El Barça es de sus delanteros

Manchester City v FC BarcelonaUEFA Champions League

Suárez para Messi. Neymar en acción individual. Suárez tras disparo de Neymar. Así fueron los tres golpes que asestó el Barça al PSG anoche en el Camp Nou. La delantera es, de largo, la mejor línea del Barça y el equipo se encomienda a ella para resolver los partidos. El cambio de era parece evidente. Antes, especialmente con Guardiola, el equipo azulgrana dominaba los partidos desde el medio campo. Ahora, en cambio, los delanteros son el alfa y el omega de este equipo. Con esta victoria ante el PSG, el Barça y Luis Enrique han obtenido crédito: el equipo ha sido capaz de vencer a un rival de máximo nivel jugándose el primer puesto del grupo de Champions y el entrenador asturiano ha visto cómo su invento del 3-5-2 con Pedro de carrilero le salía bien en un partido que era decisivo.

Luis Enrique sacó un once singular

La entrada de Pedro como el hombre que ocupó toda la banda derecha fue la decisión que más comentarios generó, pero la disposición inicial del Barça tuvo otros aspectos dignos de reseñar. En cuanto a la defensa, Bartra, Piqué y Mathieu formaron la línea de 3. Las bandas las ocuparon Pedro y Neymar, aunque ejercieron roles diferentes: el brasileño estuvo más cerca del ataque que Pedro y no contribuyó tanto en defensa como el ‘7’ del Barça. El medio del campo lo formaron, inicialmente, Mascherano como mediocentro y Busquets-Iniesta como interiores, aunque Sergio estuvo en paralelo con el argentino durante bastantes tramos del partido, especialmente con el equipo defendiendo. Arriba, Messi y Suárez eran la pareja de delanteros, pero Leo tenía libertad absoluta de movimientos. En el primer tercio de la primera parte fue muy pronunciada su tendencia a acercarse a la medular.

Menos sorprendente resultó la disposición del PSG, que salió con el once esperado a excepción de Pastore. El ex del Palermo se quedó en el banquillo en favor de Lucas Moura, en lo que fue una decisión lógica de Blanc teniendo en cuenta el planteamiento contragolpeador que quiso poner en práctica. El brasileño se dejó la piel defendiendo, sacó provecho de su velocidad en algunas acciones y hasta gozó de una clarísima ocasión de gol a la media hora de partido, cuando remató fuera un centro al primer palo de Matuidi desde la banda izquierda. Él y Verratti se juntaron en muchas ocasiones para detener los avances del Barça por el flanco izquierdo, especialmente cuando Neymar recibía la pelota.

Ibrahimovic Focus

Zlatan abrió el marcador en su vuelta al Camp Nou. Foto: Focus Images Ltd

Zlatan Ibrahimovic, recibido hostilmente por el Camp Nou, abrió el marcador cuando aún no se había llegado al cuarto de hora. Lucas Moura inició la jugada, en la que asistió a Matuidi (omnipresente anoche) poniendo el balón entre las piernas de un pasivo Mathieu, el ’14’ del PSG la dejó de cara para Zlatan y este fusiló a ter Stegen. El partido y el primer puesto del grupo se ponían cuesta arriba para el Barça con este gol, pero si algo tiene este equipo es carácter y capacidad de reacción. Igual que en el partido de París, los de Luis Enrique empataron de forma prácticamente inmediata. Mascherano puso un balón largo que olía a saque de puerta, pero un toque de primeras de Suárez evitó que saliese por la línea de fondo y de paso sirvió para asistir a Messi, que fusiló con la diestra a Sirigu. Leo suma ya 76 goles en Champions y ha marcado 10 tantos en los últimos cinco partidos, de los cuales 7 han sido con la pierna derecha, la que supuestamente es su pierna mala. 

