Borisov dictará sentencia

BATE Debrecen Edu Ferrer Alcover

La ciudad de Borisov aguarda impaciente para ver un partido de Champions. Su club, el BATE, ya sabe lo que es disputarla, pero jamás lo hizo en su casa, sino en Minsk. El antiguo estadio de Borisov, el Gradski, no cumplía los requisitos de seguridad de la UEFA, por lo que el BATE se ha visto obligado a vivir sus tres participaciones en Champions lejos de casa. Ahora, en un estadio moderno y #coquetoSÍ como el Borisov Arena, el equipo de Aleksandr Yermakovich busca entrar en su cuarta fase de grupos de Champions en siete temporadas. Delante, el Slovan de Bratislava, el club más laureado de Eslovaquia y único del país que ha ganado un título europeo (la Recopa de 1969 contra el Barça). Los blanquiazules llegan a Bielorrusia buscando ser el cuarto club eslovaco que entra en una fase de grupos de Champions, después de Kosice, Artmedia Petrzalka y Zilina.

Partido de signo previsible

El encuentro de ida nos mostró un guión claro, con el Slovan de Bratislava protagonizando un inicio intenso. No es un equipo que se sienta cómodo dominando con balón, pero sí sabe generar tremendo peligro a balón parado y colgando pelotas al área. Toda vez que nadie del BATE era capaz de despejar esos envíos, tanto laterales como frontales, las acciones tomaban mucho peligro, dado que siempre había tres o cuatro jugadores del Slovan dispuestos a montar un barullo en el área. En esas, Fort tuvo dos ocasiones muy claras para marcar, pero Chernik y Polyakov las desbarataron. Tras el arreón inicial del Slovan, el BATE comenzó a mostrarse cómodo con el balón y dominó claramente hasta el descanso. En el equipo bielorruso vimos mucha posesión, ataques peligrosos por bandas y movilidad de los hombres de arriba, con Rodionov mostrándose como el jugador más incisivo.

Bate Borisov Rodionov Edu Ferrer Alcover

Rodionov fue uno de los futbolistas más incisivos del BATE en el partido de ida.

Antes del descanso llegó el autogol de Jablonsky. Tras un ataque del Slovan, Cikos dejó la banda derecha totalmente expuesta, con lo que Mladenovic subió a placer y centró para el gol del BATE. Los eslovacos replegaban mal y por momentos dejaban bastante espacio entre líneas. En la segunda parte, con el equipo por detrás, Straka metió a dos nueves: Halenár y Vittek. La estrategia ofensiva era la misma, colgar balones al área ante un BATE que cada vez reculaba más. Y Vittek, que es un maestro dentro de la caja, definió a la perfección tras un centro desde la izquierda para hacer el 1-1. En otra falta posterior, en un nuevo balón parado, al Slovan le anularían un gol de Gorosito por fuera de juego de Vittek. La estrategia del Slovan era diáfana y a punto estuvo de darle la victoria en la ida.

Yermakovich en rueda de prensa: “Sé que el estadio estará lleno. El apoyo de nuestros aficionados es muy importante para nosotros. Nuestro fútbol y nuestro país necesitan la fase de grupos de la Champions”.

El partido de hoy debería tener al BATE como poseedor del balón desde el principio. Cierto es que el Slovan necesita ganar para clasificarse, pero si salen decididamente a atacar, el BATE puede aprovecharse de sus notorias deficiencias defensivas. Los bielorrusos juegan en casa y el Borisov Arena aprieta bastante, así que lo normal sería ver un inicio fuerte ante un Slovan que no es una maravilla defendiendo. De hecho, el entrenador del Slovan comentó en rueda de prensa que hoy estarían “muy atentos a la organización y a la disciplina”.

El BATE tiene diferentes armas con las que puede generar peligro: Khagush y Mladenovic pueden hacer daño por bandas, Volodko y Olekhnovich tienen mucho recorrido, Krivets posee calidad para asistir y aprovecharse de los espacios entre líneas que puede dejar el Slovan, Rodionov tiene gol y sabe buscarse la vida en el área… Por su lado, los eslovacos, con el poderío físico que tienen y dos buenos nueves como Vittek y Halenár, pueden sacar provecho de balones parados, centros al área y acciones aisladas. Zofcák, con su buen disparo desde media distancia, también puede ser un activo interesante para un Slovan con grandes problemas en la elaboración de juego. Con el BATE atacando, Milinkovic y Soumah también pueden correr y hacer daño a la contra. Los de Frantisek Straka apuestan sin tapujos por un juego vertical y directo, el que parece más idóneo dadas sus limitaciones técnicas.

