Ederson y Luisao para conservar el botín de Mitroglou

Konstantinos Mitroglou of Benfica celebrates scoring against of Borussia Dortmund during the UEFA Champions League match at Estadio da Luz, Lisbon
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
14/02/2017
*** UK & IRELAND ONLY ***

EXPA-EIB-170215-2193.jpg

Todo cambió en el minuto 58. Pierre-Emerick Aubameyang se preparaba para lanzar un penalti en el Estádio Da Luz. Con el Borussia Dortmund por detrás en el marcador y la oportunidad para anotar fuera de casa en una eliminatoria de Champions, el delantero gabonés disponía de una ocasión de oro para impulsar al cuadro teutón hacia la siguiente ronda. El Dortmund había sido superior en la primera hora de juego, pero una jugada a balón parado les obligaba a remar a contracorriente. Solo diez minutos después de encajar el tanto, unas manos clamorosas de Fejsa les brindaban la coyuntura perfecta para volver a controlar el tempo del cruce. Sin embargo, Aubameyang falló. Tiró el penalti por el centro, potente pero sin convicción. Ederson Moraes no se venció hacia un lado, sino que aguantó en el centro del arco y palmeó el disparo del delantero africano. Era la tercera oportunidad clara que marraba. Tres minutos después Aubameyang se sentaría en el banquillo, abatido. El reflejo más crudo de la impotencia del Borussia Dortmund en su visita a Lisboa.

Benfica 1 (Mitroglou 48′)
Borussia Dortmund 0

Benfica vs B. Dortmund - Champions League - Football tactics and formations

El Benfica supo resistir en las fases de mayor dificultad y exhibió una pegada superior a la del Borussia Dortmund para llevarse un botín de gran valor de cara a su visita a Alemania a principios de marzo. El equipo encarnado no empezó mal y buscó con insistencia la espalda de Bartra y Schmelzer, con unos primeros minutos portentosos de Salvio. El argentino regateó y desequilibró por el sector zurdo de la zaga teutona, donde el capitán del Dortmund sufrió muchísimo para detener a uno de los hombres que acumula más cursos en el Benfica. También contó con la complicidad de un profundo Nélson Semedo, que hizo daño ofreciendo alternativas a Salvio. Sin embargo, el impulso inicial del Benfica duró poco y el Dortmund no tardó en hacerse con el control del esférico. Empujó a los lusos con ataques verticales y luego presionó muy arriba para recuperar la pelota cerca del área de Ederson.

A los 10 minutos los de Tuchel ya habían borrado todo rastro del planteamiento inicial del Benfica. Producto de la presión avanzada, Dembélé le robó la cartera a Pizzi cerca del área y asistió a Aubameyang, que desperdició por encima del larguero una de esas oportunidades que el año pasado nunca se le escapaban. Fue un error premonitorio de lo que sería su partido, pues el gabonés apenas participó en el juego alemán y falló varias ocasiones clamorosas. Sin embargo, lo cierto es que el susto metió el miedo en el cuerpo del Benfica, que tomó consciencia de la gravedad que supondría encajar tan pronto un gol en contra en casa (y más contra un equipo que domina el contragolpe como el Dortmund) e instintivamente adoptó una actitud más conservadora.

Pierre-Emerick Aubameyang of Borussia Dortmund takes a penalty during the UEFA Champions League match at Estadio da Luz, Lisbon Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 14/02/2017 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-170215-2120.jpg
Aubameyang no tuvo su mejor noche. Foto: Focus Images Ltd.

Con una muestra de respeto sin precedentes esta temporada en casa, el Benfica juntó sus líneas y se replegó muy atrás. Concedió muchos metros al Borussia Dortmund con la única condición de que Rafa Silva y Mitroglou se alternaran en la vigilancia sobre Weigl a cambio de permitir a los centrales del elenco alemán salir con la pelota controlada. La zaga se juntó con los centrocampistas para negar espacios entre líneas, pero aun así el Dortmund los terminó encontrando cada cierto tiempo. Aunque, sobre todo, los alemanes causaron estragos con su presión. Dembélé se pegó a Fejsa y Aubameyang y Reus saltaron a morder a los centrales, con lo que el Benfica nunca se sintió cómodo con el esférico en los pies. Así el Dortmund provocó imprecisiones con el cuero que mermaron la confianza de la zaga lusa, cada vez más propensa al error, y la inseguridad se tradujo en falta de contundencia. Ederson salvó el 0-1 con una parada providencial y se jugó un penalti al borde del descanso con una salida en falso en la que arrolló a Dembélé, por lo que la mejor noticia para el Benfica fue que llegara la pausa. El primer tiempo se le hizo eterno al Benfica, sin opciones para desplegarse en campo rival. El único integrante que mantuvo la calma fue Luisao, siempre bien colocado. El capitán firmó una actuación descomunal el día después de su trigésimo sexto aniversario, en una exhibición de todos los atributos adquiridos con la experiencia: lectura, colocación, inteligencia para poner la pierna en el momento oportuno y contundencia para no complicarse la vida en los momentos difíciles.

