Dos inicios opuestos

Monaco Focus

La comparación entre el inicio de temporada del Bayer Leverkusen y los primeros partidos oficiales del Mónaco resulta desoladora. El Mónaco sólo ha ganado uno de los cinco primeros partidos de liga (el único que jugó Falcao como titular) y en ningún encuentro ha anotado más de un gol. Suma cuatro puntos, ocupa la parte baja de la liga francesa y no se atisban indicios de mejoría según lo visto en el último choque liguero ante el Lyon, donde el equipo de Leonardo Jardim desplegó un fútbol bastante lento y previsible. Llegó el técnico portugués después de cuajar una gran temporada en el Sporting CP, pero sus primeras semanas no son demasiado ilusionantes. Menos todavía al marcharse muchos de sus mejores futbolistas el pasado verano como Falcao, James Rodríguez, Rivière y Abidal o algunas de las piezas secundarias como Obbadi, titular en 28 partidos ligueros. Muchas bajas y refuerzos que no ilusionan demasiado: regresa Lacina Traoré (al que las lesiones casi no permitieron jugar en el Everton y que aún no ha debutado con el Mónaco), llega traspasado Bakayoko (Rennes) y cedidos Bernardo Silva, Wallace o Stekelenburg, bastante estancado desde que salió del Ajax. Nada de grandes estrellas, aunque continúan futbolistas contrastados como Toulalan, Moutinho, Ferreira-Carrasco, Ocampos o Kurzawa.

Toulalan Moutinho Focus Monaco

Toulalan y Moutinho son dos de las grandes figuras que continúan en el Mónaco. Foto: Focus Images Ltd.

Todo lo contrario ocurre con el Bayer Leverkusen, que ilusiona tras la contratación del nuevo técnico Roger Schmidt. De golpe, el equipo de la aspirina se ha convertido en uno de los clubes más atractivos del panorama europeo, pues el técnico teutón ha trasladado el ideal de juego que tan bien funcionó en Salzburgo y lo está aplicando con futbolistas de mayor potencial. El Bayer Leverkusen ahora es un equipo que presiona muy arriba, juega de forma rápida y a un ritmo vertiginoso y no concede ningún instante de pausa al rival. Busca llegar a la portería en cada ataque y con el mínimo de toques posibles. Sus partidos son pura intensidad y es fácil que los de Schmidt encadenen rachas de fútbol en las que generan continuas ocasiones de peligro hasta ahogar al oponente. El Mónaco, un equipo bastante lento, puede sufrir si no suelta rápido el balón, pues si el futbolista se toma un segundo más de la cuenta para pensar qué pase debe realizar perderá el esférico ante la presión rival. Las ideas más básicas ya están interiorizadas e incluso futbolistas más técnicos como Çalhanoglu trabajan junto a sus compañeros en la presión para recuperar el balón arriba e iniciar los ataques más cerca de la portería rival. En esta línea, uno de los nombres propios de las primeras semanas de competición es Karim Bellarabi. A sus 24 años, el ex del Eintracht Braunschweig ha arrancado muy bien la temporada, asentándose en el once titular y respondiendo a la confianza de su técnico con formidables actuaciones. Bellarabi es el jugador que mejor resume la nueva propuesta de Roger Schmidt: presión, esfuerzo defensivo, velocidad, asociaciones rápidas, capacidad para regatear y una cabeza que siempre piensa en la portería contraria.

Son Bayer leverkusen Foto:  LG전자

El disparo lejano de Son Heung-Min puede marcar diferencias. Foto: LG전자

Sin embargo, no todo son alegrías en el Bayer Leverkusen. Si bien los de Schmidt anotan muchos goles, también conceden más de los que deberían. El equipo se expone mucho al presionar tan arriba y concede espacios a la espalda de la defensa. Berbatov no parece el futbolista más indicado para explotar esta debilidad, pero Ferreira-Carrasco y Ocampos sí que pueden hacer mucho daño con metros por delante. El Leverkusen asume riesgos y es consciente del gran espacio que deben abarcar Spahic y Toprak, que cada vez trabajan mejor jugando lejos de Leno. No obstante, si una pieza falla, el engranaje de Schmidt se puede derrumbar en la transición defensiva. Otro punto débil del Bayer Leverkusen es la defensa de las acciones a balón parado, en las que todavía transmite una fragilidad preocupante que contrasta con las creativas y originales jugadas de estrategia que ejecuta en ataque.

