El Chelsea perdona y Draxler castiga

Chelsea Mourinho Focus

Al Chelsea se le ha atragantado por segundo año consecutivo la primera jornada del grupo. Hace una temporada, el Basilea sorprendió ganando 1-2 con una magnífica actuación de Salah -al que luego terminaron fichando-, y en esta ocasión el Schalke ha logrado un sorprendente 1-1 cuando, por cómo estaba transcurriendo el partido, todo hacía indicar que los de Stamford Bridge podían haber ampliado la cuenta mucho antes. Fue la queja de Mourinho al final, la falta de acierto en las múltiples ocasiones que tuvieron, pues sólo en el primer tiempo ya pudieron marcar más de dos. Al grado de intensidad de esa primera media hora le faltó una pizca de puntería, porque el agujero estaba hecho y no era precisamente pequeño: cada balón que recibía Hazard en la banda izquierda se traducía en terror absoluto para Höger, lateral derecho, que fue bailado de un lado al otro por el extremo belga, habilidosísimo, casi imparable, en situaciones de uno contra uno en carrera. Ni siquiera las ayudas de Sam pudieron parar ese foco de peligro, de donde llegó el 1-0. Cesc robó un balón en tres cuartos de campo rival (con falta no pitada sobre Meyer), se la deja a Hazard contra la defensa alemana, le dobla por fuera, el belga asiste y Fàbregas define con tranquilidad, marcando así su primer gol como jugador del Chelsea.

Mourinho: “Fue un poco frustrante porque tuvimos muy buenas ocasiones para hacer el 2-0 pero no las metimos”.

Chelsea Cesc FocusCesc marcó su primer gol como futbolista del Chelsea (Foto: Focus Images Ltd)

La personalidad del Schalke quedó muy marcada en todo momento: a pesar de estar muy expuestos en el comienzo del encuentro, nunca le perdieron la cara al partido y poco a poco comenzaron a sentirse más cómodos sobre el terreno de juego. Max Meyer, que había perdido el balón del gol, siguió pidiendo pelotas entre líneas, escondido entre Ramires y Matic, que formaron el doble pivote con Cesc un poco más adelantado. Drogba, el elegido para la delantera (dejando a Diego Costa y Remy en el banquillo, quizás por el enfrentamiento contra el Manchester City el próximo domingo), estaba perfectamente sujetado por el joven Ayhan, titular en el eje de la zaga, que dejó detalles de magnífico central a sus 19 años. Pero sobre todo empezaron a ver posibilidades de empatar cuando apareció la figura de Draxler, imperial durante todo el segundo tiempo. Aunque había comenzado por la banda izquierda, con Meyer de mediapunta y Sam en la derecha, Draxler ganó protagonismo cubriendo cada vez más parte del campo y conforme le llegaban los balones fue dejando un detalle tras otro. Recibo de espaldas, me giro y te dejo detrás, muy lejos de mi alcance. Pase entre líneas a Huntelaar. Recuperación, salida en velocidad y amago de ruleta para continuar con la contra. El joven alemán, que en dos días cumplirá 21 años, se echó a su equipo a la espalda y le demostró al Chelsea que tuviese cuidado, que estaban jugando como si llevasen muchos goles de diferencia y sólo iba 1-0. Hasta que llegó el gol del empate: Draxler comienza a correr en su campo con un balón que pierde Cesc (protagonista positivo en el primer gol, protagonista negativo en el segundo gol), evita dos choques rivales y se la da a Huntelaar, que se perfila desde la frontal y se la cruza maravillosamente a Courtois. El Chelsea pudo arreglar el susto, pero Hazard falló en los últimos minutos, o mejor dicho Fahrmann realizó un paradón en el área pequeña.

Schalke 04 FocusUn punto a domicilio muy positivo para el Schalke 04 (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Igual, creo que pasan estos dos. El Schalke, pese a su mal momento en bundesliga, creo que tiene jugadores y talento. Tremendo Draxler!

Me veré el partido hoy, me alegra lo de Draxler, será mala suerte pero las últimas 6 o 7 veces que vi al Schalke no pasó de alguna aparición puntual.

Exhibición de Draxler en el segundo tiempo de las que quedan para el recuerdo, al igual que a Herrero las últimas veces que lo había visto me dejó un poco frío, pero lo del partido contra el Chelsea demuestra que es un jugador como hay pocos en el mundo, un equipo inferior a otro que tiene un tío que coge el balón y dice ” ahora cógeme si puedes”. Fútbol!!!

Hazard tiene que marcar más goles, pasar de ser bonito a ser un killer, debe operar un cambio de mentalidad, no soportar la derrota, autoestima de superjugador, y ser más concreto.

José tiene un diamante, y mucha labor por delante.

Deja un comentario

*