Evasión y Vitória

Allianz Arena - Bayern - Markus Unger

Sin grandes actuaciones individuales capaces de sostener elogios desproporcionados, el Benfica salió reforzado como bloque del Allianz Arena a pesar de ceder una derrota por la mínima (1-0) ante un Bayern de Múnich algo desconcertado cuando intentó buscar la manera de meterle mano al conjunto luso.

El gigante alemán escarbó con ahínco desde los dos costados, donde Ribéry y Douglas Costa trataron de martillear sin descanso a Almeida y Eliseu, e incluso amenazó con dejar grogui al líder de la liga portuguesa gracias a un gol tempranero de Arturo Vidal (2′), pero con el paso de los minutos se topó de frente con una estructura defensiva sólida en la que todos y cada uno de sus miembros supieron defender las posiciones sin dar un paso atrás: los hombres de Rui Vitória no regalaron metros entre líneas, no escatimaron esfuerzos a la hora de protegerse unos a otros y mantuvieron alejado de complicaciones a su buen guardameta, el brasileño Ederson. “Para minimizar el peligro, lo mejor será vigilarlo desde la distancia”, pensaría el técnico benfiquista al situar de nuevo su línea de cuatro defensas tres pasos por detrás de la circunferencia que parte en dos porciones el terreno de juego. Lo fácil a menudo es dibujarlo sobre una pizarra; lo complejo, ejecutarlo a la perfección en un escenario donde encajar a las primeras de cambio suele acabar con el paciente desangrado en la enfermería.

Rui Vitória: “Estoy contento con nuestro juego”.

En medio de tanta espesura –más por mérito del rival que por demérito del propio Bayern–, en las filas de los locales sobresalió el mencionado Arturo Vidal. Dentro del menú que cocina con esmero Pep Guardiola, casi siempre compuesto por platos de alta cocina donde cada ingrediente aporta un regusto refinado, el internacional chileno ejerció de potenciador de sabor. Su desorden, esta vez controlado, se convierte en virtud cuando consigue canalizar toda esa energía: aparece en el área entre Robert Lewandowski y Thomas Müller sin ser detectado, y recupera una cantidad ingente de balones cuando el oponente todavía no sospecha que su sombra en realidad no es luz obstaculizada, es el ex de la Juventus pasando la escoba.

Pep Guardiola: “Estoy muy satisfecho, porque sé el nivel que tiene el rival. Hemos hecho un gran trabajo”.

Ataque estático del Bayern*: 

Zenit vs SL Benfica - Football tactics and formations
Tras asentarse en campo contrario, el Bayern trató de aprovechar todo el ancho, con la intención de lograr superioridades en banda. Douglas Costa se pegó a la cal en la derecha y Ribéry hizo lo mismo en la izquierda. En este sector apreció a menudo Bernat desdoblando al francés. Además, como suele ser habitual, Lahm dejó su posición de partida y se incorporó al centro del campo como interior, lo que facilitó las llegadas desde segunda línea de Vidal. El chileno se soltó con frecuencia y, por detrás, Kimmich actuó de corrector de la espalda del capitán mientras Alaba ejercía de último hombre.

Superado el bache inicial, el Benfica creció en el partido hasta el punto de gozar de un par de ocasiones claras no materializadas con acierto: el buen hacer de Manuel Neuer bajo palos y la falta de precisión en el remate de Jonas Gonçalves privaron a los portugueses de regresar a casa con un botín por momentos ganado a pulso. Porque si bien el Bayern dispuso de un mayor volumen de oportunidades, dos o tres de ellas relativamente claras –un remate de Müller y otro de Vidal en el primer tiempo y un disparo lateral de Ribéry desviado por Ederson en el segundo–, a los hombres de Rui Vitória les faltó esa pizca de clarividencia que logra trasladar las sensaciones al marcador.

 

El reto será mayúsculo en Lisboa porque, a mayores, la tarjeta amarilla mostrada a Jonas acarrea suspensión y el pichichi brasileño deberá perderse el desenlace de la eliminatoria. El 1-0 cargado en la mochila supone un peso importante, para muchos imposible de soportar, pero el teórico convidado de piedra ya ha demostrado su habilidad para salir del coliseo teutón con solo un rasguño. Evasión y Vitória.

Related posts

3 comments

sinceramente no veo al Benfica ganado 2-0 o más, defienden muy bien, pero casi no generan en ataque
creo que Bayern ganará parecido a la ida

Muy meritorio lo del Benfica. Pero es que mas ya habria sido una hazaña. Yo tampoco me imagino al Bayern perdiendo de 2 en la vuelta. Espero que en semifinales puedan contar con Robben y J.Martinez.

Deja un comentario

*