Cinco apuntes de la victoria del Madrid ante el Dortmund

Borja Mayoral of Real Madrid (l2nd left) celebrates scoring their first goal to make it Real Madrid 1 Borussia Dortmund 0 during the UEFA Champions League match at the Estadio Santiago Bernabeu, Madrid
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
06/12/2017

1.  El Real Madrid, mejor en 4-3-3. Si los primeros veinticinco minutos de ayer en el Bernabéu no fueron lo mejor del conjunto blanco en lo que va de temporada, al menos se le parecieron mucho. Se le pueden poner todos los peros que se quieran al rival, pero anoche el Madrid jugó, por tramos, bien al fútbol y eso es noticia en la 2017/2018. La escuadra merengue encontró esa fluidez con la pelota que esta temporada tanto había echado en falta y sometió con ella a un equipo que tanto pelea por tenerla como el Borussia Dortmund. Zidane apostó por un 4-3-3 frente al 4-3-1-2 habitual y, en general, la ocupación de espacios pareció mucho más armoniosa, con los extremos siempre abiertos para dar amplitud al juego y generando 2 vs 1 con los laterales. En el partido ante el Málaga también se vieron brotes verdes con esa formación. Quizá por ahí esté la solución a los males blancos.

Real Madrid 3 (Mayoral 5′, Cristiano Ronaldo 12′, Lucas Vázquez 81′)
Borussia Dortmund 2 (Aubameyang 43′, 48′)

Borussia Dortmund vs Schalke 04 - Bundesliga - 11th April 2012 - Football tactics and formations

2. El Theo del Alavés. El de ayer fue, de largo, el mejor partido de Theo Hernández con la camiseta blanca. Un auténtico avión por la banda izquierda. Y no parece casualidad que este haya venido acompañado del cambio de sistema. Pues el lateral francés es un futbolista que no es precisamente un especialista produciendo con la pelota en el pie y sin socios a su alrededor, pero cuando puede doblar y correr al espacio no hay quien le pare. Theo, ayer quedó meridianamente claro, agradece muchísimo jugar con extremos.

Pierre-Emerick Aubameyang of Borussia Dortmund during the UEFA Champions League match at the Estadio Santiago Bernabeu, Madrid Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 06/12/2017
Aubameyang volvió a ver puerta. Foto: Focus Images Ltd

3.  Aubameyang es uno de los mejores del mundo. Y Pulisic va camino de serlo. Lo repito mucho, porque creo que no se hace justicia con el descomunal delantero gabonés. Es un ariete colosal. El Borussia Dortmund está en un calamitoso estado de forma, pero vamos por el mes de diciembre y él ya lleva 19 goles. Y nadie se sorprende, porque es a lo que nos tiene acostumbrados. Ayer, dos más, dos definiciones extraordinarias de factura radicalmente distinta. El atrevimiento de Pulisic en la banda derecha del Santiago Bernabéu, por otra parte, volvió a sugerirnos que se trata de un jugador enormemente especial.

4.  Cristiano Ronaldo está fino. Sus cifras en liga no están siendo nada buenas, pero al extremo portugués se le volvió a ver ayer en ese estado de forma que hace presagiar que estamos ante otra temporada en la que va a volver a ser condicionante. En la precisión de sus contactos, en la soltura de sus movimientos, en la voracidad de sus intenciones. La impresión es que cuando resurja el juego del Real Madrid, él va a volver a estar ahí para acompañarlo con goles.

