A Giroud lo que es de Giroud

Oliver Giroud of Arsenal opens the scoring during the Barclays Premier League match at the Emirates Stadium, London
Picture by Jack Megaw/Focus Images Ltd +44 7481 764811
24/10/2015

Olivier Giroud es un buen delantero capaz de mantener promedios goleadores notables. Sus números, sin ser extraordinarios, componen su mejor carta de presentación, y la capacidad para descargar al equipo mientras trabaja fijando a los centrales resulta a menudo productiva para la línea de mediapuntas. No debe desmerecerse su contribución en este aspecto del juego porque sus cualidades encajan a la perfección con el potencial del que disponen los londinenses unos metros por detrás, donde Mesut Özil y Alexis Sánchez (baja en Atenas por lesión) tienen carta blanca para explotar su talento. Olivier no es veloz ni tampoco determinante buscando los espacios a la espalda de la defensa, pero ofrece soluciones interesantes cuando el rival exige tener paciencia y atacar en estático. ¿Es suficiente? El debate acostumbra a atascarse: sus partidarios tiran de estadísticas para justificar su rendimiento; mientras que los detractores exponen que no es oro todo lo que reluce, pues si uno rasca un poco enseguida comprueba que su ratio de conversión es susceptible de ser mejorado.

La principal carencia de Giroud deriva de su incapacidad para sostener la comparación con los mejores delanteros del mundo (Luis Suárez o Karim Benzema), el escalón al que intenta encaramarse el Arsenal. Quizá sea injusto medirlo con las cuatro o cinco referencias ofensivas más importantes del panorama futbolístico; sin embargo, si Arsène Wenger quiere colocar a la entidad en la élite europea, es ahí donde hay que marcar el corte. Y ahora mismo no lo supera. Siguiendo esta línea, resulta imposible para el ex del Montpellier aguantarles la mirada a algunas de las principales individualidades de los gunners en la última década (Thierry Henry o Robin van Persie), jugadores de técnica exquisita. En cualquier caso, éste no el momento para señalar a Olivier con el dedo, puesto que anoche en El Pireo firmó una de sus mejores actuaciones con la camiseta del vigente campeón de la FA Cup inglesa. Sus tres goles meten al Arsenal en los octavos de final, donde los del norte de Londres se encontrarán con FC Barcelona, Atlético de Madrid, Real Madrid, Wolfsburgo o Zenit, y mandan a Olympiacos a la Europa League tras firmar una notable fase de grupos a las órdenes de Marco Silva.

OLYMPIACOS-ARSENAL

Arsenal vs Olympiacos - Football tactics and formations

Resultó sorprendente el planteamiento del técnico portugués: Olympiacos fue a por su rival desde el primer minuto a expensas de contar con una ventaja sustanciosa (los griegos se clasificaban para octavos incluso perdiendo por 0-1 o 1-2). Silva lo había advertido en la previa y quizá se precipitó: ofrecerle metros a un equipo sin capacidad para masticar las jugadas pero con Özil liberado para lanzar en velocidad a los extremos es regalar demasiada ventaja. Felipe Pardo y Sebá apenas contribuyeron en fase defensiva y Fortounis actuó más como segundo punta que como tercer centrocampista. Resultado: atacaron permanentemente con cuatro hombres y defendieron con seis; cinco cuando Masuaku se incorporaba a campo contrario por el sector izquierdo.

El Arsenal resistió los primeros veinte minutos gracias a la eficiencia de Petr Cech y Laurent Koscielny. A partir de ahí, Wenger permutó las posiciones de Walcott (se fue a la izquierda) y Campbell (a la derecha), como suele hacer cuando no le convence la primera toma de contacto, y los extremos comenzaron a encontrar autopistas interiores en los dos costados. Özil y Ramsey hicieron click  justo cuando sus compañeros más lo necesitaban e inmediatamente Giroud se convirtió en protagonista. El 0-1 del francés borró a Olympiacos del choque, y una conducción brillante de un Joel Campbell muy entonado le sirvió en bandeja el 0-2 al galo tras el descanso. Con el viento a favor, a los hombres de Wenger no les temblaron las piernas y en el 67′ Olivier firmaría la puntilla (0-3) desde el punto de penalti. Los griegos desenvolvieron el caramelo y Giroud se lo comió de un bocado. Que aproveche.

FIL KARAISKAKIS STADIUM GV 12 Olympiacos Olympiakos
Georgios Karaiskakis. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*