Fue sin querer queriendo

Marco Asensio of Real Madrid celebrates scoring their second goal against Bayern Munich during the UEFA Champions League Semi-Final match at Allianz Arena, Munich
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
25/04/2018
*** UK & IRELAND ONLY ***

EXPA-EIB-180425-0179.jpg

El Madrid caminó por la cuerda floja en Múnich, donde estuvo lejos de ofrecer su mejor versión: se sintió acosado por un Bayern voluntarioso durante el grueso de los 90 minutos del choque, no supo digerir la desventaja inicial en el marcador como a Zinedine Zidane le hubiese gustado, pareció noqueado por momentos en la recta final del primer tiempo, sufrió las acometidas constantes de un inspirado Ribéry por la banda izquierda muniquesa… y, sin embargo, regresa a casa con la eliminatoria desnivelada a su favor.

El desenlace de lo visto en la capital de Baviera resulta del todo incongruente si nos movemos en el terreno de la lógica, pero al mismo tiempo desvela una vez más la capacidad del equipo blanco para mantenerse erguido e inmaculado en su competición favorita. Encontrarle una explicación a la especialísima relación del Madrid con la Copa de Europa resulta extraordinariamente complejo, y solo podemos hallarla siguiendo un camino: el de la impecable gestión de los momentos calientes de los partidos. Cuando la mayoría duda, ellos no titubean. Plasman en el resultado toda su grandeza sin exigirse firmar una actuación coral excepcional ni tampoco portentosas exhibiciones individuales. Incluso en noches como ésta, no demasiado habituales, se demuestra que tampoco necesitan fuegos artificiales para salirse con la suya. «El fútbol no es complicado, se complica cuando intentas algo que lo complica», recalcó en varias ocasiones Zidane en un documental elaborado en Francia allá por 2016. Para esta plantilla la Liga de Campeones parece no tener secretos; tampoco en los días malos. Simple.

Bayern 1 (Kimmich 28′)
Real Madrid 2 (Marcelo 44′, Asensio 57′)

Bayern Munich vs Real Madrid - Football tactics and formations

El duelo entre dos de las principales potencias continentales no respondió a las expectativas generadas. Pese a los intentos de unos y otros por imponer su sello, la contienda transcurrió tiznada en un tono gris plomizo, acorde a las evidentes dificultades del Bayern para desplazar la pelota con velocidad por el carril central y a las discretas prestaciones ofrecidas por los centrocampistas madridistas, poco precisos a la hora de salir de la intensa presión alemana. Esta situación la aprovecharon los hombres de Heynckes para tocar a zafarrancho a la mínima oportunidad, conscientes de sus dificultades para templar el encuentro. Poca pausa se le puede pedir a un equipo que no la siente ni tampoco se encuentra en disposición de lucir sus mejores galas. A las bajas de Neuer, Alaba, Coman y Vidal se les unen ahora los problemas físicos de Robben y Boateng, dos de los pilares de este Bayern poco sutil pero testarudo y generoso en el esfuerzo. No habían transcurrido 35 minutos cuando el extremo y el central ya se habían visto obligados a pedir el cambio. En el caso del neerlandés, su musculatura no aguantó ni el primer asalto. Sin el veneno de Robben por la banda derecha, Heynckes recurrió a un Thiago incómodo y atascado, y reubicó a Müller en el costado, favoreciendo las permanentes incorporaciones de Kimmich desde el lateral. La idea inicial se había ido al traste.

Por ese carril derecho llegaría el primer picotazo muniqués, justo cuando el Madrid había logrado despertar a Kroos y a Modric. En Múnich, Zidane aisló a Cristiano Ronaldo en la delantera y priorizó el momento actual de Isco –a la postre desaparecido– y el incansable trabajo de Lucas Vázquez en detrimento de opciones más rimbombantes como lo son Benzema o Bale. En el 28′, las piezas blancas comenzaban a hacer clic, pero Marcelo se incorporó a ninguna parte y un saque de banda próximo a la meta defendida por Ulreich sirvió de germen para el 1-0. El brasileño tardó en recogerse, el sistema de ayudas no funcionó como tal y la sociedad formado por James y Kimmich hizo el resto. El colombiano le envió con mimo una pelota al espacio al alemán y éste la coló en el fondo de la red mientras sus compañeros y rivales, Keylor incluido, esperaban el centro al corazón del área.

Joshua Kimmich of Bayern Munich scores their first goal against Real Madrid during the UEFA Champions League Semi-Final match at Allianz Arena, Munich Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 25/04/2018 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-180425-0173.jpg
Joshua Kimmich, lateral del Bayern, anota el primer tanto del partido (Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd).

