Cinco segundos de Ajax

Samaras fue el hombre más participativo del Celtic. No siempre para bien. (Foto: Focus Images Ltd)

A la carrera: Van Rijhn, Klaassen, Schöne, De Jong, ¡Oh!, otra vez Schöne, Serero, tacón, por tercera vez Schöne, ¡Pam!, exterior, ¡Dentro! Una obra maestra. Schöne fue el arquitecto de la jugada, el que iba indicando a sus compañeros hacia dónde tenían que moverse. Luego definió con sutileza en cinco segundos de fútbol maravilloso. Solo fueron esos, no hubo mucho más, pero le bastaron al equipo de Frank de Boer para no rendirse tan pronto en la Liga de Campeones. Una construcción digna de la historia del equipo holandés, que la habrían firmado con gusto Seedorf, Litmanen y Kluivert, o bien Ibra, Van der Vaart y Sneijder, quizás Rep, Neeskens y Cruyff. Tumbaron a un Celtic que estaba tan cómodo con el empate que cuando tuvo que nadar a contracorriente no encontró el camino (1-0).

Samaras fue el hombre más participativo del Celtic. No siempre para bien. (Foto: Focus Images Ltd)
Samaras fue participativo. Casi nunca para bien. (Foto: Focus Images Ltd)

Cuando el Celtic tiene el balón más de 5 segundos casi con toda seguridad es por culpa de Giorgios Samaras. El griego tiene una desventaja respecto a sus compañeros, mientras al resto Lennon les debe decir que se saquen el balón de encima y se lo acerquen -mediante misil aéreo- al hombre más avanzado del equipo, Samaras suele ser ese futbolista que una vez recibe se da cuenta de que el plan se ha acabado ahí. Y que no se encuentra precisamente en el área pequeña. Conduce, hace una ruleta en campo propio, se quiere ir de dos en el círculo central o bien pega un pase de primeras directo a los pies del oponente. Toma una decisión bien de cada diez. Pasan unos instantes y es ahí dónde el espectador se da cuenta de que de vez en cuando los escoceses también la tocan, pero desgraciadamente casi nunca con algún sentido distinto al vertical. El plan del Celtic suponía arrugar al Ajax mediante una presión puede que inesperada. Quizás De Boer les esperara atrás recogidos, pero en cambio Lennon plantó una línea de tres a presionar casi en el área contraria. Casi nunca tuvieron éxito, pero sí la segunda línea que venía por detrás, con Kayal y Mulgrew imponiéndose a un centro del campo ajacied que no supo dirigir con acierto Daley Blind. El Celtic jugaba a la defensiva pero en posiciones de ataque.

De Boer quería a los laterales muy abiertos. Boilesen por la izquierda y Van Rijhn por la derecha. Su problema fue que apenas atinaron en las combinaciones con los hombres que jugaban por dentro. Además, aún con la superioridad física visitante en casi todas las parcelas, el Ajax acababa produciendo centros forzados al área que nunca encontraron rematador. Menos con Sightorsson escorado a la izquierda. Forster hizo dos buenas paradas en la primera mitad, pero ninguna fruto de una gran jugada rival. El Ajax dominó el balón pero no la situación. Solamente cuando Schöne entendió que en vez de seguir rifando el balón a la olla podía internarse en diagonal, el Ajax encontró la jugada del partido. Después del gol se invirtieron los papeles y mientras el Celtic demostraba que si querían podían articular jugadas muy peligrosas vía el joven Forrester, el Ajax mandaba el estilo a fuera de banda, lejos, en el otro campo, cerca del córner.

Con la victoria los holandeses se ponen terceros de grupo con 4 puntos, uno más que el Celtic (3) y uno menos que el Milan (5). Con el Barcelona ya clasificado, la segunda posición aún está al alcance de los otros tres.

ACCEDE AL RESTO DE POSPARTIDOS DEL MIÉRCOLES HACIENDO CLICK SOBRE EL QUE PREFIERAS:

FC Basel vs Steaua Bucureşti
Chelsea FC vs FC Schalke 04
Borussia Dortmund vs Arsenal FC
SSC Napoli vs Olympique de Marseille
Zenit vs FC Porto
Atlético de Madrid vs Austria Wien
FC Barcelona vs AC Milan

Related posts

Deja un comentario

*