5. El Madrid de la sub21, pura frescura. Se ha hablado mucho de que el Real Madrid no tiene profundidad de plantilla, pero quizá solo es cuestión de que sus piezas se vayan activando. Si lo comparas con el equipo B que le ganó una liga a Leo Messi probablemente salga perdiendo, pero en la generación de la selección española subcampeona de Europa sub21 el conjunto blanco tiene un potencial que no ha sabido de exprimir todavía. Borja Mayoral volvió a demostrar que es un delantero inteligente que se mueve con mucho olfato por el área. Asensio quizá no termina de coger el timón como se esperaba de él en la 2017/2018, pero derrocha calidad y ayer lo enseñó en cada centro o cada control. El inadvertido Ceballos sí demuestra una voluntad inequívoca de hacerse con el equipo y tuvo un impacto inmediato cuando entró en el encuentro. Su efervescente energía con la pelota le cambió la cara al Real Madrid. Está para que en cualquier momento se meta en la dinámica y no salga. Menos espectacular, pero igualmente clarividente, preciso y pulcro estuvo un Marcos Llorente que a mí particularmente me hace perder la cabeza. Ese chico es demasiado bueno para jugar tan poco.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

6 comments

En términos relativos le veo bien. Es decir, comparado con su rendimiento de sus últimos años, pues está mejor. Pero creo que aún muy lejos de lo que parecía que iba a llegar a ser antes de marcharse al Real Madrid.

Partido que deja lecturas positivas y negativas en el Real Madrid CF. Las mías:

Positivas:
– El principio y el final. Debo reconocer que a mí el primer tramo del Madrid no me convenció tanto como a la mayoría, pero tampoco era muy complejo mejorar lo mostrado últimamente. Y pese a que no estoy siguiendo con regularidad la Bundesliga, a grandes rasgos el Borussia Dortmund me pareció un equipo muy endeble colectivamente que facilitó las labores a los blancos. El tramo final sí que me gustó bastante, con el Real encerrando al Dortmund en su área y con la permanente participación de muchos jugadores.
– Dani Ceballos es buenísimo y atesora la personalidad adecuada para ser determinante. Qué impacto tuvo. Acostándose sobre la banda izquierda sirvió de apoyo y exhibió esa llegada al área que poco a poco irá luciendo más. No tiene techo.
– Cristiano Ronaldo es muchísimo mejor futbolista partiendo desde fuera, y es que jamás he entendido cuáles serían las ventajas de colocar a Cristiano como delantero centro. Estuvo activo, ágil, enérgico y dañino. Fue la típica versión de Ronaldo cuando suena la música de la UEFA Champions League en el Santiago Bernabéu. Mención aparte merece su golazo. Cada vez que lo veo me fascina más. Los dos pasitos que da hacia atrás para crearse el espacio, lo rápido que arma la pierna… Bárbaro.

Negativas:
– La desconexión madridista en el tramo central del encuentro provocó que, a mi modo de ver, el Dortmund (sin hacer nada destacable) fabricara una cantidad de ocasiones que no era acorde al nivel expuesto por los alemanes. También el Madrid tuvo pérdidas “estúpidas” que deberían evitarse.
– La lesión de Raphaël Varane. No lo sé a ciencia cierta, pero no creo que Zinédine Zidane le tenga mucha fe -por ahora- a Jesús Vallejo. Papelón para el galo de cara al choque frente al Sevilla FC.

Y al margen de esto, qué pintaza tiene Christian Pulisic. Es un bicho.

“El Real Madrid, mejor en 4-3-3” (Guillermo Valverde).

“Cristiano Ronaldo es muchísimo mejor futbolista partiendo desde fuera, y es que jamás he entendido cuáles serían las ventajas de colocar a Cristiano como delantero centro” (Sergio7Garci).

Esto, que para mí (que no tengo ni idea de fútbol) es tan evidente, no lo dice prácticamente ningún periodista deportivo.

Y tampoco creo que esté descubriendo América con esta afirmación, la verdad. Me sigue produciendo desconcierto ese planteamiento que aboga por situar a Cristiano de delantero, como referencia. Ahí está muy maniatado por los centrales y él, de espaldas, no se desenvuelve con soltura. Muchas veces acercar a un futbolista a la portería no le acerca al gol. Cristiano Ronaldo me parece un caso paradigmático de esto.

Deja un comentario

*