Basilea-Manchester City: St. Jakob sueña con agrandar su leyenda

Basilea disfrutó con la exhibición de Oberlin. Foto: Focus Images Ltd.

El Basilea no ha conseguido nunca en toda su historia acceder a los cuartos de final de la Copa de Europa. Fábrica inagotable de talento, por la que han pasado futbolistas de la talla de Granit Xhaka, Shaqiri, Sommer, Schär, Dragovic, Elneny, Salah, Embolo o Akanji en los últimos años, esa constante necesidad de reinventarse año a año le ha impedido colocarse jamás entre los ocho mejores del continente, pese a haber dominado su liga con tiranía desde 2010. Símbolo de los tiempos en los que vivimos, donde cada vez está más restringido el acceso a fases avanzadas. Con todo, el conjunto helvético está lejos de ser una cenicienta de la competición. St. Jakob Park ha sido escenario de varias de las noches más mágicas que ha vivido la Champions League en las últimas temporadas. Allí eliminaron  en 2011 al Manchester United de Alex Ferguson en la fase de grupos, vencieron al Bayern de Heynckes en la ida de los octavos del año 2012, al Chelsea de Mourinho en la fase de grupos del año 2013, al Liverpool de Rodgers al año siguiente y al United de Mourinho hace escasos meses. Casi nada. Hoy aterriza al norte de Suiza el deslumbrante Manchester City de Pep Guardiola y, si se vive más ilusión en la ciudad de la que la lógica invita a pensar, es porque su historia ya les ha revelado que esas hazañas algunas veces se dan. Especialmente en ese estadio.

El conjunto de Raphael Wicky se ha hecho fuerte en la competición a través de su organización defensiva. Solo ha encajado en dos de los seis partidos de la fase de grupos, lo que reviste un mérito mayúsculo para la cuarta plantilla de menor valor de mercado según Transfermarkt de las 32 que entraron en la competición en septiembre. En la mayoría de sus partidos del campeonato doméstico, el técnico suizo juega con cuatro defensores, pero en sus encuentros de Copa de Europa modifica su estructura para defender con una línea de cinco. Wicky tendrá que afrontar para el cruce la dolorosa marcha de Manuel Akanji, uno de los pilares de la fortaleza defensiva mostrada y quizá su gran talento individual. En su lugar ha llegado cedido el también internacional suizo Leo Lacroix, quien todo apunta que será titular pese a apenas sumar 30 minutos con la camiseta rotblau.

Nuestra entrevista con Raphael Wicky, técnico del Basilea.

Akanji firmó en invierno por el Borussia Dormtund. Foto: Focus Images Ltd
Akanji firmó en invierno por el Borussia Dortmund. Foto: Focus Images Ltd

Sus argumentos a la hora de atacar parecen, sin embargo, algo más limitados que los de anteriores versiones continentales del Basilea. Probablemente su principal amenaza frente al conjunto celeste resida en Dimitri Oberlin, un joven atacante ultraexplosivo aún muy verde conceptualmente, pero con la autosuficiencia ofensiva necesaria para poder contragolpear sin demasiada compañía. Por él, por la calidad de Elyounoussi, las incorporaciones del carrilero Lang por banda derecha o la habilidad para el remate de Van Wolkswinkel (si es que juega) pasan las opciones del conjunto suizo de acercarse a la meta de Ederson. Un Basilea que solo ha disputado dos partidos oficiales en los dos últimos meses, lo que puede suponer una notable diferencia de ritmo respecto a un Manchester City que las Navidades las ha dedicado a jugar partidos a un ritmo salvaje.

Si hay un equipo en el mundo a priori preparado para enfrentar repliegues como el que ha mostrado el Basilea hasta el momento ese es el cuadro citizen. Guardiola está acostumbrado a enfrentarlos de forma semanal y por eso dota a sus equipos de incontables recursos para abrirlos. Su templanza para sacar la pelota jugada, su ritmo para circular el balón o su habilidad para construir triángulos en los costados en campo contrario son argumentos para los que prácticamente ningún equipo ha encontrado respuesta este curso. Sólo una escuadra ha sido capaz de vencerles esta temporada en partido oficial -descontando el encuentro en Donetsk donde no se jugaban nada- y esa fue el Liverpool de Jürgen Klopp, quien dejó una frase definitoria tras lograrlo. “Sólo puedes ganar al City atacándole. Si no, te pasas el partido dentro de tu propia área, esperando a que te toque la lotería.” Veremos hasta qué punto tomó nota de aquello Raphael Wicky, por cierto un admirador hasta el tuétano del estratega catalán.

Puedes escuchar el análisis de las eliminatorias de octavos de final de la Champions en Europa Estación Central

Sané ha viajado a Suiza con el Basilea . Foto: Focus Images Ltd
Sané ha viajado a Suiza con el City . Foto: Focus Images Ltd

Leroy Sané -uno de los principales pilares del City este año- ha viajado con el equipo a Suiza, aunque solo ha entrenado una vez, por lo que en principio se espera que sea suplente. También se ha incorporado David Silva después de perderse los últimos tres encuentros por motivos personales y Fabian Delph, que lleva casi un mes sin jugar un partido por lesión. Ahí reside la principal duda del once citizen, en el lateral zurdo: si no llega el ex del Villa, Danilo o Oleksandr Zinchenko pugnan por la plaza. Probablemente cuente con más opciones el liviano futbolista ucraniano, un centrocampista reconvertido que está rindiendo muy bien y que con la pelota en los pies tiene una sensibilidad que aprecia mucho su entrenador. Cuenta con escasa experiencia en partidos de esta magnitud, pero Guardiola ya nos ha demostrado varias veces que eso a él no parece importarle.

Alineaciones probables: Basilea-Manchester City, martes 13 a las 20:45h

CSKA Moskva vs FC Basel 1893 - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

A priori la veo como la eliminatoria más desnivelada. Tanto por el nivel teórico de los equipos como por el gran momento de forma que atraviesa el conjunto citizen en general y De Bruyne en particular.

Las opciones suizas (mínimas) pasan por resistir hoy en casa y rezar para que el velocísimo Oberlin pueda correr.

Deja un comentario

*