Rui Vitória leyó a la perfección el encuentro al descanso y cambió la cara del equipo con una sustitución. El entrenador encarnado apostó por Filipe Augusto para reforzar la medular a costa de sacrificar a Carrillo. Rafa Silva pasó a jugar en la izquierda y de este modo tanto Augusto como Pizzi pasaron a presionar mucho más arriba. Cambió la actitud del Benfica, más agresivo en los primeros minutos del segundo tiempo. En el desconcierto generado en el Borussia Dortmund mientras intentaba descifrar su nueva disposición llegó un córner y Mitroglou anotó el 1-0. Luisao cabeceó el saque de esquina y el heleno bajó el remate del brasileño, algo blando, para luego superar a Bürki en el área pequeña.

Benfica vs B. Dortmund - Champions League - Football tactics and formations

A pesar del tanto de Mitroglou, el Borussia Dortmund no se vino abajo. Los de Tuchel reaccionaron al gol de manera encomiable y empezaron a generar ocasiones empujados por la necesidad. Entonces Aubameyang desperdició la segunda oportunidad clara, en un balón bombeado a la espalda de la zaga que el gabonés no puso en el fondo de la red. Sin tiempo para lamentarse, poco después llegaría el penalti que detuvo Ederson, que terminó el partido con la confianza por las nubes. El estado anímico del arquero brasileño contrasta con el de Aubameyang, que no ha regresado de la mejor manera posible de la Copa África, donde su selección, anfitriona, cayó en la primera fase. Desde que se reincorporó a la disciplina del Dortmund, Aubameyang solo ha marcado un gol contra el Leipzig en un partido en el que jugó bien pero en el que también perdonó más ocasiones de lo que es habitual. En los choques posteriores, ante Hertha y ahora ante el Benfica, su rendimiento ha ido a peor. Con la mirada perdida y con un lenguaje corporal que evidenciaba frustración, Tuchel lo quitó para dar entrada a Schürrle.

Sin embargo, el error en el penalti frenó en seco el momentum del Borussia Dortmund, mucho más espeso a partir de ese instante. A pesar de la mala actuación de Fejsa, lento con el balón y torpe en los choques, a los alemanes les costó mucho encontrar espacios entre líneas y el equipo de Tuchel volvió a adolecer del principal problema presente desde que ha consolidado el 3-4-1-2 con el que juega últimamente: las piezas tienen tendencia a separarse a medida que el equipo se desespera en los choques cerrados. Bartra y Weigl se encontraron muy solos, sin apoyos en corto con los que progresar mediante la asociación, y el Dortmund abusó del balón largo, fácil de neutralizar para la zaga contraria. La cara de los teutones cambió cuando entraron Gonzalo Castro y Pulisic a falta de diez minutos para el final, pues el hispanoalemán se convirtió en el nexo entre el centro del campo y la delantera y el estadounidense amenazó con varios disparos desde la frontal. Uno de ellos lo detuvo brillantemente Ederson después de que un jugador del Benfica desviara el tiro de Pulisic en el área pequeña. Si en la vuelta el Dortmund sigue insistiendo de esta manera, será difícil que se vuelva a quedar sin marcar.

Thomas Tuchel, head coach of Borussia Dortmund reacts as his side loose the German DFB Cup Final on penalties at Olympiastadion Berlin. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 21/05/2016 ***UK & IRELAND ONLY*** EXPA-EIB-160521-0095.jpg
El Borussia Dortmund generó muchas oportunidades, pero no las concretó ante la desesperación de Thomas Tuchel. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

6 comments

¿No os parece Rui Vitória un entrenador infravalorado? Vale que esté el un grande de Portugal, pero tengo la impresión de que se habla poco de él. Me parece que tiene facultades para dirigir a un equipo con mayores metas en la Champions League.

No sé si para jugar de titular ya, pero a mí me gusta bastante y creo que tiene potencial para llegar a asumir ese rol en el futuro. Aunque en los balones laterales le cuesta un poco más y de vez en cuando mide mal en alguno. A Alisson tampoco le he visto tantísimas veces, menos ahora que es suplente en la Roma. En general Alisson no me ha convencido nunca mucho, pero lo cierto es que Tite confía en él, ahora le llegan menos cuando juega con Brasil y creo que no estamos cerca de ver un cambio en la portería.

Quizas es cosa mía, pero creo que dembele aporta más al equipo como extremo que por el centro, lo hace bien pero desde la banda me da más sensación de peligro cuando tiene la pelota y sin ella obliga a las defensas estar más abiertas porque no pueden dejarlo solo

Yo empatizo con lo que creo que busca Tuchel poniéndolo por dentro, pero creo que ahora mismo, como rendimiento inmediato, ofrece más abierto por lo que comentas. En banda Dembélé estira al equipo y atrae siempre a dos rivales hacia fuera, lo que abre huecos por dentro. Con este esquema el equipo genera ocasiones, pero le cuesta mantener al bloque compacto durante 90 minutos.

Deja un comentario

*