Guardiola cura la eliminatoria

Guardiola - Bayern - Focus

Tras el accidente de Do Dragâo, Guardiola comía pensativo. En la tradicional cena que organiza el Bayern con sus sponsors y fans, se le veía en otro presente, con la cabeza aún puesta en lo que había pasado en el césped. Pep sabía que había eliminatoria y ya estaba empezando a diseñarla. De lo que pasó, sacó la conclusión de que el Porto, por las cualidades de sus atacantes, era potente defendiendo en campo contrario. Jackson, Brahimi, Quaresma, Herrera, Indi o Casemiro son bestias físicas a la hora de cubrir metros, encimar, morder y contraatacar. Pero el de Santpedor sabía que si les conseguía encerrar en su campo y les obligaba a tomar decisiones cerebrales, ahí había fragilidad por explotar. Tanta intensidad y tanto nervio acaban abriendo grietas y, si el Bayern se tomaba su tiempo, iba a poder encontrarlas. Vistió a su equipo de gala, apañó las piezas que tenía para construir un ataque posicional de los suyos y acabó desbordando por completo a los de Julen Lopetegui. Another day at the office para el genio catalán. Ya son 6/6 semifinales en Champions League. Su talento estratégico puede fallar una vez, pero dos seguidas ya es muy raro.

Bayern Munich Guardiola Focus

Guardiola ha llegado a semifinales en todas las ediciones de Champions League que ha disputado. Foto: Focus Images Ltd

Para evitar problemas en salida, Pep bajó a Rafinha para formar una línea de tres junto a Boateng y Badstuber. Abrió a Lahm a la derecha y a Götze a la izquierda, situó a Müller y Lewandowski moviéndose intensamente por delante del balón por el carril central y le dio libertad a Thiago, que partía desde la izquierda, para que creara. Le pidió a Xabi que no permaneciera fijo, que se moviera más que nunca por el carril diestro para servir de apoyo a quien tuviera el balón y poder amenazar siempre, junto a los dos centrales, con un cambio de orientación (Thiago hacia lo propio en el lado izquierdo). El ataque bávaro era ancho, el Porto tenía que cubrir mucho espacio y sólo era cuestión de tiempo que aparecieran las oportunidades. Los de Julen Lopetegui estaban mentalizados para sufrir, pero no tanto. El impacto psicológico debió ser fuerte. El Bayern movía el balón con velocidad y, cuando encontraba a su rival basculando hacia su lado, cambiaba de orientación al jugador enchichetado en la línea de cal. Generalmente era Lahm y desde ahí, recibiendo en ventaja, o centraba hacia Müller – Lewa o metía un pase incisivo. Pero ojo, que sin balón también ejercía una intensa,valiente (fíjense hasta dónde iba Xabi Alonso) y voraz presión arriba que obligaba al Porto a salir en pelotazo. Su plan no hubiera servido de nada si los portugueses hubieran podido salir al contraataque con peligro.

Bayern - Football tactics and formations

 Dispositivo táctico del Bayern. Foto: Focus Images Ltd

Antes de los primeros 10 minutos, cuando parecía que el Porto podía templarse esperanzado por el marcador, Thomas Müller asentó el primer golpe con un disparo tras conducción cuyo rebote estrelló Lewan al palo. El alemán, a falta de Schweini, es el Effenberg de esta generación, el que compensa con intimidación y ardiente pasión por ganar la mesura del juego asociativo guardiolista. El que no entiende de contextos mentales ni transcurrir del partido: si eres un rival y le miras a los ojos en cualquier momento, aunque tu equipo esté asediando al suyo, temerás por los tuyos. Poco después, tras una elaborada posesión muniquesa, Bernat puso un delicado centro que Thiago se encargó de cabecear a gol. El Allianz ya prendía.

El segundo tardó poco en llegar y, con la libertad de sentir que el objetivo estaba logrado y la euforia de la hazaña, el Bayern se desató. Circulaba el balón con agilidad (ojo a la mejora que supone Badstuber en ese aspecto) y lo llevaba en ventaja a los jugadores de banda, generalmente Lahm, que o daba un pase atrás que pusiera de cara a uno de los suyos o ponía un certero balón al área. La segunda jugada, por norma, era casi siempre bávara. Con Lewandowski y especialmente Müller (¡qué bueno eres Thomas!) inspiradísimos en sus movimientos dentro del área pequeña, aquello acabó en sangría. Colaboró el Porto con una actuación defensiva muy pobre, pero el mérito alemán es indiscutible. Tras el descanso, al que se llegó con 5-0, el Porto se juntó más, al Bayern se le cortó la inspiración y Jackson Martínez quiso dejar su huella, pero sólo durante unos minutos hubo espejismo de eliminatoria. La noche se tiñó de rojo bávaro.

Related posts

10 comments

Minuto 27, 47 segundos. Santiago Segurola Basáñez, supuesto experto futbolístico, antes miembro de El País y ahora responsable de las crónicas en Marca. Considerado un gurú. Hace ni una semana.
“Muller y Lewandowski son jugadores para otro equipo. Para mí son dos jugadores menores. Me parece que Muller es un jugador con una técnica pobre. No es un jugador adaptable a equipos como el Bayern. Y Lewandowski es un delantero como he visto 500. En un equipo clásico tendría dificultades para jugar. Le falta finura, clase.”
http://www.ivoox.com/pasado-cambia-el-radio-674-16-04-2015-audios-mp3_rf_4364316_1.html
(En general todo el audio es alucinante, especialmente a partir del minuto 25)

jejeje, ayer Segurola no salió en antena, a ver si lo hace hoy y que dice…bueno tiene la excusa del derby madirleño…y en todo caso hablará bien de su amigo Segurola y de los jugadores que le gustan com oLahm, Thiago…
por cierto también recordé que tras la final del mundial infravaloró a Schweinsteiger que hizo un partidazo
menudo ridiculo ha vuelto a hacer
y grandisimo partido del Bayern¡¡¡¡

bueno bueno bueno, jugadores menores jajajaja, que vergüenza!! Si, lo normal es que Muller y Lewa tengan dificultades para encontrar equipo una vez que acaben contrato con el Bayern, ya que no creo que quieran renovarlos claro jajaja

El primer jugador que ficharía para tener en mi equipo si lo empezase de 0, sin duda, sería Thomas Muller. Aparte de su calidad, la competitividad que aporta no tiene precio.
Escuché a Segurola en directo tras lo sucedido en Oporto y no podía creer lo que estaba diciendo…

Ayer fue Pep en estado puro. Planteamiento perfecto, volcando el juego por una banda para cambiarlo a la otra, donde Lahm recibía muy abierto y estuvo espectacular. Supo aprovechar muy bien las bajas de los dos laterales del Oporto.

El partido de ayer, o más bien, la primera parte del partido, fue algo increíble, de lo que solo los mejores equipos de la historia (con la ayuda de sus respectivos entrenadores, por supuesto) están capacitados para hacer. Pero no solo eso. Que se consiga con las bajas de 5 de los jugadores más importantes de la plantilla: Robben, Alaba, Ribery, Javi y Bastian; con la baja del jugador que se ha comprado para cubrir una plaza destinada para él: Benatia; y con dos jugadores retirados durante más de un AÑO de los terrenos de juego hasta hace muy poco tiempo: Thiago y Badstuber…. Es algo que te deja sin palabras… Habría que ver si otras plantillas y otros entrenadores serían capaces de hacer lo mismo…

Deja un comentario

*