El “sí se puede” contra el “sí se quiere”

Miranda Godín Gabi Atlético Final Copa del Rey Focus

Si el reto para Diego Pablo Simeone ha sido convencer a su equipo de que pelear con los gigantes es posible, a Gerardo Martino le ha tocado gestionar más o menos la circunstancia opuesta: hacerle ver a un grupo que lo ha ganado todo que seguir ganando es deseable. Y recordarle, claro, que el deseo no se satisface de nuevo con la propia consciencia de haber sido capaz de satisfacerlo. Hay que volver a reconquistarlo, porque los esfuerzos del pasado no suman más que para meter miedo, y el miedo se evapora cuando ese pasado se manifiesta como verdaderamente pasado. Barça-Atlético desde cero: como si unos no hubieran ganado tres Copas de Europa en los últimos ocho años; como si los otros no se hubieran pasado casi veinte sin alcanzar esta instancia.

Barcelona ha perdido en cierto modo el fervor de su Belle Époque. Quedan lejos las aglomeraciones en Plaça Catalunya para celebrar tripletes; para festejar que nadie en el mundo jugaba igual y que sólo un equipo podía ganarlo todo. Es como si los partidos importantes se presentaran con menor tensión. Como si se asumiera que, aún ganando, lo de la era de Guardiola es irrepetible y jamás se podrá disfrutar tanto. Y se percibe en la gente. En mis entorno de trabajo hay muchos aficionados del Barcelona, y ahora, cuando juega el Madrid o cuando juega el Atlético, a los encuentros les prestan mucha menos atención que en años precedentes, cuando vibraban con los goles de los rivales de los blancos como si los hubiera marcado su propio equipo. Si le pasa a la gente… ¿cómo no va a pasarle a los jugadores? Martino, acostumbrado a sacar el máximo rendimiento de equipos limitados, aterrizó en el planeta opuesto: le entregaron el plantel más capaz y de antemano sabía que no podría mejorar sus prestaciones. El reto, de entrada, ya no era el ideal para un técnico: mejor no lo van a hacer, porque lo mejor ya lo han hecho… intente que no lo hagan peor. Y ya no hablemos de los alrededores: si lo hacen peor lo van a matar a usted, por mucho que a usted le parezca que su equipo está jugando mejor de lo que han jugado nunca sus equipos.

Sin embargo, al Barcelona se le aprecia una reacción tras el Bernabéu. Una especie de asimilación de lo impresentable que fue dejarse ir en lugares insospechados. Como si el orgullo, por fin, lo sintieran dañado, y hubieran decidido conjurarse para proteger su prestigio. Martino, que ha desesperado a los analistas del periodismo barcelonista por lo cuadriculado de su propuesta y por su escasa cintura en las decisiones durante los partidos –nunca un cambio de esquema, jamás una defensa de tres-, ha contribuido en cierto modo a que los jugadores entendieran que, al final, los que saltaban al campo eran ellos, y los que perdían partidos que veía la gente seguían siendo ellos. Esa pose del rosarino de voy a aguantar estoicamente hasta el final, y después los voy a dejar aquí con sus debates internos, sus nostalgias traumáticas, sus exigencias de mundos irreales, ha trasladado la patata caliente hacia otra parte. En Madrid y en Cornellà al Barça se le podrá discutir cómo ganó, pero no se le podrá discutir que recuperó la consciencia de lo que se estaba jugando.

Messi Madrid Barcelona Ramos FocusLionel Messi lideró la mejoría del Barcelona a partir del encuentro del Bernabéu (Foto: Focus Images Ltd).

Y esta consciencia es básica ante un rival que hace de la fe el todo y del hambre el producto. En el conjunto de Simeone, las transformaciones han seguido todas una trayectoria radicalmente opuesta: Miranda, observado con sospecha cuando llegó de Sao Paulo, es ahora para los hinchas atléticos el mejor central de la Liga; Gabi, del que se escribía que no tenía la disciplina posicional para ser medio centro ni la calidad suficiente para jugar más arriba, es hoy el principio de todo: muerde, roba, golpea, asiste, lidera; Raúl García -esta noche baja por sanción-, al que se mandó a Osasuna porque el Calderón le superaba, sienta a una leyenda del fútbol español como David Villa; Diego Costa, que tuvo que llenar varias hojas del currículum de préstamos hasta que le hicieron un hueco en la plantilla, ha logrado que algunos ni se acuerden de a dónde se fue Falcao. Y Koke, que parecía un centrocampista normalito, está para quitarle el puesto en el Mundial a los consolidadísimos interiores de su oponente de esta noche en el Camp Nou, si realmente la elección se hiciera teniendo en cuenta sólo el rendimiento de la temporada.

La previa se centró en si Diego Costa jugaría o no después de que se retirara del entrenamiento con molestias en la rodilla. Incluso desde la prensa que más sigue al Atlético se piensa que va a acabar estando, pero si no lo hiciera, Simeone sería hasta capaz de encontrar oportunidades donde aparentemente sólo habría problemas: Villa de nueve y Diego Ribas de diez, algo que se presentaría como muy satisfactorio para ambos y que no se está pudiendo ver debido al momento de forma absolutamente descomunal del flamante internacional español nacido en Brasil. Si finalmente Costa juega, nos ofrecerá dos duelos interesantísimos: uno, atacando en velocidad a Piqué; el otro, compitiendo en cancherismo con Mascherano.

Alineaciones probables:

Barcelona vs Atletico - Football tactics and formations

 

Imagen de portada: Miranda, Godín y Gabi celebrando el gol que le dio la Copa del Rey al Atlético en el Bernabéu (Foto: Focus Images Ltd).

Related posts

6 comments

Si se me permite una sugerencia creo que colgais los post de las previas de la champions con demasiafa poca antelacion. Creo que seria mas logico colgarlo al menos un dia ajtes, ya que muchas veces uno no lee las previas porque esta todo el dia ocupado antes del partido y da rabia porque estas esperandola tranquilamente la tarde anterior y nujca llega xD y como son articulos bastante trabajados, ginalmente uno los lee igual aunque sea tras el partido, pero claro ya no es lo mismo. Perdonad la escritura, escribo desde un smart

Si el Barça sigue jugando el año que viene con un 4-1-3-2 con 3 interiores como Xavi, Iniesta y Cesc necesitará algo más que Sergi Roberto de recambio. Además Xavi ya tendrá 35 años en 2015. Creo que Koke es de un perfil parecido a Deco y que encajaría en el Barça a la perfección.

Si no arriesga Martino en el calderón el barça quedará eliminado pienso yo..¿Que opina usted Axel Torres? Está sería mi alineación de cara al partido del calderón.

Busquet tipo philipp Cocú y a un Dani álves tipo philipp Lahm en el actual bayer. Un Leo Messi en banda derecha como antes y al pedro de la selección. Creo que perderia centro del campo pero ganaría mas verticalidad.

Pinto

Marc Bartra Mascherano Jordi Alba

Sergio Busquets

D.Alves Xavi Iniesta

Leo Messi Pedro Neymar

O Alexis

Deja un comentario

*