Club Atlético de Uruguay

Real Madrid v Atlético MadridUEFA Champions League

Corría el minuto tres de la segunda mitad cuando Diego Godín se elevó por encima de todos y, de cabeza, selló el título de liga para el Atlético de Madrid. En el Camp Nou, la figura del central uruguayo creció hasta entrar, con letras de oro y méritos propios, en la historia del equipo rojiblanco.

Unos días más tarde, lo más difícil todavía. De nuevo, Godín. Una vez más, Uruguay en la memoria. Un minuto y medio separó al de la Celeste de la gloria eterna. Gracias a él, los suyos sumaron su Décima pero no pudieron levantar su Primera. Por apenas 90 segundos, el tiempo que tarda una persona en cepillarse los dientes o hacerse el nudo de la corbata.

Real Madrid v Atlético MadridUEFA Champions League El instante del gol de Godín en la final de Lisboa. Foto: Focus Images Ltd.

Uruguay y el Atlético de Madrid han mantenido, históricamente, una sólida relación. Duradera. En los últimos 18 años, de un título de liga a otro, hasta 13 futbolistas han vestido la casaca del club madrileño aunque, la mayoría, pasaron con más pena que gloria. Es el caso de los Juan González, Leonel Pilipauskas, el ‘Pato’ Sosa, Richard Núñez, el ‘Pollo’ Olivera o el ‘Lele’ Cabrera. Otros, como Diego Alonso, ‘Petete’ Correa o Gonzalo de los Santos, resultaron útiles mientras estuvieron y, sólo uno antes que Godín, logró convertirse en héroe: Diego Forlán. El ariete charrúa fue el máximo goleador de Europa, ganó la Europa League (2010) y dio un salto de calidad importante al equipo.

Hoy, el país mira hacia Godín. Con Diego Pablo Simeone en el banquillo, el central ha crecido hasta ser uno de los mejores defensores del planeta. “El Luis Aragonés de 2014”, dijo de él Axel Torres tras la final de la Champions. En ella, ‘El Faraón’ adelantó al Atlético de Madrid con un testarazo por encima de Iker Casillas que parecía darle el título a los rojiblancos. Atrás fue inexpugnable y, a balón parado, un peligro constante. Un gigante que no dio respiro a los atacantes blancos y dejó boquiabiertos a los aficionados madridistas con ese tanto inesperado.

El resto de la historia es ya conocida por todos. El Real Madrid levantó la copa y los pupilos de Simeone lloraron de tristeza. Acababan de perder la final de la máxima competición continental de clubes pero estaban lejos de ser perdedores. Su temporada, y su final, dice otra cosa. Corrieron, presionaron, lucharon y se desfondaron durante 120 minutos. Entregaron cada ápice de su alma a una causa común. Y eso sólo lo hacen los ganadores.

Godín se quedó a 90 segundos de ser un mito. De acompañar a José Santamaría (1958, 1959, 1960 y 1966), Héctor Ramos Delgado (1959) y Martín Cáceres (2009) como únicos uruguayos en levantar la Champions. Otros ilustres, como Paolo Montero (1997, 1998) y Marcelo Zalayeta (2003) también se quedaron a las puertas, al igual que sus compañeros del Atlético de Madrid Cristian Rodríguez y José María Giménez. Pero puede tener la cabeza muy alta. Su país está con él, alentándole y soñando juntos con otro Maracanazo en el Mundial de Brasil.

Related posts

Deja un comentario

*