Toulalan: La situación actual me recuerda a lo vivido en el Málaga hace un par de años, cuando una gran racha en Champions League nos ayudó a mejorar en la liga. Necesitamos ganar para recuperar la confianza.

Pero en la fase de grupos ambos arrancan de cero. Pocas oportunidades mejores gozará Jardim para romper con la mala racha liguera y empezar a edificar su proyecto. Y aunque no pueda contar con Rolfes, Brandt ni Papadopoulos, pocos escenarios mejores para que el Bayer Leverkusen grite al continente que es un equipo a tener en cuenta. Más todavía en un grupo que le permite soñar con asaltar la primera plaza.

Posibles alineaciones titulares:

Monaco vs Bayer Leverkusen - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

9 comments

Es que el proyecto del Monaco se ha quedado en casi nada, un equipo que en la liga francesa puede luchar por puestos champions como mucho. La medida del govierno francés sobre los impuestos de los deportistas que trabajen en el principado, haciendoles pagar lo que deberían en francia y no lo que harían en Monaco creo que mató los planes del ruso. No se trata solo de que hayan empezado mal y tengan que adaptarse al entrenador, es que si juzgas jugador por jugador en comparación con un Leverkusen que es bueno pero no está entre los 10 mejores de la champions, salen perdiendo en casi todos los duelos: Kiessling es mejor que Berbatov (al menos ahora mismo), Calhanoglu mejor que Moutinho (al menos más determinante), Son mucho mejor que Ferreira-Carrasco, Bellarabi mejor que Ocampos, Castro me parece que aporta más que Kondogbia que prometía, Bender está por encima de este Toulalan, la linea de atrás en conjunto es superior y también el portero.

Las posiciones más igualadas son el lateral zurdo (Kurzawa me parece mejor que Boenisch) y la de mediocentro, con un nivel similar entre Toulalan y Bender, aunque son perfiles distintos. Lo de Bellarabi hace un mes hubiese sido discutible, pero su estado de forma es incuestionable a día de hoy. En cualquier caso, el bajón del Mónaco en 12 meses a nivel de plantilla ha sido tan grande que el equipo parece haber caído en una pequeña depresión.

Al Bayer Leverkusen le falta terminar de encajar las piezas, porque el equipo en ocasiones sufre grandes lagunas defensivas que le penalizan en exceso. Veremos si hoy se cubre un poco más que de costumbre o no.

Mola mucho el Leverkusen, pero sigue dando miedito atrás, como comenta Tomàs Martínez la presión es muy alta y sobre todo el flanco izquierdo Spahic/Boenisch…pff. Calhanoglu tiene una pinta de Bayern Munich en uno o dos años que no veas. Al Monaco no le he visto este año, pero con su defensa y la presión del Bayer lo van a pasar mal.

De hecho, le leí a Guillermo Valverde que Guardiola quería a Çalhanoglu pero que el propio futbolista prefirió fichar por el Bayer Leverkusen, un destino que consideraba más adecuado para él (es titularísimo, gozará de muchos minutos y protagonismo que el Bayern no le asegura).

El Mónaco creo que lo va a pasar muy mal ante la presión del Bayer Leverkusen, aunque deberían estar preparados. Tengo muchas ganas de ver cómo lo contrarrestan.

Una pregunta que me ronda la cabeza desde que veo las alineaciones del Leverkusen. ¿Cómo ha sido la conversión de Gonzalo Castro del lateral derecho al medio campo? ¿Ha sido de un modo parecido al de Lahm?

Bueno, históricamente Gonzalo Castro siempre ha jugado de todo. Si bien es cierto que hace tiempo que no juega de lateral, pues ahora está bastante asentado en el centro del campo, yo lo he visto jugar de extremo, mediocentro defensivo, centrocampista con llegada protegido por un MC posicional, lateral… En este aspecto, ha jugado en varias demarcaciones casi siempre, según las necesidades del equipo. Para mí es distinto al caso de Lahm, pues Gonzalo Castro ya era un comodín desde hace varios años.

Deja un comentario

*