Buscando aire en Borisov

Dani Alves. Foto de MarcadorInt.

Con tan solo 2 jornadas disputadas este Grupo E ya nos ha demostrado que puede ser más imprevisible de lo que parecía a priori. Sí, el Barça llega a Bielorrusia como líder provisional pero lo hace tras dejarse puntos en el Olímpico de Roma y habiéndose visto en el apuro de apelar a la épica para no repetir un susto parecido en el Camp Nou, ante el Bayer Leverkusen. Tampoco el Bate Borisov resulta ser la Cenicienta que todos esperaban para nutrirse de puntos en la lucha por acceder a octavos y ya dio buena muestra de ello con la victoria (3-2) frente a la Roma. Además, los de Alyaksandr Yermakovich se proclamaron matemáticamente campeones de la Premier bielorrusa este pasado fin de semana al imponerse al FC Vitebsk, a falta de 3 jornadas para el final.

Un guión menos agresivo para el Barça

El tremendo disparo de Mladenovic, que pilló descolocado a Szczesny, puede ser una buena metáfora de lo que quieren y deben evitar los otros equipos con, en teoría, más posibilidades en la terna por las dos primeras plazas. No obstante, pese a los miles de kilómetros y las horas de avión que siempre suelen citarse como factor (o excusa) en este tipo de desplazamientos, se puede prever un planteamiento más o menos cómodo para el FC Barcelona. No es que un viaje al frío de Borisov sea un escenario que muchos tildarían como ‘cómodo’ o ‘apetecible’; nos referimos al aspecto estrictamente táctico. Esta versión del Barça diezmada por las bajas y un rendimiento físico muy por debajo del punto de plenitud conseguido en mayo de 2015 ha demostrado sufrir muchísimo contra equipos que le ‘agreden’, léase por ejemplo el Celta en Balaídos (4-1), el Rayo el pasado sábado (5-2) o el mismo Bayer Leverkusen que a punto estuvo de poner contra las cuerdas a los de Luis Enrique (2-1). Al Barça le cuesta horrores ahora mismo tener que pelearse por un partido en el centro del campo. No obstante, ante un rival más menos agresivo en su presión puede tener cierto respiro en un escenario menos hiperventilado.

Bate Borisov Volodko Edu Ferrer Alcover
Un año más, el BATE no ha tenido rival en la competición doméstica y se ha proclamado campeón, por encima del Dinamo de Minsk. Foto: Edu Ferrer Alcover.

¿Y por qué va a esperar el BATE? Pues porque si nos fijamos en los precedentes, en la única visita de los azulgrana a Borisov en la fase de grupos de 2011 el entonces equipo de Viktor Goncharenko se dispuso de la forma más replegada que un servidor haya visto hacer jamás. Con los 11 jugadores situados entre la frontal del área y un poco más atrás del círculo del centro del campo, el planteamiento fue tan defensivo como inútil, pues el Barça se acabó llevando el partido (0-5) sin ningún tipo de apuro. Aunque, a tenor de lo que se pudo observar en la jornada pasada contra la Roma, el BATE no optó por el simple repliegue.

Será interesante ver si la inyección de moral que supone el haberse proclamado campeones por décima vez consecutiva implica un mayor atrevimiento de Yermakovich, puesto que no tiene nada que perder y el perfil de puntaje bajo que se intuye en este grupo le concede opciones de dar la sorpresa si sigue rascando puntos como local. Desde el punto de vista azulgrana también habrá que estar pendientes de la evolución de su zaga: la vuelta a la portería de Claudio Bravo en Liga no ha servido para acabar con la ingente cantidad de goles que está recibiendo el equipo catalán -y más si se compara con las cifras del año pasado-. En este sentido, la vuelta a la convocatoria de Thomas Vermaelen puede ser un activo que refuerce y dinamice la defensa del Barça, hasta hoy bastante lenta y despistada. También se leerá el enfrentamiento contra el BATE como un estadio más del nuevo repartimiento de roles provisional que las múltiples lesiones han obligado a hacer. Habrá que ver si Neymar sigue en la línea del sábado pasado, dando el ‘pasito adelante’ en el que tanto ha insistido la prensa de la Ciudad Condal y tan poco le gusta reconocer a Luis Enrique. En este sentido, también está por ver si Sergi Roberto sigue con su meteórica progresión de estrella del plantel malograda a pieza clave en distintas posiciones.

Por último, para los más amantes del morbo, el componente sentimental del choque no lo podrá aportar en este partido Aleksandr Hleb. Con 34 años ya, el ex del Barça y del Arsenal entre otros no disputará finalmente el partido por unos problemas musculares. El propio Hleb, quien tuvo un paso más que discreto por Barcelona, admitía la semana pasada en un entrevista con los compañeros de Catalunya Radio (catalán) que la culpa de su fracaso como jugador azulgrana se debió a que tomó una actitud de ‘niño pequeño’. 8 años más tarde, esperemos ver un Hleb mucho más maduro en el Borisov Arena.

Alineaciones probables: BATE Borisov–FC Barcelona, 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Que el Barça no encaje se paga a 1.80 euros en bwin

BATE Borisov vs FC Barcelona - Football tactics and formations

Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
 Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

Deja un comentario

*