El viento soplaba a favor del Bayern hasta que el bíceps femoral de Boateng dijo basta. Al percance físico del central le siguió un error inexplicable de Ribéry a escasos metros de Keylor. Con todo a favor, el veterano extremo francés no logró domesticar un sencillo pase de Thiago. El 2-0 se antojaba una cuestión de minutos: los que tardó Marcelo en taponar una ocasión de Müller y acto seguido en aparecer por sorpresa en el balcón del área germana para demostrar, por enésima ocasión, los beneficios de su incontinencia ofensiva. Cristiano amagó con rematar de chilena un envío desde la izquierda, pero finalmente éste llegó a los pies del internacional brasileño, listo para engatillar. Su zapatazo dejó atrás a toda la defensa y se adentró sin compasión en la portería alemana.

El gol no apaciguó los ánimos locales; quizá por ello Zidane decidió mover ficha durante el tiempo de descanso. Isco, menos participativo que de costumbre, dejó su plaza a Asensio, un puñal por la banda izquierda. Al Bayern no le dio tiempo a descifrar ni el significado de la permuta ni las consecuencias de la misma. Lo hizo habiendo encajado el 1-2 en una jugada marcada por una pifia de Rafinha. El lateral regaló el esférico en la medular e impulsó un contragolpe de manual trenzado entre Lucas Vázquez y el ’20’ madridista. A los pies de Ulreich, la zurda de Asensio no tuvo piedad.

Marcelo of Real Madrid celebrates scoring their first goal against Bayern Munich during the UEFA Champions League Semi-Final match at Allianz Arena, Munich Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 25/04/2018 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-180425-0183.jpg
Marcelo marcó el primer gol del Real Madrid en el partido (Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd).

Armados de valor, los hombres de Heynckes lo fiaron todo a la sorprendente frescura de Ribéry, completamente desatado. Si de inicio lo sufrió Carvajal, que acabó siendo superado con relativa facilidad en el uno para uno, a posteriori sería Lucas Vázquez quien intentaría mantenerlo bajo control, tras la lesión del madrileño. James, omnipresente, lo apoyaba con ahínco como escudero mientras Lewandowski y Müller buscaban un resquicio por el que castigar la complacencia merengue. El cuerpo de Ramos, las manos de Keylor, la falta de puntería de los dos hombres más adelantados del campeón de la Bundesliga… el cóctel resultó desesperante para los intereses de un Bayern fallón. A Benzema también se le apagaron las luces delante de Ulreich después de deshacerse de todas las camisetas rojas que salieron a su paso. Y Cristiano, con el mono de trabajo puesto, vio como se le anulaba un gol estupendo por ayudarse con su brazo izquierdo para bajar la pelota al piso.

En cualquier caso, el tiempo se consumía con el Bayern poniendo toda la carne en el asador. Pero el Madrid, exigido hasta el extremo, resistió todas y cada una de las acometidas locales. «¿Cómo es posible?» es la pregunta más escuchada horas después del pitido final. Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, no se cansaba de repetirlo en El Chavo del Ocho: «Fue sin querer queriendo».

Marco Asensio of Real Madrid celebrates scoring their second goal against Bayern Munich with team mates during the UEFA Champions League Semi-Final match at Allianz Arena, Munich Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 25/04/2018 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-GRO-180425-5042.jpg
Celebración del segundo tanto del Real Madrid en Múnich (Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

19 comments

Al final te pasa factura tener laterales suplentes muy malos ( rafinha no tiene nivel de semis de champions , por no decir nada del regalito de Guardiola, Bernal, que si llega a jugar…), y no tener un delantero top, porque Lewandoski no lo es, jamás ha hecho en el Bayern un buen partido entre los 7 u 8 partidos claves del año .

No tienes ni idea, Bernat es el lateral izquierdo natural…este año ha estado 4 meses lesionado y una segunda vez más después de su regreso…recuerdo que su primera temporada en munich estuvo en el mejor once de la Bundesliga y estos 4 años que lleva está cumpliendo…tiene fallos…como todo el mundo….a ver si el resto de sus compañeros no tienen fallos y són todos maquinas…si fuera así el Bayern tendría 5 champions más, pero es lo que tiene aguantar a la gente necia que no tiene ni idea de fútbol

No es necesario faltar al respeto, para una web en la que se puede debatir sin entrar en el insulto fácil no vamos a estropearla no crees? A mí Rafinha también me parece bastante malo, por lo menos no del nivel de un club con la exigencia del Bayern, y Bernat creo que está muy estancado ,una vuelta a España como se
viene especulando le haría bien.

por favor, un poco de respeto, te calificas con tu forma de expresar, pobre hombre

Tranquilidad y respeto a todo el mundo, por favor. Que llevamos unas eliminatorias de Champions en las que sube el tono del debate con descalificaciones en varios posts (normalmente de equipos españoles) y este no es un lugar para eso. Sirva este post para manifestarlo, aunque también valdrían otros anteriores. Que se puede discrepar de forma civilizada sin faltar al respeto como en el segundo comentario.

Coincido plenamente en lo de los laterales y parcialmente en lo de Lewandowski. A mí también me parece que está algo sobrevalorado y que no es tan bueno como se quiere vender, pero es que el nivel de los delanteros centros actuales es bastante bajo, no hay muchos mejores para elegir.

