Cristiano entre gigantes

Cristiano Ronaldo. Foto: Focus Images Ltd

El Allianz Arena ofreció ayer al mundo uno de los encuentros más emocionantes de los últimos años en Champions League. Fue el resultado de la colisión entre dos instituciones majestuosas, Bayern de Múnich y Real Madrid, en su orgullosa batalla por imponer su supremacía en una competición que consideran propia. Cuando hubieron de defender a sus escudos, sobre ambos equipos se alzaron un puñado de futbolistas gigantes de la Copa de Europa, de esos que llevan en el tuétano la esencia de la camiseta que defienden, que exige además de por descontado un talento diferencial, un determinado carácter que explica tantos triunfos. En la era de los sistemas, de la preponderancia de lo táctico, de la definitiva negación de espacios, el encuentro tuvo un placentero aroma añejo, transportándonos a esas eliminatorias en las que la exclusiva responsabilidad de lo que acontecía recaía sobre el talento de los futbolistas. Una gozada.

Bayern Munich 1 (Vidal 25′)
Real Madrid 2 (Cristiano Ronaldo 47′, 77′)

Bayern Munich vs Real Madridd - Champions League - 12th April 2017 - Football tactics and formations

Los 45 minutos iniciales fueron el mejor ejemplo de ello. Por un lado, asistimos a un emocionante recital de Robbery, como si estuvieran aprovechando tamaño escenario para gritarle a Europa que su tiempo no ha pasado, que a sus treintaymuchos siguen siendo nombres propios con cosas que decir en esta esta competición. Empujados por el desequilibrio de un titánico Robben y el tesón de un incisivo Ribery, el Bayern consiguió volcar el campo en los primeros minutos hacia la meta de Keylor, ganando línea de fondo de forma continuada. Es verdad que se notó que Müller no estuvo acertado en la punta – otro gallo hubiera cantado con el polaco en el campo – y aquello no se tradujo en un vendaval de ocasiones, pero el conjunto bávaro empezó imponiendo respeto en los instantes iniciales. Mas pronto emergieron un puñado de futbolistas blancos para oponerse a tal guión. En concreto, Sergio Ramos, Dani Carvajal, Toni Kroos y Karim Benzema no se sentían cómodos con el equipo muniqués volcado sobre su área y el aliento del Allianz sobre sus nucas, por lo que se juntaron para intentar girarlo. Con una calma, precisión y talento asociativo que sólo algunos privilegiados pueden combinar en encuentros de esta tensión, comenzaron a tejer posesiones para desplegar al Real en campo rival. Lograron tal empresa con cierto éxito, pero sus ataques también carecían de veneno pues aquellos futbolistas destinados a realizar los gestos desequilibrantes en los ataques blancos, principalmente Luka Modric y Gareth Bale, no estuvieron presentes. El Bayern resistía cómodo. Por ello, especialmente cuando el balón pasaba por Marcelo, las jugadas se finalizaban con irreflexivos centros que no generaban demasiado peligro. Además, cada vez que los blancos se veían obligados a retrasar la pelota a su meta o el balón se marchaba a saque de puerta, el nerviosismo de adolescente de su portero les llevaba a perderlo casi siempre, por lo que no lograron encontrar continuidad en el juego. El dominio estaba repartido.

Hasta que Vidal llegó a donde Müller no pudo y perforó la meta blanca. Aquello, y un penalti al cielo de Frottmäning, encendió las alarmas de un ganador como Cristiano Ronaldo, que sintió que si no empezaba a participar más la eliminatoria se podía escapar. En un partido de gigantes, no podía faltar el 7 blanco y acudió presto a la llamada de su equipo. El astro portugués comenzó paulatinamente a abandonar su sector izquierdo, a participar mucho más en el juego y de su asociación con Karim Benzema nació un foco de peligro para el Real. Fueron dos patas de la BBC, aquellas con más limitada capacidad de desborde y desequilibrio, las que asumieron la responsabilidad y llevaron al Madrid hacia Neuer por puro entendimiento del juego. Así nacería el 1 – 0 y así ocurriría un suceso a la postre determinante en el devenir de la eliminatoria: la expulsión por doble amarilla de Javi Martínez.

Javi Martinez fue expulsado. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 12/04/2017 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-GRO-170412-5033.jpg
Javi Martinez fue expulsado. Foto: Focus Images Ltd.

El valiente cambio de Zizou de Marco Asensio – no Lucas, no James; Asensio en el Allianz – por un absolutamente intrascendente Gareth Bale también significó un punto de inflexión en el encuentro. El balear ingresó jugando, por fin, a banda cambiada y su participación interior supuso un punto más de apoyo para las asociaciones y un foco de desequilibrio necesario para los ataques blancos. Su entendimiento con Dani Carvajal en banda derecha y su finísima zurda – esa que generó el 1 -2 – completaron una actuación que, por lo visto ayer, será recordada no por ser única, sino por ser la primera vez de muchas. Qué bautizo continental de Marco Asensio.

