Que nadie sume más de tres, pensará Wenger

Filipe Pardo of Olympiakos celebrates after scoring with Manager Marco Silva during the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
29/09/2015

Para el Arsenal es el doble duelo en el que nadie puede sumar más de tresPara sus dos contendientes, Dinamo Zagreb y Olympiacos, una maravillosa oportunidad de progresar en un grupo en el que nadie apostaba dos céntimos por ellos. Llegan al duelo del Maksimir empatados: ambos ganaron a los ingleses y fueron derrotados por el Bayern. Y en situaciones idénticas en sus ligas: liderando, como viene siendo costumbre en los últimos años, y tras ganar un derbi (4-1 superó el Dinamo al NK Zagreb el viernes; 4-0 le metió el Olympiacos al AEK el sábado).

La ecuación es sencilla: si alguien consigue cuatro puntos en este doble enfrentamiento y el Arsenal pierde los dos partidos frente al Bayern, ese alguien estará matemáticamente clasificado tras la cuarta jornada. Incluso si el Arsenal lograra uno o dos empates frente al gigantesco conjunto de Guardiola, quedaría eliminado si el Olympiacos o el Dynamo suman seis en su batalla a dos asaltos. A Arsène Wenger, es evidente, le interesa que los puntos se repartan: y si ambos se llevan dos, mejor que tres. Cualquier combinación que deje vivos a los gunners es extremadamente peligrosa para croatas y griegos: los de Zagreb irán al Emirates en la jornada 5 y los del Pireo recibirán a los ingleses en la 6.

Partido especial para Paulo Machado: antiguo jugador de Olympiacos y hoy titular indiscutible en el Dinamo Zagreb. (Foto: Focus Images Ltd).
Partido especial para Paulo Machado: antiguo jugador de Olympiacos y hoy titular indiscutible en el Dinamo Zagreb. (Foto: Focus Images Ltd).

La perspectiva de una final en casa ante el segundo clasificado de la Premier League no debería asustar a Marco Silva, el prometedor entrenador de Olympiacos que ha ganado todos los partidos de liga (siete) que lleva en Grecia y que además sumó a su currículum ese triunfo de prestigio en Londres. El ex preparador del Sporting Clube de Portugal, que ganó un título con el conjunto leonino la pasada campaña (la Taça) y lo clasificó para la previa de esta Champions League (una previa que, ya con Jorge Jesús en el banquillo, los lisboetas no superaron) es el tercer técnico de su país que dirige a Olympiacos en los últimos años (tras Leonardo Jardim y Vítor Pereira, con Míchel por en medio). Silva se hizo famoso en Portugal ascendiendo al Estoril a primera división (2012) y clasificándolo las dos temporadas siguientes para la Europa League (quinto en 2013 y cuarto en 2014). Tiene 38 años y se habla poco de él para lo que ha hecho.

Manager Marco Silva of Olympiakos during the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 29/09/2015
Marco Silva, durante la histórica victoria del Olympiacos en el Emirates. (Foto: Focus Images Ltd).

De su técnico hoy rival, Zoran Mamić, no se habla en términos tan positivos. Pese a que su hoja de servicios en la liga croata es impecable, es difícil alejar la sombra de la sospecha tras su nombramiento como entrenador del mejor equipo del país sin tener experiencia previa y siendo su hermano, el controvertido Zdravko Mamić, el presidente del club. Necesita, claro está, un éxito europeo para que se le empiece a valorar más allá del parentesco, y el primer paso lo dio con esa victoria ante el Arsenal. Una victoria que también encierra una polémica que se intensificó ayer tras unas declaraciones de Arsène Wenger en las que el francés dio a entender que pensaba que no sólo Arijan Ademi, uno de los mejores futbolistas del equipo, “iba dopado”. El medio centro macedonio dio positivo en el control posterior al encuentro frente a los ingleses y por el momento está suspendido de manera provisional hasta que no se resuelva su caso (hoy mismo le van a extraer una segunda muestra y si se confirma el caso estaría entre dos y cuatro años sin jugar). Preguntado por si confiaba en que le dieran el partido por ganado, Wenger no mostró esperanza alguna, ya que “las leyes son muy claras y se suspende a los jugadores pero no se cambian los resultados“. Curiosamente, a Ademi lo va a sustituir en el once inicial el portugués Gonçalo Santos, que fue dirigido por Marco Silva en las tres exitosas temporadas del Estoril.

Ademi no es la única baja sensible que tendrá el Dinamo para este partido, quizá el más importante que se ha jugado en Zagreb a nivel de clubes en los últimos años. El central argentino Leonardo Sigali, impecable ante los gunners en la primera jornada, se perderá el choque por lesión. El Olympiacos, que dio descanso a titulares como Fortounis y Felipe Pardo en la goleada ante el AEK, no podrá contar con Esteban Cambiasso ni David Fuster, aunque el regreso de Milivojevic, ausente en los dos primeros partidos debido a una sanción arrastrada de la temporada pasada en la Europa League, mitiga el efecto de estas bajas en el centro del campo.

Alineaciones probables:

Olympiacos vs Dinamo Zagreb - Football tactics and formations

¿Gana el Dinamo, empatan o vence el Olympiacos? ¡Ninguna de las tres opciones se paga a menos de 2.70! ¡Aprovecha el BONO de 50 EUROS* para nuevos usuarios de bwin y apuesta en este partido pinchando en este enlace!

Foto de portada: Focus Images Ltd.
*Bono sujeto a términos y condiciones. Las cuotas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda jugar con responsabilidad y advierte que todos los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos a mayores de 18 años.

Related posts

Deja un comentario

*