El Bayern sobrevive

Bayern Munich v Manchester CityUEFA Champions League

No fue lo de Khimki muy distinto a lo que uno visualiza cuando se encuentra la bola del CSKA en pleno sorteo de la UEFA: frío, ambiente gélido, un equipo incómodo y un planteamiento táctico defensivo. Slutsky dispuso el tipo de sistema que uno espera que plantee contra el Bayern y Guardiola le respondió anticipando su propuesta: arriesgó y apostó por un once a priori tácticamente muy valiente para tratar de resquebrajar el muro que había ideado el entrenador ruso. No se vio un gran partido de fútbol, el Bayern estuvo espeso y francamente atascado frente a ese 5-4-1 local,  pero al final se volvió con los 3 puntos que es casi lo único que a uno le importa de contextos como ese.

 

11 iniciales vs Away team - Football tactics and formations

 

Planteamientos tácticos

Como se esperaba, el sistema que ideó Slutsky no pilló de imprevisto a Guardiola. El de Santpedor dispuso un once escalonado en 4 alturas para tratar de girar jugadores rojos. Llamó la atención el rol de Lahm, que con el balón actuaba de centrocampista y sin él de lateral, así como el de Bernat, que pese a ser lateral se olvidaba de la salida de balón y actuaba como extremo cuando su equipo tenía la posesión. Götze y Müller actuaron de mediapuntas con la intención de recibir a la espalda de los mediocentros locales, aunque lo cierto es que los centrales locales estuvieron muy pendientes de que no pudieran conectar y les crearon un escenario muy incómodo. Como viene siendo la regla desde que llegó a Múnich, Xabi Alonso fue el absoluto jefe del balón, el que marcó el ritmo del juego muniqués y ordenó la posesión, una posesión que estuvo muy atascada en el día de hoy. Pero una vez pudieron combinar en espacios reducidos Götze y Lewandowski y eso fue suficiente para forzar un penalti que se encargaría de transformar Thomas Müller. Una vez abierta la lata, el CSKA no abandonó su planteamiento especial y siguió defendiendo de forma conservadora, aunque tuvo varias ocasiones al filo del descanso para forzar como mínimo el empate. En el sector de Lahm, que como hemos comentado, no cerraba su banda, Eremenko podía recibir y contactar con un Musa cuya velocidad puso de manifiesto la falta de ritmo de los centrales bávaros. Sin embargo, a medida que transcurría el partido, las arremetidas moscovitas se fueron apagando y el pito final puso fin a unos espesísimos minutos finales. Dio la sensación de que todos lo agradecieron.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

el penalti fue claro? no he leido nada en el articulo al respecto y a mi sinceramente no me pareció y si lo fue no lo vi tan claro. Buen planteamiento el del Cska que tuvo al Bayer todo el partido con su posesión pero que no abrió la lata en ningún momento en jugada y excelente el portero del Cska.

AL KA SER
Oye tu dices alguna vez algo positivo sobre el futbol?? Pa que lo ves si todo es penoso, malo, lamentable… Disfruta un poco de la vida hombre.

Pensará que se retiró a tiempo, porque lo que consiguió él, NO lo va a volver a conseguir Guardiola ni nadie.

Deja un comentario

*