Lo de Dani Carvajal merece también un párrafo aparte. En una noche en la que sobre el campo estaban David Alaba, Philipp Lahm o Marcelo, el lateral pepinero pareció ser un futbolista de una dimensión sensiblemente superior a todos ellos. Abusó. No sólo defendió con tino a Franck Ribery, sino que sus incorporaciones fueron un constante dolor de cabeza para un Bayern de Múnich que nunca supo cómo defenderle. Esa mezcla de calmada finura asociativa con impetuosa potencia fue un reto que los bávaros nunca supieron desentrañar. Dani fue tan gigante como ninguno.

El Madrid logró remontar. Foto: Focus Images Ltd.
El Madrid logró remontar. Foto: Focus Images Ltd.

El Real administró la superioridad numérica con una sangre fría letal. Abandonó cualquier atisbo de precipitación y tejió largas asociaciones que lograron explotar esa ventaja con suma crueldad. Y, pese a que el Bayern administraba con oficio la desagradable situación, los huecos aparecían de forma goteante. Entonces el Real se chocó con otro de los gigantes de la noche: Manuel Neuer. El meta alemán, estoico ante la tormenta, se encargó de permitir que su equipo se fuera vivo en la eliminatoria a gracias a una actuación absolutamente colosal. A través de un profundo repertorio de paradas, Manu le hizo el boca a boca a los suyos. Aunque es verdad que con la marcha de Benzema por un tibio James el Madrid se quedó sin ese cerebral pivote administrando el juego sobre la frontal bávara, por lo que los últimos instantes fueron algo menos sufridos para los muniqueses. Dejando así espacio para que, en seis días, esta épica epopeya cuente con un emocionante capítulo final.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

17 comments

Hecho en falta algún comentario sobre el baño táctico de Zidane Ancelotti. Muy mal este en la segunda parte, no se dio cuenta que estaba perdiendo el
centro del campo, e incluso va y quita un medio tres la expulsión …
La escasa opciones del Bayern pasa por recuperar a Hummels y Lewandoski, además debería de prescindir de jugar 4-3-3, delos cuatro extremos solo tiene buen nivel Robben. Ah, y malas noticias para el
MaDrid que no juegue Martínez , un central pésimo, un jugador al que las lesiones por desgracia han abocado a la mediocridad , el Bayern ya le queda muy grande.

Como digo, a mí los cambios de Ancelotti me parecen razonables quitando el Coman por Müller que sí no lo acabé de entender.

Yo creo que se equivoca, el primer cambio era quitar a ribery y poner a kimich o incluso Renato , ya con la expulsión era más que obligado, y va y deja el equipo con dos centrocampistas …además la reacción de Ancelotti fue nula en la segunda parte , muy decepcionante

Buena crónica, yo apuntaría el dejavu que tuve ayer con la gestión del partido por parte de Ancelotti. En dos años con Carletto había una constante, si el Madrid sufría o tenía que remontar hacia los cambios (xabi por Bernat muy discutible) bien para volcar al equipo o bien para paliar una inferioridad numérica siempre en detrimento del medio campo, nunca con cambio de sistema…y eso hacia que su equipo se partiese siempre por la mitad, en cuanto Marcelo, Carvajal o cualquiera pasaban la delantera del bayern el Madrid tenía 35 – 40 metros para correr y atacar y en consecuencia tuvo más de 5 o 6 ocasiones clarísimas de gol. Carlo la cagó terriblemente desde mi punto de vista, buscando equilibrio con la defensa de 4 deshizo a su equipo entero, y ojo que el Madrid por otro lado fue un vendaval

Yo el cambio que menos entendí fue el de Coman por Müller. Al francés se lo comieron entre Ramos y Nacho. El resto lo veo más o menos entendible, aunque luego no le saliera bien.

Muy buen artículo!!
Ahora a cualquier extremo o interior reconvertido lo ponen a la altura de los mejores laterales.
Ahora mismo el Madrid tiene a los dos mejores laterales puros del mundo. Por el estado de forma por el que pasan.

Esta competicion se decide por detalles, Vidal tuvo el 2-0 con un penal y la desaprovecho, depues el Madrid no desaprovecho la expulsion y el 2-1 quedo corto al final.

Hay dos jugadores que ayer estuvieron absolutamente imperiales y que no se mencionan en este texto: Nacho y Casemiro. El primero se enfrentaba a un examen no menor: confirmar que su extraordinaria temporada no era flor de jugar (casi siempre) contra equipos y en escenarios ‘menores’ (dicho esto desde el respeto absoluto). Pues bien, no solo cumplió, sino que realizó un encuentro sobresaliente. Concentrado, rápido, anticipativo. El Madrid ayer no solo ganó a Asensio, también ganó a Nacho.

