Brahimi golpea al Chelsea

Bruno Martins Indi (left) and Brahimi of FC Porto battle with Cesc Fabregas of Chelsea and during the UEFA Champions League match at the Estádio do Dragão, Porto
Picture by Pedro Lopes/Focus Images Ltd +54 936 360 807
29/09/2015

Desde lo más alto de Do Dragao se podía ver con claridad. Era una luz que parpadeaba brillante, como si fuera la de una ambulancia, en mitad del campo del Chelsea. Cada vez que el balón pasaba por allí sonaba una bocina de auxilio. Un temblor empujaba al Oporto. Se escuchaban gritos de terror y gente corriendo alocada pidiendo clemencia. Las familias se refugiaban en sus casas, los padres tapaban los ojos de sus hijos. Era una escena que asustaba: era Branislav Ivanovic siendo encarado por Brahimi. La agresión fue en aumento a medida que avanzó el partido. Las dos primeras veces, Ivanovic robó el balón. Luego Brahimi siguió recibiendo la pelota: unas veces, a la espalda de Mikel, titular en detrimento de Matic; otras, pegado a la línea de banda para encarar al lateral. El asunto terminó en llamada a la policía con denuncia: Brahimi fabricó los dos goles del Oporto aunque las estadísticas no lo demuestren.

En el primero regateó a Ivanovic y a Zouma, pero su disparo lo rechazó Begovic y André André aprovechó el balón muerto. En el segundo le ganó la espalda a Ivanovic, amagó a Cesc y provocó el córner en el área. Del saque de esquina llegó el centro de Ruben Neves el remate de la victoria de Maicon. La exhibición del argelino sirvió para sumar tres puntos (2-1) en la pelea por la primera posición del Grupo G. En Do Dragao ya están sentados con ilusión en las oficinas del club pensando en lo que harán cuando reciban 20 o 30 millones por Brahimi: 5 por existir, 10 por pertenecer Oporto y un tercer bonus que oscila entre 1 y 10 según el momento en el que lo vendan.

Brahimi of FC Porto and Ramires of Chelsea during the UEFA Champions League match at the Estádio do Dragão, Porto Picture by Pedro Lopes/Focus Images Ltd +54 936 360 807 29/09/2015
Brahimi y Ramires (Foto: Focus Images Ltd)

José Mourinho quiso aclarar en rueda de prensa que fue “un partido igualado” que lo desnivelaron “dos errores”, pero uno de ellos se viene repitiendo semanalmente por lo que cabe la posibilidad de que el error comience a ser permitir que juegue Ivanovic. Quizás no es el único problema que tiene el Chelsea, pero sí es el más grave. Traducido en puros datos estadísticos, perdió 10 balones, no puso ningún centro y sólo tuvo éxito en 1/10 tackles. Ahora no sólo juega sino que además es capitán. El técnico portugués le ha entregado el brazalete porque John Terry volvió a ser suplente de Zouma y Cahill, mientras que Hazard y Matic empezaron desde el banquillo. Otros como Oscar, Falcao y Remy no viajaron a Portugal. Esto es: los blues empezaron sin su estrella, sin su central titular, y no tenían un delantero de recambio para Diego Costa. El gol que suponía el 1-1 antes del descanso lo marcó Willian de falta.

Jose Mourinho: “Fue una gran actuación con dos grandes errores. A veces cometes errores y no los pagas. Hoy los hemos pagado”.

No sólo del baile entre Ivanovic y Brahimi vivió el partido, pues el duelo de Zouma contra Aboubakar o el de Imbula, Danilo y Ruben Neves contra el centro del campo del Chelsea tampoco se quedó atrás. Es de mención honorífica la actuación del joven Neves, de 18 años, brillante ejecutor a balón parado y bien posicionado en todo momento para servir de apoyo en la gestación de las jugadas.

Lo que hizo Iker Casillas en la portería del Oporto tiene un mérito innegable: resumió sus últimos cinco años de trayectoria en un primer tiempo que lo define con exactitud. Pasó del 2010 al 2015 en 45 minutos, primero con una gran mano al primer palo, después con una espectacular intervención con los pies ante Pedro Rodríguez, cuando el canario se había disfrazado de Robben en Sudáfrica –sí, esa misma parada–, y para cerrar su actuación, regresando al tiempo presente, vio entrar la falta de William por su palo para, instantes después, de forma inmediata recriminar algo, quizás la ausencia de torres, a sus compañeros que formaron la barrera dentro del área.

Mourinho buscó el empate y lo tuvo muy cerca, a mano literalmente, porque el árbitro no vio una de Marcano rozando el tiempo reglamentario. Para ese momento ya habían entrado Hazard, Matic y Kenedy, que tuvo la última en el 93’, pero que no sirvió para evitar un dato que comienza a ser cada vez más impactante: el Chelsea ha perdido 5 partidos antes de octubre por primera vez en 37 años.

Willian of Chelsea scores their first goal during the UEFA Champions League match at the Estádio do Dragão, Porto Picture by Pedro Lopes/Focus Images Ltd +54 936 360 807 29/09/2015
Willian marcó el gol del empate de falta (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Muy decepcionado, el equipo no carbura ni tiene pinta de que lo vaya a hacer, sensación de que el equipo no tiene ideas y que Mou está muy quemado y se aferra a viejas glorias como Ivanovic.
No sé si la destitución de Mou beneficiaría o no al equipo, pero yo sólo le tiraría si viniese Klopp, o un entrenador que apostase por los jóvenes, porque la salvación del Chelsea es su cantera, que para algo Abramovic ha invertido tanto y han ganado tantos títulos. Salvar esta temporada como se pueda y reorganizar la vasta plantillade cedidos que tiene el club.
Ya que en teoría la directiva planea ahorrar para la construcción del nuevo estadio, es la única solución que veo.

Deja un comentario

*