Con el 1-1, hubo pequeños cambios en el sistema del Barça. Si bien se mantuvo la línea de tres atrás, Mathieu se escoró mucho más a la banda, actuando casi como lateral. Esto sirvió para que Neymar se liberase definitivamente de las ya de por sí pocas obligaciones defensivas que tenia y se colocara a la misma altura que Messi y Suárez. En los minutos siguientes al empate, el PSG pudo hacer el segundo en una acción en que la defensa del Barça tiró fallidamente el fuera de juego. Zlatan corrió hacia la portería y ante un Mathieu con sangre de horchata la puso para la llegada de Edinson Cavani, que se encontró con ter Stegen. El uruguayo estuvo ofuscado anoche.

Otro partido más, el juego combinativo del Barça apareció a cuentagotas. El equipo jugó mucho tiempo en campo contrario por lo replegado que estaba el PSG, pero la defensa parisina estuvo muy atenta en todo momento y dificultó la conexión entre los tres de arriba. Además, el trabajo de los tres medios del PSG evitó que los centrocampistas culés conectasen entre ellos y con los delanteros. Pero una acción fue la excepción: pocos minutos antes del 2-1, Messi y Suárez hicieron una pared en la frontal, Iniesta vio la subida de Pedro por la derecha y este puso el balón al punto de penalti para que el uruguayo sacara un potente disparo que Sirigu se encargó de detener. La mejor jugada del Barça en la primera parte no acabó en gol de milagro.

La victoria del Barça vino porque el equipo sacó petróleo del espíritu de lucha de todos sus jugadores y del acierto de sus delanteros. Así lo dejó claro el 2-1. Iniesta se llevó un balón dividido, descargó en el momento justo para Neymar y este miró fijamente la portería, armó la pierna y sacó un maravilloso disparo ante el que nada pudo hacer Sirigu. Tiro potente, con rosca y ajustado al palo derecho. Tranquilo, Salvatore, que ningún portero puede parar eso.

El Barça esperó su momento y Suárez sentenció

La segunda parte se inició con un guión algo diferente. El PSG dio un paso adelante y el Barça aceptó pasar varios minutos replegado a cambio de encontrar la ocasión idónea para sentenciar el partido. La mejor oportunidad de los de Laurent Blanc vino en una acción iniciada, de nuevo, por Lucas Moura. El brasileño se fue de Piqué y Mathieu (otra vez superado con facilidad), entregó para Cavani y su disparo fue despejado por Bartra, que acto seguido sacó otro tiro de Matuidi. El ’15’ volvió a mostrarse como un defensor de máxima fiabilidad, pues cortó varias acciones que el PSG intentó por su banda y rindió a buen nivel tanto en el puesto de central como en el de lateral derecho. Si el Barça no sufrió en exceso fue, en buena parte, gracias al buen trabajo de Bartra.

Rakitic, de nuevo suplente en un partido grande, sustituyó a Pedro en el 68 y el Camp Nou le dedicó una sonora ovación al canario. La entrada del exsevillista restauró el 4-3-3: Rako se colocó como interior derecho y Bartra pasó al lateral. El sistema, durante algunos minutos, pareció más un 4-5-1, dado que Messi y Neymar, situados en las bandas, estaban casi a la misma altura que los interiores. La disposición evidenciaba que el Barça estaba interesado en cazar una contra para matar el partido. Y hablando de interiores, Laurent Blanc se cargó a los suyos, a pesar de ser los mejores de su equipo. Verratti se fue enfadado al banquillo para que entrase Pastore y Lavezzi, por su lado, sustituyó a Matuidi. Con estos cambios, el PSG se quedó en una especie de 4-1-5 que no le dio resultado alguno.