En cuanto a Casemiro, en su caso fue un recital más. Pero qué recital. De que Robben y Ribéry (para mí mucho menos importantes de lo que cita el autor de la crónica) no fueran incisivos se encargó el ’14’ con sus constantes ayudas en ambos lados (más en la banda de Cristiano que en la Bale, porque el galés defensivamente estuvo genial ayer). Además claro y preciso casi siempre en la salida del balón. De hecho, el 1-1 parte de una apertura suya muy precisa a Dani Carvajal.

Es muy difícil hacer lo que hizo ayer el Madrid en el Allianz. Pero bien harían los de Zidane en no creerse en semifinales, porque al Bernabéu irá el Bayern München. Y lo hará herido.

Coincido en ambas cosas. Aunque en el caso de Nacho, en el campo me pareció que tiene dos defectos que comparadas con las de el resto de centrales del Madrid resaltan mucho. El principal: en los choques, sufre muchísimo. Müller no lo puso muchísimo a prueba, pero cada vez que le iba a pelear un balón o anticipar, se notaba que ahí le faltan condiciones en mi opinión. El segundo, la calma a la hora de sacar el balón. Es verdad que Keylor no ayudó mucho con su manojo de nervios, pero vi que cada vez que le pasaban el balón era más un problema para él que una solución. En aquello que mejor maneja, la velocidad en espacios largos, se exhibió.

Muy serio el encuentro del Madrid en un territorio que hace unos años era sinónimo de hostilidad y sufrimiento. Pese a que el Bayern tuvo sus minutos de dominio, el Madrid supo sufrir y esperar. Esperar hasta que apareciera el máximo goleador de la historia de la UCL, y vaya sí lo hizo.

Al luso a veces se le achaca que en partidos de esta índole no suele aparecer, pero lo de ayer no solo vale para desmontar esta teoría si no que puede valer una Champions, pues una actuación tan solvente de Cristiano en un escenario de tanta categoría, puede otorgarle confianza para volar el mes y medio que queda de temporada, y si eso es así, muy dificilmente se le escapará la “Orejona” al Madrid.

Por parte del Bayern, señalar que Arjen Robben está en modo 2013-2015 ¡Que segunda juventud está viviendo!

Lo de Robben es brutal. Yo lo flipé bastante con su primer periodo, al que creo que no se le está haciendo justicia.

Róbben sigue a tope, y seguro que sigue así el año que viene . En cambio ribery es un ex jugador , un cancer para el Bayern, siempre exige jugar , la monta si no lo hace, y Ancelotti es un cobardon.

Me gustaria matizar varias cosas. Lo primero el Bayern no jugo mas que el Madrid por juego, si no por mordiente y quitando el balon muchas veces haciendo falta. Aun asi se veia que el Madrid en cuanto se estabilizara iba a controlar el balon. El penalti que pitaron no era, detalle importante, como si era el cuarto gol de antes de ayer de la Juve que se anulo. Y sinceramente.. Que con Lewandowski otro gallo habria cantado? No se. Habria que haberlo visto. Muller tambien deberia haber sido solvente y no lo fue, algun merito tendria el Madrid creo yo. No ha sido como contra el Barsa en 2015 que medio equipo titular estaba lesionado. Aparte a lo mejor con Pepe o Varane Vidal tampoco habria metido ese gol, o quiza habrian hecho peor papel que Nacho, que estuvo muy bien. Solo suposiciones.

Lo que esta claro es que en la segunda parte el Madrid supero al Bayern en todos los aspectos antes y despues de la expilsion. Defendio mejor, corrio mas, controlo el baloon muchisimo mejor, y ataco mejor en estatico. Puede dar gracias el Bayern a Neuer porque si no es por el a lo mejor acaba la cosa como hace tres años.

El Bayern de este año es el peor de los últimos diez años, no ha fichado nada este año, el equipo se ha envejecido , y tienen un entrenador peor , que además ni siquiera confía en jugadores jóvenes como Kimich, Coman…, y prefiere jugar con jugadores semiretirados.

El Madrid es mucho mejor en todos los aspectos , no pasar la eliminatoria sería un gran fracaso para ellos.

Creo que ya no existen los entrenadores cancheros que se valen de todo o al menos no dirigen equipos top; pero para mi era una excelente oportunidad de mandar jugadores que sacaran de quisio a Ramos para provocarle y sacarle una amarilla con lo cual tendria que bajar intensidad defensiva y tener mejores oportunidades sabiendo que no tienen un central con tanta experiencia en la banca.

Deja un comentario

*