La última oportunidad del Benfica

nemanja matic

El SL Benfica acaba la Fase de Grupos recibiendo en Da Luz al PSG, campeón del grupo. Los benfiquistas tienen su particular Final en la que será la sede de la Final de esta Champions, pues se juegan el pase a los Octavos de Final sin depender de sí mismos ante el vigente campeón francés. Necesitan mejorar lo que haga el Olympiacos FC en su estadio, que juega contra el eliminado RSC Anderlecht. Los de Jorge Jesus mantienen la esperanza de clasificarse por las bajas del conjunto griego, que pueden convertir su encuentro en un “partido trampa”, y por las rotaciones que va a hacer el PSG, relajado y con la mente puesta en el campeonato doméstico. Si el cuadro heleno obtiene la victoria, el SL Benfica caerá (aunque gane) a los Dieciseisavos de Final de la competición de la que salió subcampeón hace medio año: la UEFA Europa League.

SL Benfica

Entre la trabajada victoria ante el RSC Anderlecht (2-3) y el día de hoy, el conjunto lisboeta ha obtenido 4 de los 6 puntos que ha disputado en la Liga ZON Sagres con la victoria en la cancha del Rio Ave (1-3) y el empate del viernes en Da Luz ante el humilde Arouca (2-2). En esos encuentros, lo más interesante que ha acontecido en el equipo de Jorge Jesus ha sido una variación táctica que ya se empezó a ver en Bruselas y que tiene que ver con la flexibilización del esquema. El 4-3-3 característico de los benfiquistas en los últimos tiempos ya se alterna en los partidos con un 4-4-2. Este dibujo ayuda a disimular la ausencia de Óscar Cardozo. El ariete paraguayo es sustituido por el brasileño Lima, un delantero menos móvil que realiza menos labores fuera del área y que, por tanto, es más difícil de encontrar. Para que el equipo contacte con él y sea más ofensivo, especialmente ante rivales cerrados, Jorge Jesus aprovecha la polivalencia del diestro Enzo Pérez –que puede jugar como interior, volante o extremo– colocándolo en la banda derecha. Así puede optar entre jugar con dos puntas (Lima y Rodrigo Moreno) y liberar al volante serbio Lazar Marković, para que se mueva por los tres cuartos y garantice líneas de pase por dentro (por detrás de Lima como un segundo punta).

Nemanja Matić. Foto: Focus Images Ltd.

En los últimos partidos se ha visto cómo estos dos planes tienen una pega: su éxito depende de lo que genere la pareja Ljubomir FejsaNemanja Matić, que pasan a formar un doble pivote. Los dos internacionales serbios son mediocentros. El primero es puro, muy posicional y muy rocoso, pero el segundo ha evolucionado y es un centrocampista más creativo. Siempre se espera que, de esa pareja, sea Matić quien dé el primer pase de calidad. Pero en las últimas semanas se está apreciando que le cuesta hacerlo cerca de Fejsa o en paralelo a él. El ex del Chelsea FC parece haberse acostumbrado a su nuevo rol de distribuidor de balones en altura y ahora, en la que hace no tanto era su posición, necesita imperiosamente los ofrecimientos de los jugadores de tres cuartos para aportar en ataque. No obstante, el cambio de esquema es siempre positivo desde un punto de vista defensivo, pues solidifica el centro del campo al tener a dos ‘5’ de nivel que ayudan a centrales y laterales. A Matić no se le ha olvidado defender.

Jorge Jesus no puede contar con Guilherme Siqueira (pubalgia) ni con Rúben Amorim (rodilla), además de con el mencionado Cardozo (lumbalgia) y el lesionado de larga duración Eduardo Salvio (ligamento cruzado anterior derecho). Las dudas principales del once del técnico de los encarnados se localizan en la delantera y en el lateral izquierdo. Arriba las opciones son el doble ‘9’ Rodrigo-Lima (4-4-2) o la titularidad del brasileño como único punta y de Lazar Marković en la banda derecha (4-3-3 flexible). Al no estar el brasileño Cortez inscrito en Champions, en el lateral izquierdo las opciones son dos diestros: o André Almeida o Sílvio, jugador cedido por el Atlético de Madrid y recién recuperado de una lesión. Aunque el primero tiene más opciones de ser titular, ambos han sufrido por igual cuando han jugado en esta Liga de Campeones.

PSG

Desde que sufriese para ganarle a Olympiacos FC por 2-1 en la última jornada de Champions y hasta el día de hoy, el PSG ha disputado 3 encuentros de sensaciones tan variadas como sus resultados. Con el equipo (casi) titular ha goleado al Olympique de Lyon (4-0) y al colista Sochaux (5-0), demostrando y gustando. Haciendo más rotaciones de las habituales ha perdido por primera vez en la Ligue 1 (2-0 contra el Évian Thonon Gaillard). La única variación con respecto al juego del equipo parisino en esos encuentros es la progresiva integración del ya recuperado Javier Pastore en el 4-3-3, como interior izquierdo. Blanc le está dando minutos por dentro en un esquema que “creó por/para él” al comprobar cómo con Ancelotti la temporada pasada –y con él en agosto– no dio buen rendimiento en el costado izquierdo. De momento, la regularidad no es la suficiente como para establecer conclusiones firmes, pero la aportación ofensiva del ex del Palermo ha aumentado algo.

Con el primer puesto del grupo garantizado y con el susto que supuso la derrota en Annecy, el PSG llega a su último encuentro de 2013 en la UEFA Champions League con la mente puesta en la Ligue 1. El AS Monaco y el Lille OSC están demasiado cerca y para Blanc es preferible rotar entre semana y priorizar los encuentros ligueros venideros ante el Rennes y el propio Lille. Por ello, ha dejado fuera de la convocatoria por decisión técnica a Ibrahimović, Thiago Silva y Alex, que se quedan en París junto a los sancionados van der Wiel y Verratti. La ausencia del sueco condiciona la demarcación de Edinson Cavani, que si juega lo hará como ‘9’, librándose de la importante carga de trabajo defensivo que le supone jugar en banda. Blanc no tiene lesionados, y pese a que se lleva a algunos jugadores de peso a Portugal como Maxwell o Matuidi, es probable que también les dé descanso en el que será un once alternativo y experimental.

Onces previstos en el SL Benfica – PSG.
Onces previstos en el SL Benfica – PSG.

ACCEDE AL RESTO DE PREVIAS DEL DÍA HACIENDO CLICK SOBRE LOS PARTIDOS:

3 comments

La verdad es que sí! Tiene muy buena pinta el PSG esa temporada, apostaría en semi de Champions como mínimo.

Deja un comentario

*