Heynckes: “Schweinsteiger es el mejor mediocentro del mundo”

imagen marcador

Como no podía ser de otra manera, había una enorme expectación entre los medios alemanes en el media day del Bayern de Múnich, de cara a la final de Wembley. Heynckes, Lahm, Schweinsteiger, Müller y Robben (Los cuatro elegidos, presentes en las dos finales perdidas. ¿Casualidad?) estuvieron casi dos horas contestando preguntas. No había mucha prensa internacional (un par de corresponsales japoneses, un holandés, un polaco, un inglés y un francés), por lo que fue casi íntegramente en alemán y apenas tuvieron que demostrar sus dotes en inglés. Müller, en lo que iba a ser el principio de un constante vacile hacia las preguntas de los periodistas, se negó la única vez que le pidieron si podía contestar en dicho idioma. “Si quieres te contesto en bávaro, pero en inglés no, que os reís de mis fallos”, dijo.

En el café al que cordialmente nos invitó el departamento de prensa poco antes de empezar las preguntas, el nombre de Neymar era lo que más se oía entre los periodistas, tras la noticia que había dado un expresidente del Santos donde aseguraba que estaba fichado por el equipo bávaro. Poco tardaron en preguntarle a Heynckes, al que interrumpió Markus Hörwick, el director de comunicación del Bayern, con una bronca con denominación de origen de Alemania, asegurando que era absolutamente incierto y que no iban a desmentir rumores a 80.000 kilómetros de distancia. No convenció a todos los allí presentes, que recordaban cómo también se negó por activa y por pasiva el fichaje de Guardiola.

Pese a que la rueda de prensa era en torno a la final de la Champions, Heynckes quiso darle importancia al partido contra el Mönchengladbach, al que se enfrenta el Bayern en la última jornada de la Bundesliga. Allí nació y pasó buena parte de su carrera como jugador y entrenador. “No es un partido normal. Es un partido muy especial para mí. Es mi último partido en la Bundesliga y quiero ganar. Se lo debemos a los fans.” Preguntado por el Dortmund, dijo que no iba a haber sorpresas. “Los dos equipos se conocen, no hay secretos. No va a haber demasiadas sorpresas tácticas. No hay favoritos, aunque las finales de Supercopa y DFB Pokal, y los 22 puntos de distancia entre uno y otro nos marcan un poco la dirección.”

Le preguntamos qué habían aprendido de la final del año pasado. “Hemos comprado jugadores más acordes a nuestro carácter. Hemos cambiado pequeños detalles. Defensivamente hemos mejorado”, fue su respuesta.

Aunque, sin duda, los dos temas que más presentes estuvieron fueron la buena salud del fútbol alemán y las dos finales perdidas por el Bayern en los últimos 3 años. Más de la mitad de las preguntas iban en esa dirección. “Al fútbol alemán le va bien producto del trabajo de los clubs con la cantera, que sacan muchísimos jugadores talentosos. También hay muy buenos entrenadores en la cantera. Christian Streich es el mejor ejemplo. Hizo un gran trabajo en la cantera y ahora se puede clasificar para la Champions con un montón de jugadores de la casa.

Preguntado por su futuro, aseguró que no volvería a entrenar en la Bundesliga. “Después de estas dos temporadas fantásticas, no creo que pueda entrenar a otro equipo en Alemania. Está claro que no soy un niño y que hay que dejar paso a las nuevas generaciones. Si tuviera 10 o 15 años menos, me iría a la aventura al extranjero sin dudarlo, pero hay que esperar: hasta Junio no tomaré una decisión.”

Reclamó mérito para su equipo: “Después de una decepción como la del año pasado aquí en Múnich, levantarse y jugar una temporada como esta creo que merece mucho crédito.” Y para él mismo: “Los fans me han demostrado que me aprecian. El fútbol es tan complicado hoy en día que se necesitan especialistas, hay un equipo técnico fantástico detrás de este equipo.”

Por último, le preguntaron qué importancia tenía Bastian Schweinsteiger en el equipo, tras haber fallado el penalti decisivo en la final del año pasado. “Schweini es un estratega, el que nos marca el ritmo, la representación del equipo en el centro del campo. Para mí es el mejor mediocentro del mundo. Ha mejorado mucho, física y psicológicamente.”

Lahm y Schweinsteiger
Lahm y Schweinsteiger

 

Tras Heynckes, llegaron Lahm y el propio Schweinsteiger, los dos capitanes. El primero mostró una madurez en su mensaje asombrosa, demostrando por qué se ha ganado la capitanía en el Bayern y en la selección. Ambos quisieron quitarle cierta importancia a esa obsesión que se les presupone por ganar por fin la Copa de Europa “Está claro que ambos queremos de una vez un título internacional, pero no pensamos cada día en la final, eso es cosa de la prensa. Ahora estamos concentrados en la Bundesliga. Estos días han sido difíciles, porque estábamos de celebración y nuestros rivales llevan 10 días sin jugar.”, dijo Phillip.
En la misma línea fue Schweini: “No pasa nada por no ganar una Champions, no viviré más si la gano. Lo que no es normal es llegar a 3 finales en 4 años.” Aunque, si el Míster se lo pide, dijo que “volvería a tirar un penalti en la final.”