Ajax Amsterdam v FC BarcelonaUEFA Champions League

Suárez marcó su primer gol en el Camp Nou. Foto: Focus Images Ltd

Dos minutos después de la entrada de Lavezzi, el Barça volvió a mover la pelota con velocidad en la frontal y la jugada terminó en gol. Messi para Xavi, este para Suárez, que abrió a la izquierda para Neymar, el ’11’ disparó y en el rebote marcó el uruguayo. Suárez se moría de ganas de besarse la muñeca mientras corría hacia el córner y se le notaba. Su primer tanto en el Camp Nou fue una auténtica liberación porque, a pesar del gran nivel de juego que está ofreciendo desde que llegó, se le estaba atragantando el gol. Xavi había entrado pocos minutos antes del 3-1, y su presencia sirvió para que el Barça enfriase el partido, ayudado por un PSG partido y agotado. Como en los tiempos de Guardiola, aunque con menos perfección, el equipo azulgrana hizo el famoso ‘rondo gigante’ para dormir la contienda. 

El Barça es un equipo con imperfecciones. Bastantes, de hecho. Pero también tiene la mejor delantera del mundo y es un conjunto al que le sobra carácter. ¿Le dará con eso para ganar la Champions? Quién sabe. Lo que sí sabemos es que esas virtudes le sirvieron para ganar el partido más decisivo que ha disputado en lo que va de temporada.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

8 comments

Ayer comentaba sobre el artículo que escribiste pre-partido que parecía que el Barça solo eran 3 jugadores, hoy no puedo decir nada al respecto, acertaste con este partido al completo. Ahora bien, no creo que sea tanto un cambio de era o algo premeditado, es que con esos 3 jugadores, es imposible que una línea adquiera más protagonismo. Me parece, de lejos, la mejor delantera que he visto jamás en un mismo equipo, ojo, me refiero a delantera por nombres.

Definitivamente, no.

Henry en su mejor momento, por supuesto, en su etapa en el Barça no lo creo.

Etoo, tremendo delantero, por supuesto, pero me quedo con Luis.

Messi es mucho más goleador, decisivo y en definitiva, más jugador que en aquellos años.

Muy buena delantera, pero para mí, no la supera hablando en términos de nombres e individualmente. Como equipo y logros… ya se verá pero es complicado superar lo que hicieron los 3 que comentas, claro.

Claro que es un cambio premeditado. De hecho, hablando de futbol desde principios de competición hasta hoy, son varias veces las que unos cuantos coincidíamos que el Barsa vencía pero no convencía (cuando fue líder de liga y con la puerta a 0, algo que parecía increíble)y que hasta que Luis Enrique no se atreviera a renunciar al estilo, este equipo no iba a funcionar. Si lo veíamos un grupo de amigos no lo iban a ver los propios técnicos?

El Barsa al principio ganaba en equilibrio y en conjunto cuando faltaron jugadores arriba y Munir o Pedro iban entrando, pero ni aun así era lo que se esperaba. Después con la línea de 3 de arriba, mas Xavi, Iniesta, Busquets, y los dos laterales del Barsa que defensivamente no son están a un nivel alto… Les costaría mucho. Solución? Pues esta, confiar en que tiene 3 arriba de un nivel super TOP y tomar medidas para defender mejor.

Para mi el fichaje de Suarez ha sido todo un acierto pero el Barça es un equipo partido sin defensa y portero de primer nivel para jugar una eliminatoria a cara de perro con el Madrid o el Chelsea. Si juegas a q los partidos sean un correcalles necesitas un portero d primer nivel y buenos defensas. El mayor problema d este barça empezó hace tres años con la llegada de Zubi, ahora mismo tendrían q estar en el equipo Thiago, Valdes, Cesc y haber fichado a Thiago Silva por 45 mill € y a un lateral derecho. Cn eso no hubiera sido necesario fichar a Neymar y hubieras tnido el equipo más compensado. Lo q si es verdad es q el equipo tenia q ofrecer diferentes registros de juego pq los grandes ya sabian como ganarles (repliegue intensivo y gol a balón parado). Un delantero alto les vendria d perlas y aprender a jugar a replegar tmbn es bueno para salir a contras y realizar disparos lejanos.

Espero que con este partido Luis Enrique se de cuenta de que Bartra es el mejor central que tiene en plantilla junto a Masche y le de más minutos.

Deja un comentario

*