Gracias por tu apoyo, la verdad es que lo ultimo que uno se espera en esats páginas es que le insulten, asi va el pais…

y evidentemnte coincido contigo, laterales suplentes flojos, Rafinha lleva años de suplente que casi no juega, Bernat, o lesionado, o cuando juega (como este año) bastante mal. Es un regalito de Guardiola para el Bayern, por cierto eso de que estuvo en el equipo titular de la bundesliga…y de ese primer año recuero su pesimo partido en semis en el nou camp

Tampoco creo que haya mucha diferencia entre Bernat-Theo y Rafinha-Achraf respectivamente, y si la hay sería en favor del Bayern en mi opinión. Y una comparación Lewandowski-Benzema tampoco creo que sea tan favorable al Madrid, no crees?
Quizá las mayores diferencias estén en otra parte: Casemiro-Kroos-Modric frente a Martinez-Thiago-James por ejemplo, la mala actuación de Muller…

Seas del equipo que seas has de envidiar a este Real Madrid, unico capaz de hacer un partido discreto y aún asi ganar en un campo complicadisimo. Su caracter competitivo no se compara con ningún club, a más que pese.
Lo intento el Bayern aunque tanto Lewandoski, como Muller (supongo que debido a su cambio a la banda) y Thiago, no estuvieron a la altura. Creo que siempre o aun se espera más de Thaigo, pero nunca lo acaba de mostrar. Este equipo con Robben, Boateng y sobretodo Alaba hubiera mejorado.

Buena crónica, pero no creo que fuera un partido poco acertado, o gris, de ninguno de los dos equipos. Creo que tanto Heynckes como Zidane plantearon un partido de ida típico: de poder a poder, con intensidad y a decidir en detalles; pero ambos fueron fieles a lo que saben hacer y lo ejecutaron bien. De hecho fueron errores puntuales los que movieron el marcador.
El Bayern trabajo bien los espacios entre líneas que deja el Madrid, que por su parte funcionó tan bien como acostumbra en la transición. Creo que ambos equipos hicieron su fútbol y al final ganó el que está un puntito por encima actualmente si hablamos de profundidad de plantilla.

por cierto, agradezco al moderador o autor de este artículo “permitir” un mensaje con insultos hacia mi perosna, me pensaré mejor acceder y participar en ella

No seas quejica,lei los comentarios y en ningun momento te insultaron, lo que pasa es que estas nuevas generaciones tienen la piel muy delgadita

Hombre me dijo necio…en cuanto a los de las nuevas generaciones no se a quien te refieres , porque yo tengo casi 50 tacos .

En ningún momento ha habído ninguna falta de respeto, necio es criticar sin valorar el global….o hipócrita….está muy bien acordarse de la primera temporada un partido únicamente,cuando tenía como oponente a Messi….esta es la España de hoy en día que llamas a algo por su nombre y se acaba el mundo.
Recuerdo además que esas dos primeras temooradas fue convocado con la selección absoluta Bernat marcando un gol en fase de clasificación,nos acordamos de lo que queremos.
Se puede instultar a futbolistas pero por un simple necio a una persona por poner un comentario no del todo correcto es una ofensa….no necesito más.
La hipocresía es lo que tiene y me reafirmo sin faltar al respeto simplemente me
Reafirmo basado a lo publicado, creo que tanto Rafinha como Bernat como cualquier futbolista del planeta sea prosefional o sea amateur merece su respeto,cuando la gente tenga ese respeto hacia ellos yo tendre respeto y no pondre palabras vulgares (no insulto).

Y para finalizar me gustaría recalcar lo que significa necio:
Persona que insiste en los propios errores o se aferra a ideas o posturas equivocadas,demostrando con ello poca inteligencia.
Ese es el significado al adjetivo necio.
Y el de hipócrita: hacer tres partidos buenos un jugador alabarlo y al primero que hace malo matarlo sin descanso.
En ningún caso són palabras descalificativas, como dije són vulgares.
No voy a entras más a este juego, espero que haya quedado aclarado porque cuando a uno se le acusa de que ha insultado sin saber lo que significa la palabra molesta y además es de cobardes.

Estimados, lo más lindo de esta web es que es un refugio para todos aquellos que nos gusta hablar de fútbol y analizarlo.
Los problemas dialécticos, de entendimiento o ajenos al análisis del partido que describe el articulo pierden sentido ya que ni el uno ni el otro van a poder cambiar la opinión del otro y solo van a lograr enroscarse más en sus posiciones.

En lo que refiere al partido, solo quiero decir que estoy realmente preocupado por el nivel que están mostrando benzema y bale esta temporada, simplemente no lo logró entender, ya que para mí son dos excelentes jugadores que adolecen simplemente de falta de confianza para mostrar su mejor versión.
Otra diferencia con el RM de la temporada pasada es como el trió (Casemiro, Modric, Kross) no logran imponer su estilo y controlar los partidos como el año pasado.

Del Bayern solo decir que Heynckes recuperó el espíritu del Bayer de siempre un equipo vertical con las ideas claras, una pena no poder verlos desplegar todo su potencial por las lesiones de jugadores claves.

Deja un comentario

*