juve te deriva hacia los costados obligándote al centro lateral, quizás no habría sido mala idea incluso dar entrada a Germain de titular para así al menos tener más efectivos dentro del área.

Deja un comentario

*