Duelo de trayectorias inmaculadas en el Allianz

General Views of the Allianz Arena, Munich.
Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
11/03/2014

Pocos clubes controlan su liga con la superioridad de Bayern y Olympiacos. Aunque se traten de dos realidades opuestas. Quizás las dos trayectorías más inmaculadas de las ligas europeas se cruzan en el Allianz. Y un empate los metería a los dos en el siguiente turno.

El Bayern arrasa a los rivales, los destroza con dulzura. Es un club elegante, como la ropa de Guardiola, y demoledor: si todos los disparos recibidos entre los tres palos hubieran sido gol, seguiría liderando la Bundesliga. En casa no tiene rival; en Europa, tampoco. A la espera de los duelos de cuartos y semifinales, nadie duda ahora de los bávaros. El tropiezo en el Emirates fue una anécdota. Después, el Bayern despedazó al Arsenal sin mancharse la ropa.

Manager Josep Guardiola of Bayern Munich during the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 20/10/2015
Pep Guardiola en el Emirates Stadium.
Foto de Alan Stanford/Focus Images Ltd.

El Olympiacos es otra cosa: cada partido es una final. Se suda, se mancha la camiseta, se muere sobre el terreno de juego. Los duelos con el Dinamo de Zagreb fueron batallas sin cuartel. Parecían luchas medievales, con movimientos de tropas, cánticos ancestrales y dureza. Así es el día a día de Olympiacos, dominador del fútbol griego pese a que no pudo jugar su clásico con Panathinaikos ya que los ultras invadieron el césped, protagonizando graves incidentes con la policía. Si la Bundesliga es una liga ordenada, la liga griega es el caos. El Bayern reina en el orden; el Olympiacos, en el caos.

El Bayern debería derrotar a los griegos, como ya sucedió en el Pireo cuando Thomas Müller acabó con la épica defensiva de los chicos de Marco Silva (0-3). Pese a la teórica diferencia, los dos clubes llegan empatados a nueve puntos y un empate significaría que los dos se meterían en octavos de final. Aunque nadie imagina a un Bayern buscando las tablas, eso no entra en su manual de funcionamiento. Olympiacos puede salir del Allianz clasificado, aunque pierda, si el Dinamo araña un empate en el Emirates. Si pierde, se lo jugaría todo en la última jornada con el Arsenal en casa. Un punto separa a los griegos de llegar a los octavos, de destrozar el corazón del Arsenal. Históricamente, el Olympiacos pinchaba fuera de casa, aunque este año, ha ganado los dos partidos lejos de su estadio: por primera vez en 13 intentos ganó en Inglaterra (2-3 al Arsenal) y después conquistó Zagreb. El problema es la fortaleza del Bayern en casa: Arsenal y Dinamo han encajado cinco goles en el Allianz, donde nadie saca petroleo en Champions desde el Madrid de Ancelotti en 2014.

Filipe Pardo of Olympiakos celebrates after scoring with Manager Marco Silva during the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 29/09/2015
Marco Silva en el Emirates Stadium.
Foto de Alan Stanford/Focus Images Ltd.

El Bayern solamente ha decido un empate en liga y una derrota en Champions. Máquina goleadora, el equipo de Guardiola recupera poco a poco a Javi Martínez (su gol al Schalke 04 esta semana fue su primero desde ese al Chelsea en la Supercopa del 2013) y disfruta con el mejor momento de Douglas Costa. El tridente Costa-Lewandowski-Müller maravilla al mundo y asusta a un equipo heleno que llega con menos cansancio en las piernas gracias a la suspensión del partido en Atenas.

Guardiola cuenta con las bajas de Mario Götze, Juan Bernat, Sebastian Rode y Thiago Álcantara, aunque ha vuelto Badstuber. Ribery sigue sin jugar, tocado, a diferencia de un Robben que poco a poco recupera sensaciones. Si bien ya no es vital en un Bayern con recursos tácticos casi ilimitados. Alaba es duda, así que Rafinha puede ser titular en un lateral, con Lahm en el otro.

Pep Guardiola: “Olympiacos es un equipo muy disciplinado en defensa y tiene jugadores rápidos en las bandas”.

Los visitantes seguramente apostarán por un equipo similar al que ganó en el norte de Londres, priorizando cortar la circulación de balón bávara y saliendo a la contra. Con Cambiasso y Elabdellaoui a solo una tarjeta de la suspensión, Marco Silva duda si los debería proteger para el partido contra el Arsenal o no. Botía, como su ex compañero Thiago, está lesionado y seguramente no podrá jugar en el Allianz. Bouchalakis y el Chori Domínguez también causan baja (Maniatis es duda) en el club del Pireo, que solamente ha perdido un partido esta temporada: contra el Bayern.

Foto de Alan Stanford/Focus Images Ltd.
Los futbolistas de Olympiacos celebran un gol en el Emirates Stadium..
Foto de Alan Stanford/Focus Images Ltd.

Articulo relacionado: “Lo de Marco Silva es muy meritorio”, por Axel Torres

Si Botía no juega, será una baja importante en la defensa. Roberto, bajo palos, está jugando a un nivel muy alto. Kasami y Milivojevic suelen mantener el órden en el centro del campo, dejando pocos espacios entre líneas. Y arriba, hombres como Sebá, Ideye Brown o Hernani aportan velocidad. Es un Olympiacos muy trabajado, discipliando y agresivo. Un buen equipo. Un equipo a un solo punto de superar la fase de grupos. Aunque el Allianz no parece el mejor escenario para sacarlo.

Alineaciones probables: Bayern-Olympiacos, 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

El empate se paga a 8.50 euros en bwin

Bayern vs Olympiakos - Football tactics and formations

Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*