El Porto se da un festín a costa de un Leicester ausente

La suplencia de Casillas sorprendió. Foto: Focus Images Ltd

El Leicester no compareció en el Estadio do Dragão y el Porto, necesitado de un triunfo para certificar su pase a los octavos de final de la Liga de Campeones, no solo consiguió su objetivo sino que se ensañó a gusto con el vigente campeón de la Premier League. Sin demasiada tensión, los de Claudio Ranieri sufrieron el acoso portugués desde el primer minuto y claudicaron de forma prematura: Nuno Espírito Santo asistía con tranquilidad a su revalida como técnico del gigante luso mientras sus futbolistas se empleaban a fondo frente al líder del grupo (0-2 en el 26′). La incapacidad visitante se observó en todos los duelos individuales, en los que los jugadores portistas superaron con extrema facilidad a sus pares. Brahimi, André Silva, Corona, Diogo Jota, todo ellos apenas encontraron oposición en el rival y aprovecharon la noche para aumentar su nivel de confianza, minado en las últimas semanas merced a una sequía goleadora que amenazaba con cortocircuitar la temporada de los del norte de Portugal –cortada frente al SC Braga en liga (1-0)–.

El triunfo se cimentó en el balón parado, donde el Porto se maneja como pez en el agua. Una pelota botada desde el córner por Brahimi en el 6′ encontró la cabeza de André Silva tras superar a una maraña de jugadores, y el internacional luso conectó un testarazo inapelable. Tanto el punta portugués como la pareja de centrales formada por Marcano y Felipe poseen una facilidad inusitada para aprovechar este tipo de acciones, en las que se imponen por potencia y colocación. El cabezazo del ‘10’ sirvió de punto de partida para aligerar la presión que contaminó la atmósfera del Porto durante los días previos a la disputa de esta cita. Además, inaugurar el casillero antes de que el FCK se pusiese por delante del Club Brujas sirvió para reducir a cero el impacto del desenlace del choque en Bélgica. Haciendo los deberes, el Porto avanzaría a las rondas eliminatorias; y pronto quedó claro que el Leicester no opondría demasiada resistencia.

Porto 5 (André Silva 6′, 64′, Corona 26′, Brahimi 44′, Diogo Jota 77′ )
Leicester 0

Leicester City vs Porto - Champions League - Football tactics and formations

La derrota del Leicester exige una reflexión profunda, no por el hecho de haber sucumbido en un duelo sin nada deportivo en juego más allá de la recompensa económica, sino por la imagen dantesca ofrecida en Portugal. Las nómina de ausencias era amplia –la inmensa mayoría por decisión técnica– y obviamente servirá para disculpar estos 90 minutos, pero difícilmente los titulares de los foxes en tierras lusas conseguirán justificar su rendimiento, muy alejado del mínimo exigible en la máxima competición continental. Los ingleses ni siquiera lo intentaron, no dieron la sensación de tener el más mínimo interés en achuchar al Porto y tampoco reaccionaron cuando los goles fueron cayendo uno tras otro en su portería. Ranieri presentó un equipo sin alma, más pendiente de reconducir su situación en la Premier League el próximo sábado ante el Manchester City que de cerrar la fase de grupos de la Liga de Campeones con una actuación aceptable en términos de competitividad. No estuvieron ni cerca de mirar a los ojos al Porto.

La importancia de formar parte o no del próximo sorteo trascendía a lo estrictamente futbolístico para los de Nuno, pues como se exponía en la previa uno no debe obviar el estado actual de las arcas portistas: el prematuro tropiezo en la Champions League del pasado curso y el paulatino incremento del gasto en salarios ha derivado en la necesidad de recaudar casi 116 millones de euros por la venta de futbolistas entre el próximo mercado invernal y la ventana veraniega de 2017, un montante que se verá reducido al prolongar la andadura europea. Si Pinto da Costa respira aliviado, el Porto respira aliviado.

FC Porto manager Nuno Espirito Santo (centre) during the UEFA Champions League match at the King Power Stadium, Leicester Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264 27/09/2016
Nuno Espírito Santo y Claudio Ranieri.
Foto: Andy Kearns/Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*