¿Ensayar con tres para jugar con cuatro?

Manager Josep Guardiola of Manchester City during the Premier League match at White Hart Lane, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
02/10/2016

Repite Pep Guardiola que ha llegado hace poco a Manchester, como insinuando que su regreso al Camp Nou dirigiendo al City se presenta demasiado pronto. Pero al final admite que no habrá mejor prueba que ésta para saber en qué punto se encuentra su proyecto y cuán lejos está de las grandes potencias europeas. También Luis Enrique habla de “un partido para medirnos”, consciente de la escasez de adversarios capaces de proponer lo que el cuadro inglés azul celeste va a pretender en el Camp Nou. Y todas estas palabras le dan al duelo, el más esperado de toda la fase de grupos de la Champions League 2016-17, un aroma de ensayo general. No es la noche del estreno, pero conviene que todo salga igual que si lo fuera. Equivocarse es menos trascendente, pero mejor salir con la moral reforzada y sabiéndose capaz de todo. ¿Será, pues, una contienda más desenfadada que si se encontraran en una semifinal? ¿Acaso son más rígidos en las rondas decisivas el Barcelona y Guardiola? Quizá será menos dramático, pero el guión del partido no debería ser distinto.

Pep Guardiola y Luis Enrique Martínez se enfrentaron por última vez en la vuelta de la semifinal de la Champions 2014-15 en Múnich. (Focus Images Ltd).
Pep Guardiola y Luis Enrique Martínez se enfrentaron por última vez en la vuelta de la semifinal de la Champions 2014-15 en Múnich. (Focus Images Ltd).

La previa, de entrada, plantea dos grandes dudas. La primera está relacionada con la posesión. A menudo es un debate al que se da más importancia de la que tiene, pero en esta ocasión hablamos de dos protagonistas que la convierten en algo esencial, definitorio de su propia identidad. ¿Podrá el City quitarle la pelota al campeón de España, como ya hizo el técnico catalán en su primer retorno -aunque dirigiendo a un equipo distinto y mucho más acostumbrado ya a su metodología-? En su anterior visita al Camp Nou, Guardiola consiguió con el Bayern dominar el partido y someter con el balón al Barcelona, pero acabó cayendo ante el desequilibrio de las portentosas individualidad del rival. ¿Va a ganar el que tenga más la pelota? En ese precedente no ocurrió. ¿Necesita el City tener más la pelota para tener más posibilidades de sacar un resultado positivo? Los más cercanos a Guardiola contestan que sí: que el Barça puede ganar al contragolpe, pero que el City sólo ganará si se hace con el balón. A Luis Enrique se le entendió en una respuesta que la posesión podía ser decisiva pero no asumiendo estrictamente que quien la tuviera ganaría. Nadie parece contemplar la idea de que el conjunto inglés pueda intentar explotar la velocidad de Agüero, Sterling y De Bruyne a los espacios, los argumentos que en otro tiempo estarían inundando las previas. Pero no es lo mismo querer tener la pelota que tenerla. Y si el City no lograra tenerla, le quedará también este recurso. Aún con porcentajes de posesión elevadísimos, al equipo de Guardiola le hemos visto hacer bastantes goles al contragolpe en este inicio de temporada.

Lionel Messi, que podría jugar de inicio por primera vez tras volver de su lesión, decidió la semifinal de 2015. (Focus Images Ltd).
Lionel Messi, que podría jugar de inicio por primera vez tras volver de su lesión, decidió la semifinal de 2015. (Focus Images Ltd).

La segunda cuestión tiene que ver con los sistemas tácticos. Tanto Luis Enrique como Guardiola probaron este fin de semana esquemas con defensa de tres en sus partidos de liga ante el Deportivo (4-0) y el Everton (1-1) respectivamente. ¿Van a atreverse a salir así ante un rival tan potente esta noche? En el Barcelona parece casi descartado, entre otras cosas porque el regreso de Sergi Roberto acaba con el problema de la ausencia de un lateral derecho disponible (o que entre en los planes del entrenador, entiéndase). En el City hay más dudas. La lógica nos llevaría a pensar que no lo hará. Porque sólo lo ha dispuesto una vez desde el inicio en los trece partidos que lleva dirigidos en Manchester y porque cuando lo intentó en el precedente de la semifinal de 2015 en el Camp Nou tuvo que retroceder a los pocos minutos ante el sufrimiento extremo al que estaba siendo sometido su sistema defensivo. De nuevo, los que más han seguido a Guardiola desde que abandonó el Barcelona son los que sí apuestan por esa propuesta osada. Jorge Valdano dijo anoche en “El Club” que cree que el Manchester City saldrá con tres atrás porque “necesita tener a mucha gente en el centro del campo para dominar el partido”. Pero un tres contra tres ante Neymar, Suárez y Messi parece una osadía incluso para el rey del atrevimiento.

El City contra el Everton:

Manchester City - Football tactics and formations

Y aunque hablemos de prueba sin tanta trascendencia como si de una eliminatoria directa se tratara, lo cierto es que el Manchester City tampoco tiene tanto margen de error tras dejarse dos puntos insospechados en su visita a Glasgow en la jornada anterior. Si no es capaz de ganar ninguno de los dos partidos ante el Barcelona, tendría que afrontar un viaje a Mönchengladbach en la quinta jornada con toda la presión del mundo. Es cierto que luego le quedaría cerrar la liguilla en casa ante el Celtic, pero el panorama no sería nada sencillo si el Gladbach lograra salir de esta doble jornada por delante en la tabla (para ello debería ganar los dos choques ante los escoceses). De ahí que tampoco se pueda pensar que Guardiola esté en disposición de permitirse afrontar estos dos encuentros meramente como exámenes internos. Son partidos más importantes de lo que parecen, especialmente para el equipo que no llega con seis puntos en el casillero.

Sergio Agüero llega a Barcelona tras haberse quedado sin marcar en sus últimos cinco partidos oficiales. (Focus Images Ltd).
Sergio Agüero llega a Barcelona tras haberse quedado sin marcar en sus últimos cinco partidos oficiales. (Focus Images Ltd).

Sin su lateral más fiable en la marca -Sagna- pero con Agüero en el campo desde el primer minuto tras empezar como suplente el sábado, el City necesita reencontrar el acierto ante la portería contraria que pareció evaporarse en sus dos últimos partidos. Especialmente en ese 1-1 en casa frente al Everton en un choque que dominó por completo pero en el que falló hasta dos penaltis. El Kun llega a Barcelona con cierta necesidad de reivindicarse. También había desperdiciado una pena máxima en la derrota de la selección argentina en Buenos Aires ante Paraguay y ya son cuatro las que ha marrado en lo que va de temporada (dos en Bucarest, una frente a los toffees y la mencionada con la albiceleste). No marca Agüero desde el 24 de septiembre y quizá esto también explique por qué el City ha pasado de ganar sus diez primeros partidos oficiales a no hacerlo en ninguno de los tres últimos.

Alineaciones probables: Barcelona – Manchester City, 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Barcelona vs Manchester City - Football tactics and formations

El Barcelona es muy favorito en las casas de apuestas: su triunfo se paga a 1.53 en bwin
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*