Benítez contra Klopp

Götze, traspasado; Gündogan, lesionado; Subotic, duda. (Foto: wetterrolf)

Prefieren ceder el balón, presionar y forzar el error, montar el contraataque a altísima velocidad y terminar la jugada. Así someten al rival a un ritmo infernal. Así era el Borussia Dortmund la pasada temporada. Y esta sigue siendo la identidad de los de Klopp pese a la pérdida de Mario Götze. No es casualidad que este equipo se exhibiera frente al Hamburgo el pasado fin de semana y disparara en 32 ocasiones ante los hanseáticos. El Hamburgo es tremendamente frágil atrás, pero tantos remates no están al alcance de cualquiera. Además, las incorporaciones de Aubameyang y Mkhitaryan han encajado a la perfección. Velocidad e inteligencia para moverse con espacios por delante. Trabajo y sacrificio. Intensidad. Calidad. Puro Klopp.

No obstante, el Borussia Dortmund llega a Nápoles con un par de bajas importantes. Klopp no podrá contar con Piszczek y Gündogan, que siguen lesionados. El capitán, Kehl, se ha sumado en las últimas horas a esta lista de ausencias y se estima que tardará 6 semanas en recuperarse. Además, Subotic se retiró tocado en el último encuentro y puede que Sokratis sea titular en el eje de la zaga junto a Hummels, aunque el central serbio ha viajado con el resto del equipo hacia Nápoles. Esto dejaría a Großkreutz como la única opción para ocupar el lateral derecho.

Götze, traspasado; Gündogan, lesionado; Subotic, duda. (Foto: wetterrolf)
Götze, traspasado; Gündogan, lesionado; Subotic, duda. (Foto: wetterrolf)

No tiene tantos contratiempos Rafa Benítez, que ha empezado con buen pie su aventura en el sur de Italia. El Nápoles ha arrancado bien en la Serie A y se ha impuesto a sus primeros rivales con bastante solvencia. Sin embargo, todavía no han jugado un partido de tanta exigencia como el de hoy. Por lo tanto, esta será una magnífica oportunidad para medir la madurez del proyecto partenopeo. En un grupo tan difícil apenas pueden fallar. Y menos en los encuentros disputados en Italia. Eso sí, a Benítez se le dan bastante bien las competiciones europeas: cuatro finales (y tres títulos) en los últimos 10 años.

El Nápoles no cuenta con ninguna baja sensible para el encuentro de esta noche. Por lo tanto, Benítez dispone de bastantes recursos, aunque su once parece estar bastante definido. Todo apunta a que Britos será el acompañante de Albiol en el eje de la zaga, Inler formará el doble pivote junto a Behrami, y Callejón y Pandev serán quienes flanquearán a Hamsik en la línea de mediapuntas. Por delante, Higuaín. Esto significaría que Mertens, Insigne, Armero y Dzemaili serían las opciones para agitar el encuentro en la segunda parte.

En cualquier caso, los atacantes del Nápoles tendrán que intentar explotar las bajas del equipo de Jürgen Klopp. El sector derecho de la zaga del Dortmund llega muy tocado entre la ausencia de Piszczek y los problemas que arrastra Subotic, por lo que puede hacer bastante daño por ese costado. Además habrá que ver si Nuri Sahin puede imponerse en el centro del campo en un partido de tanto ritmo y exigencia, pues todavía no ha alcanzado el mismo nivel que en su anterior etapa en Dortmund. Estos dos aspectos, junto a la capacidad de la pareja de centrales local para defender el juego directo hacia Lewandowski o la incógnita de quién llevará la iniciativa, son varios de los aspectos que pueden decidir el encuentro. Si el Dortmund se repliega, el Nápoles no debe caer en la trampa de los alemanes. Castigan cualquier error.

Posibles alineaciones del Nápoles-B.Dortmund

Related posts

3 comments

Hola Tomàs,

Un apunte nada más:

Comentas que Benítez ha disputado 4 finales de competiciones europeas y ha ganado 3, por lo que entiendo que descartas la Supercopa de Europa que dirigió con el Inter frente al Atleti. ¿Puede ser?

Es cierto que la Supercopa es una competición un tanto sui generis, sin embargo creo que debería ser tenida en cuenta.

Ojo, no es una regañina, es un comentario para conocer tu opinión más a fondo.

Saludos.

Cuento las dos finales de Champions con el Liverpool y las dos UEFA/Europa League con Chelsea y Valencia. También jugó una Supercopa con el Liverpool, ante el CSKA de Moscú creo, además de la del Inter. No las cuento porque, pese a ser finales a un solo partido, son de un carácter distinto. En la Champions y en la Europa League, Benítez va superando eliminatorias, duelos dobles contra un único rival, que es en lo que es un verdadero especialista y a lo que quiero hacer referencia en el texto.

El valor en esta ocasión no es, para mí, haber ganado/jugado una Supercopa, que es un partido puntual, sino haber ido eliminando a varios rivales en eliminatorias de exigencia hasta el partido definitivo. Todo el proceso que lleva a ella.

1. Metida de pata, se me olvidó la Supercopa de Europa con el Liverpool.

2. Entiendo ahora mejor lo que quieres decir.

3. Comparto tu opinión, te doy la razón.

4. Gracias.

Deja un comentario

*