Pudo ser mejor y pudo ser peor

Valverde Focus

San Paolo es un lugar inestable. Cuando parece que lo has domado, que has apagado el fuego del inicio en tromba napolitano, regresa a la hostilidad y se enciende para levantar a su equipo. Pocos segundos antes del 1-1 -un golazo de Higuaín-, no parecía peligrar la renta del Athletic. De hecho, había podido duplicarse. Todos nos estábamos acordando de la frase de Rafa Benítez en la previa, aquella que afirmaba que físicamente el conjunto de Valverde llegaba mejor. Pero fue otra afirmación suya la que acabó convirtiéndose en la más cierta de todas: “Higuaín, estando al setenta o al ochenta por ciento, puede decidir un partido”. Y en efecto, el argentino dio indicios de que aún está lejos de su mejor forma, pero empató el choque con una acción inmaculada (control, autopase corto, reverso y tiro; todo ello eliminando a tres rivales en pocos metros) y pudo remontarlo en una acción que no acabó en gol porque Gorka Iraizoz sacó una mano absolutamente prodigiosa.

Benitez Nápoles FocusLa actuación de Gonzalo Higuaín se ajustó exactamente a lo que su entrenador Rafa Benítez había comentado en la previa (Foto: Focus Images Ltd).

Claro que el encuentro habría sido muy diferente si Lorenzo Insigne hubiera acertado a rematar una asistencia fabulosa de Jorginho que lo dejó solo ante el guardameta del Athletic en los primeros minutos. Con 1-0, el Nápoles se habría podido replegar más y habría sido mucho más difícil hacerle ocasiones. Al no llegar ese tanto, y al pasar los minutos y bajar las revoluciones de los clásicos huracanes iniciales partenopeos, los de Valverde controlaron el juego durante prácticamente una hora. Con Iturraspe, Mikel Rico y Beñat tenían superioridad en el centro del campo. Cuando Jorginho bajaba a buscar el balón le vigilaban de cerca; si era Koulibaly quien iniciaba no se preocupaban tanto. Y el lado débil del Nápoles (el izquierdo) quedó en evidencia cuando De Marcos subió toda la banda, aprovechó el movimiento sin balón de Susaeta y pasó al medio para que Muniain recibiera en esa zona que tanto le cuesta defender al equipo de Benítez (la frontal del área). Desde entonces y hasta la genialidad de Higuaín, el monólogo bilbaíno dejó boquiabierto a San Paolo.

Insigne FocusCuando fue sustituido, a Lorenzo Insigne se le veía aún fastidiado por el la clara ocasión que desperdició en los primeros minutos (Foto: Focus Images Ltd).

Pero es ésta una eliminatoria que cuenta con dos estadios de los que pesan de verdad. La gente del Nápoles necesita poco para venirse arriba, y después del 1-1 transmitió su electricidad al césped. Valverde lo interpretó de inmediato y reforzó el centro del campo con San José, adelantando a Mikel Rico para que molestara con más insistencia la salida de balón del rival. Benítez apostó por Michu y Mertens, dos jugadores ideales para agitar los últimos minutos en contextos favorables. Al belga se le vio mejor que al español: suya fue la acción desequilibrante que casi acabó en el segundo gol de Higuaín. De Marcos no pudo con él. Michu, en cambio, eligió pasar en una jugada en la que tenía una opción de disparo más que diáfana. A Erik Morán, unos minutos más tarde, le sucedió algo similar -aunque su oportunidad era menos clara-.

En la montaña rusa de sensaciones que fue la calurosa noche del sur de Italia, el 1-1 los dejó a ambos pensando que pudo ser mejor y que al mismo tiempo pudo ser peor. Pero, indudablemente, el resultado satisface más al Athletic.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

Gran artículo Axel aunque, ¿no crees que Valverde debería haber quitado a Beñat antes (físicamente mal) y meter a Ibai? De esa manera centras a Muniaín que estaba muy inspirado y tienes en banda a dos excelentes centradores para nutrir a Aduriz

Que mal lo hizo Michu en esa acción, estando casi en el area pequeña y con espacio para mandar el balon a porteria sin que fuese bloqueado. Es cierto que le cae en la pierna mala, la derecha, pero es el tipo de ocasión que hay que aprovechar en una eliminatoria, como la de callejon (que le pega con la diestra cuando estaba mejor posicionado para darle con la zurda). La vuelta va a ser emocionante seguro.

La entrada de Mertens revolucionó el partido. Coincidió con un momento menos intenso del Athletic, que ya apenas mandó balones a Muniain, que hasta entonces había estado espléndido. El Napoles empezó a crear peligro por la banda de Mertens y al final tuvo ocasiones para dejar el partido con una pequeña ventaja a su favor, pero los fallos de Higuaín, y la falta de picardía de Michu, permite a los bilbaínos salir de Italia con un resultado muy favorable.

A ver qué prepara Benítez para la vuelta.

Resultado justo para eliminatoria de vértigo. Higuaín-Mertens y Muniain-De Marcos los mejores. Sin olvidar a Gorka.
Es cierto que estamos en pretemporada, que algunas piezas aún no se han acabado de adaptar, pero a ambos equipos les falta fondo de armario para las 3 competiciones: central y lateral zurdo. Además, Cabral y Aduriz necesitan recambios de garantías que puedan pugnar por la titularidad.

En todo caso, en una semana San Mamés decidirá.

para la vuelta, supongo que no jugará Gargano, no aporto nada al juego, y Benítez apostará por Inler. ¿qué le puede aportar De Guzmán Al Napoli?

Deja un comentario

*