De Bruyne es el rey

Kevin De Bruyne of Manchester City during the UEFA Champions League match at the Etihad Stadium, Manchester
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
21/10/2015

El mejor elogio que se le puede hacer al Manchester City lo expresó Laurent Blanc al salir a la rueda de prensa del Etihad: “Merecieron clasificarse“. Que tras una eliminatoria europea a doble partido contra todo un París Saint-Germain se extraiga como primera conclusión que los ingleses son justos semifinalistas significa que hay mucho de mérito en el conjunto de Manuel Pellegrini. Es preciso detenerse en este punto: ¿En algún momento se ha considerado al City como posible competidor contra los mejores equipos de Europa? Los citizens han arrastrado la etiqueta durante años de equipo fuerte en ataque pero débil en la táctica, vulnerable en los grandes momentos y, sobre todo, fuera del territorio inglés. A lo largo esta temporada, con altibajos, el conjunto británico ha ido sellando en plena Champions League sus mejores actuaciones, las más convicentes, de toda la era Pellegrini. Lo hizo en el choque en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla, lo hizo cuando tenía que buscar la primera plaza ante el Borussia Mönchengladbach -remontando-, lo hizo con rotundidad en Ucrania ante el Dinamo de Kiev y lo hizo, dos veces, ante el PSG en la eliminatoria más importante que ha afrontado el Manchester City en su historia.

Laurent Blanc: “Si analizamos los dos partidos, no hemos sido lo suficientemente eficaces. Ellos tenían ventaja con los dos goles a domicilio y además nosotros perdimos a un par de jugadores por sanción. El Manchester City es muy buen equipo, no uno espectacular, pero estuvieron bien en defensa y fueron eficaces. Merecieron clasificarse”.

En los momentos más trascendentales del año, Pellegrini ha sabido ir midiendo el equilibrio de su equipo. En Sevilla, tres centrocampistas con Yaya Touré, Fernando y Fernandinho. En Kiev, dos centrocampistas pero Fernandinho por la banda derecha como novedad. En la vuelta ante el PSG, incluso teniendo a Yaya Touré disponible, el técnico chileno prescindió del marfileño para solidificar su base y a partir de ahí dejar claro el mensaje principal: que todo lo decida Kevin De Bruyne.

Agüero falló un penalti en el primer tiempo (Foto: Focus Images Ltd)
Agüero falló un penalti en el primer tiempo (Foto: Focus Images Ltd)

De Bruyne es un futbolista maravilloso al que Inglaterra no tenía medido. Y se han terminado rindiendo. “Es muy peligroso porque no necesita mucho espacio para disparar”, explicó Pellegrini en referencia al gol del 1-0 que garantizaba la clasificación, ya en el segundo tiempo. El belga ha sido el mejor jugador de la eliminatoria, el que llegó a París y en medio del desorden encontró luz, el que sin dejar un sobresaliente en la vuelta en Manchester decidió el choque. Con Silva por la derecha, Navas por la izquierda y el Kun Agüero en punta, De Bruyne es el rey: recibe en tres cuartos y cuando suena el contacto del balón con su bota, caen lágrimas en los aficionados del City lamentando las muchas semanas que se ha perdido por lesión. Se pueden sacar estadísticas demoledoras (15 goles y 11 asistencias en 35 partidos), pero hay una conclusión en la que se coincide. De Bruyne engrandece al Manchester City.

Sin Kompany y sin Sterling, hizo falta una gran actuación colectiva de tipos secundarios como Mangala, Fernando, Fernandinho o Clichy para certificar el segundo mejor elogio que se le puede hacer al Manchester City: no sufrieron demasiado por clasificarse.

El PSG estaba afectado por demasiados frentes, el más importante llamado Verratti. El italiano no ha participado en la eliminatoria por una lesión muscular, además de que Matuidi y David Luiz estaban sancionados para el partido de vuelta. Lo recordó Blanc: “Ellos tenían ventaja con los dos goles a domicilio y además habíamos perdido a un par de futbolistas por sanción. Hemos echado de menos a algunos jugadores que nos habrían ayudado desde el punto de vista técnico”. Más tarde, para cerrar la tanda de malas noticias, se lesionó Thiago Motta. En medio de este cúmulo de negatividad tuvo el PSG que reaccionar al desastre de la ida -“Tenemos muchas cosas que lamentar del primer partido, seamos honestos”-, donde los errores individuales condenaron a los franceses. Blanc decidió innovar y sacó un 3-5-2 con Aurier, Silva y Marquinhos de centrales, pero tuvo que ir cambiando por circunstancias del guion: Marquinhos jugó un rato como mediocentro y luego, con la entrada de Moura y Pastore, se volvió al 4-3-3 más habitual. No salió bien. Al París Saint-Germain le faltó precisión en el remate tanto en la ida -las ocasiones de Ibrahimovic- como en la vuelta -Cavani ante Hart- y vuelven a chocarse con la barrera europea de los cuartos de final.

El Manchester City acabó a lo grande y sus tres cambios, síntoma de tranquilidad, fueron entre el 85 y el 93 para quitar a Silva, Agüero y De Bruyne.

Semifinales por primera vez en la historia (Foto: Focus Images Ltd)
Semifinales por primera vez en la historia (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

7 comments

No se, sigo viendo que el Manchester se esta conformando más por ganar que por ofrecer “espectáculo”. Tener a De Bruyne es sublevar tu juego, pero Silva no aparece al nivel que se le conoce. Esa sociedad seria tremenda en caso de que se junten mas en la cancha. Aun asi, cualquiera que sea el rival del City (salvo el Benfica), va a ser favorito por encima de los ingleses.

Salidos

A la frase “hay mucho de mérito en el conjunto de Manuel Pellegrini” le añadiría, sí, y también nosecuantosmil millones invertidos para conseguir esto, no nos olvidemos de estos datos tan importantes…

¿Entonces qué habríamos dicho si el que pasa es el PSG? ¿Que el problema es del Manchester City por haber gastado mal su dinero?

Excelente artículo, Alvaro. No poder traspasar el umbral de cuartos es evidentemente una decepción para el PSG. Por mucho que al prescindir de su línea de medios titular -su sala de máquinas, lo mejor del equipo por su soberbia ecualización de técnica, físico, plasticidad y lectura de juego- se presentará desarbolado ante los ingleses (es un decir).
El Man City me parece un plantel mal conformado que -salvo KDB, Agüero, Silva, Kompany y tal vez Otamend- accede a unas semifinales que están muy por encima de sus posibilidades.

Deja un comentario

*