Cuando Klopp bajó a segunda

Jürgen Klopp, cuando dirigía al Mainz (Foto: karma-police)

Jürgen Klopp dirigirá mañana al Borussia Dortmund en una final de la Champions League en Wembley. Será la cima de su carrera, y en este momento pocos recuerdan que un día descendió a segunda división. Y no hace tanto.

Descender es algo que en España nos suena muy dramático, pero que en otras culturas se analiza más a partir del contexto. Roberto Martínez acaba de descender con el Wigan pero es un entrenador deseado (por su presidente, por su afición y por clubes superiores). Bajar con el Wigan se ve como algo que puede suceder y que no se considera como un fracaso. A Klopp le sucedió algo parecido: bajó con el Mainz.

 

Jürgen Klopp, cuando dirigía al Mainz (Foto: karma-police)
Jürgen Klopp, cuando dirigía al Mainz (Foto: karma-police)

No sólo bajó con el Mainz. Bajó, se quedó, y no consiguió volverlo a subir. Y entonces se fue. Y entonces le llamó el Dortmund. O sea: entrenador que desciende, entrenador que permanece en el club para ayudarlo a regresar, entrenador que por segundo año consecutivo no cumple el objetivo que se marca, entrenador que deja su cargo en un equipo modesto porque piensa que ha acabado un ciclo, entrenador al que llama un club grande que ha sido campeón de Europa.

De acuerdo, en 2008 el Dortmund no era lo que es hoy. Venía de ser decimotercero en la Bundesliga, castigado por una terrible crisis financiera. Pero no dejaba de ser el Dortmund: 80.000 personas en el campo cada semana y una exigencia casi ilimitada. El Dortmund no juzgó demasiado los últimos resultados de Klopp. Se acordó de que había ascendido al Mainz a la Bundesliga por primera vez en su historia y de que lo había llevado a la Copa de la UEFA. Luego vinieron tiempos peores, pero el Dortmund entendió que lo extraordinario había sido lo positivo. Que el Mainz descendiera no tenía nada de extraordinario.

Mañana Jürgen Klopp quiere emular a Frank Rijkaard, que ganó la Champions League con el Barcelona pocos años después de descender con el Sparta de Rotterdam.

Related posts

3 comments

Sueños de Champions:

Cuando empecé a escuchar Marcador Internacional, me aficioné al Dortmund, porque el presentador de este programa me incitó a hacerlo con sus comentarios y sus buenas habladurías sobre el equipo de Dortmund. Decían que era un equipo que jugaba al futbol y la tocaba muy bien, tocarla bien algo que hace mi club de toda la vida el Barça. Quizá gracias a que un comentarista famoso me dijo que este equipo jugaba bien me aficioné a él, y lo hice de tal manera que llegué a buscar durante un mañana entera una camiseta de este equipo por todo Albacete. Por alguna casualidad divina, esta relación con el club amarillo (que casualidad que el equipo que juega en mi ciudad también viste de amarillo) siguió, y lo hizo hasta tal punto que el día en el que conocí a este gran comentarista de futbol lo hice con la camiseta del Dortmund puesta. El amor por este club dejó grandes momentos de la temporada, pese a ser eliminados pronto en fase de grupos de la champions, en liga y aún más en copa el Borussia realizó otra gran temporada. Ya en la temporada que se está disputando esta temporada, este equipo amarillo dejó muy claras sus intenciones, quizás la liga y la dfb pokal no eran las competiciones prioritarias para este año, pero en la competición europea este año las intenciones eran las claras. Un gran viaje de la afición a Manchester y también a Madrid, dejaban ver que el Dortmund quería volver a conseguir o realizar algo grande en la champions. La eliminatoria del Donetsk creo que se pasó con facilidad, pero el sufrimiento del día del Málaga fue espectacular, creo que hacía tiempo que no sufría tanto en un partido que no fuera del Barça. Ya en semifinales creo que salvo los últimos diez minutos en el Bernabéu se sufrió un poco menos y se realizó el objetivo llegar a la final de la Champions League. La gran casualidad que se da en esta final de la champions, es que más o menos en la semana en que este periodista del que os he hablado antes volvió a visitar mi ciudad (ese día también llevaba puesto un gorro del Dortmund), el ex entrenador del Barça anunció que a partir de la próxima temporada entrenará al rival del Dortmund en la final de mañana. Obviamente este año mis ánimos irán completamente para el equipo amarillo, pero quizá el año que viene este partido lo viva de otra manera, ya que se enfrentarán quizá el equipo internacional que más admiro desde que empecé en esto, contra el equipo que será entrenado por el hombre que hizo la época más grande del Barça, pero bueno el próximo año ya veremos, de momento mañana animaremos a los amarillos para conseguir nuestra segunda champions.

Axel eres el mejor periodista de españa!

Todos los articulos que escriben, es como si llegaran , me transmites mas que cualquier otro periodista

sigue asi!

Deja un comentario

*