Preguntado por qué ha cambiado en el fútbol alemán, Lahm dejó una reflexión interesante: “Tras caer en fases primeras con la selección, se hizo un gran trabajo en los clubs. Ahora todos tienen grandes infraestructuras de cantera, hay mucha preocupación por los jóvenes. Con nosotros no era tanto así. Seguro que será positivo para la selección la experiencia que ganamos con esta final los jugadores alemanes del Dortmund y del Bayern”

Basti, tras las palabras de Heynckes, admitió ser uno de los líderes de este equipo. “Este año me encuentro muy bien, sobre todo físicamente. Manu, Phillip y yo somos los encargados de liderar al equipo, de llevarlo hacia adelante cuando las cosas van mal.”

Por último, dieron su opinión sobre cuatro nombres. Louis Van Gaal (Lahm) : “Nuestro estilo de juego lo trajo él, está claro, pero hemos mejorado muchas cosas: defensivamente, tenemos más matices en ataque…” Heynckes (Lahm) “Es mayor, pero no lo aparenta. Su energía nos sorprende cada día. Parece que tenga 40 años.”Matthias Sammer (Schweini) “Traerle ha sido importantísimo para el equipo y se verá en el futuro. Es un ganador.” Y, por último, Schweini dejó una divertida reflexión sobre Ribèry. “No hay ninguna duda de que es uno de los mejores del mundo. Pero lo que más agradezco es cuando nos ayuda defensivamente. Le suelo decir: Franck, si bajas y robas un balón, te vas a llevar un aplauso del público. Si lo roba Philipp no, la gente piensa que es su obligación.”

Los últimos en comparecer fueron Robben y Müller, con un tono más vacilón que otra cosa. “Sabéis que no me gustan estas cosas.”, nos advirtió el propio Thomas. Entre chascarrillos, risas y respuestas cortantes, dejaron alguna reflexión interesante.

El canterano del Bayern confesó que “estamos acostumbrados a la presión, desde pequeños somos favoritos siempre. Desde que llegué aquí siendo un niño convivo con ello. Aunque a nadie le gustaría llevar un sello en la frente donde ponga que has perdido tres finales seguidas. Esta vez nos la queremos traer.”  También dijo que, de Heynckes, lo que más admiraba era “su pasión.”

Robben habló sobre su futuro. “Tengo dos años de contrato y he demostrado en mis últimos dos partidos en Champions que tengo nivel suficiente para seguir aquí. No veo ninguna razón para no cumplirlos.”

Preguntado por la clave de esta temporada, Müller confesó que “Ha cambiado algo en nuestra cabeza. En Enero, sobre todo, ganamos unos partidos que fueron muy importantes. Al Mainz, por ejemplo, que es un rival que siempre nos había costado mucho. Eso nos dio mucha confianza.”

Por último, y pese al temor a recibir una respuesta cortante de Thomas, nos atrevimos a preguntarle si cree que él estaría ahí sentado si no fuera por Van Gaal. Quizá percibió el miedo en nuestra voz, o quizá fue el inconfundible acento extranjero lo que le hizo apiadarse, pero lo cierto es que nos contestó con bastante seriedad y amabilidad. “Siempre recordaré a Louis, fue una persona muy importante para mí y me dio la oportunidad de mostrarme al mundo. No creo que muchos entrenadores tengan el valor de dejar a jugadores que han costado mucho dinero en el banquillo y poner a un chaval de 20 años. Naturalmente yo tuve que demostrar cosas, pero a Van Gaal le recordaré siempre y le estaré agradecido, da igual cuantos años pasen.”

Esa fue la última pregunta del día. Más tarde, Lizarazu y Salihamidzic, allí presentes, se encargaron de atender a los medios internacionales. Con el último pudimos grabar una pequeña entrevista que publicaremos pronto.

Related posts

2 comments

Gracias por esta historia y por el punto de vista objetivo.
Las preguntas me gustan y la respuesta de Müller más. Muestra su actitud realista: No piensa en lo que hubiera podido ser. No piensa en que no hubiera tenido la posibilidad de tener a van Gaal como entrenador.
Aunque reconozca la extrañez de un entrenador con cojones.
Muy buen chico!

La verdad es que Van Gaal hizo un gran trabajo, descubriendonos a Muller y Badstuber principalmente, y llegando a una final de Champions con un equipo bastante peor que el de este año, aunque practicamente fueran los mismos jugadores…este equipo es muy superior al de Van Gaal

Deja un comentario

*