Ambos equipos llegan sin bajas destacables. El entrenador del BATE ha reconocido que, incluso, está recuperando jugadores que llevaban mucho tiempo lesionados, como Dmitry Baga (fuera desde abril), del que dijo que “espero que sus problemas físicos queden en el pasado”. En el Slovan, probablemente volverá al once Ninaj, joven central de 20 años que es indiscutible pero que se perdió la ida al no estar al 100% físicamente. Se espera que llueva durante el partido, pero Yermakovich ha dejado claro que “no influirá en las condiciones del terreno de juego”.

Acostumbrados a la Champions

Ver al BATE Borisov en la fase de grupos de la Champions se ha convertido en un clásico. Una vez que se hicieron con el dominio del fútbol local (han ganado las últimas ocho ligas), consiguieron convertirse en el primer equipo bielorruso que entró en una fase final de la Liga de Campeones. En 2008 y a las órdenes de un jovencísimo Viktor Goncharenko, que tenía 31 años por aquel entonces, el BATE traía por primera vez la Champions a Bielorrusia, una experiencia que se repitió en 2011 y 2012. El segundo entrenador de aquel BATE, Aleksandr Yermakovich (39 años), dirige ahora a un bloque ciertamente renovado con respecto al mes de diciembre de 2012, momento en que el club disputó su último partido en una fase de grupos de Champions.

Aleksandr Yermakovich, entrenador del BATE en rueda de prensa: “Tenemos un equipo experimentado que ha superado muchas situaciones. Sabemos bien que mañana no debemos salir pensando en mantener el 0-0. Cada partido es una historia diferente”.

Bate Borisov Yermakovich Edu Ferrer Alcover

Aleksandr Yermakovich, técnico del BATE.

De aquella última participación en la Liga de Campeones sólo se mantienen como titulares habituales los centrales Polyakov y Filipenko, el pivote Likhtarovich, el tándem de interiores OlekhnovichVolodko y el delantero Rodionov. Para los encuentros europeos, Yermakovich utiliza el mismo 4-3-2-1 que tan buen resultado le dio a Goncharenko. Entre los nuevos destacan Chernik, el nuevo portero llegado del Neman, o Krivets, mediapunta que anotó el gol de la clasificación para el playoff ante el Debrecen y que ya había jugado la Champions en 2008 con el BATE. Khagush (lateral derecho ruso ex Rostov), Mladenovic (lateral izquierdo llegado del Estrella Roja) y Gordeychuk (mediapunta en su segunda etapa en el BATE), completan el once de Yermakovich.

En busca de la primera fase de grupos

El Slovan de Bratislava suma cuatro ligas eslovacas y tres copas en los últimos seis años, pero la buena etapa deportiva no ha evitado que el banquillo sufra cambios cada año. Este curso, el encargado de ir a por la Liga y, sobre todo, cumplir el ansiado sueño de jugar la Champions es Frantisek Straka, un técnico checo de 56 años que lleva quince de ellos entrenando, casi siempre en clubes de la antigua Checoslovaquia. El reto que tiene por delante quizá sea uno de los más grandes de su carrera, ya que la mayoría de veces ha estado en clubes de poca entidad y sus etapas en grandes proyectos (Sparta de Praga en 2004 y República Checa en 2009) duraron muy poco. Eso sí, en el Sparta consiguió hacer lo que busca hoy: pasar la previa y llegar a la fase de grupos de la Champions.

Frantisek Straka en rueda de prensa: “El BATE ha demostrado ser un oponente muy fuerte, pero nosotros intentaremos serlo también”.

“No estamos bajo presión, pero tampoco nos dormiremos en los laureles. Si ganamos, habrá alegría y euforia”.

“Con respecto al once, sólo os digo una cosa: Robert Vittek, que marcó en la ida y será titular”.

El Slovan mantiene a la mayoría de jugadores que fueron importantes el año pasado, aunque algunos se están cayendo de la titularidad en la Champions, como el lateral derecho Bagayoko (en favor de Cikos) o el delantero centro Halenár (juega Fort o Vittek de nueve). Para este curso, la única baja relevante ha sido la de Kladrubský, pivote checo reemplazado por Stefánik, mediocentro llegado del NEC Nimega. En el lateral izquierdo, Jablonsky, que ha llegado al Slovan tras haber sido fijo en el Jablonec las últimas temporadas, está reemplazando a Josimov mientras este se recupera de una lesión. El 4-2-3-1 es el sistema utilizado por el Slovan, un equipo con un juego eminentemente vertical.

 

Sin título

Alineaciones probables
Fotografías: Edu Ferrer Alcover. Todos los derechos reservados.

Related posts

2 comments

Eliminatoria muy pareja.
Yo estaré muy atento al Malmö-Salzburgo,hubiera estado bien un articulo de esa eliminatoria,tiene mucho merito el equipo sueco.
Hace unos años se quedo a 1 gol de meterse en Champions,pero mañana lo conseguira,eso espero.

Deja un comentario

*