El Basilea aumenta su lista de grandes víctimas

Taulant Xhaka Basilea - Focus

Primero pensamos que Fink era muy bueno y que además contaba con una equipo casi irrepetible al juntar a gente como Xherdan Shaqiri, Granit Xhaka o Aleksandr Dragovic. Después que Murat Yakin era aún mejor y que habían sabido reaccionar muy bien a las salidas incorporando a futbolistas como Fabian Schär, Marcelo Díaz o Mohamed Salah y otorgando más jerarquía a Valentin Stocker y Yann Sommer. Pero un verano más han perdido a sus mejores jugadores, han cambiado de técnico, han fichado jóvenes promesas y continúan siendo muy competitivos, así que habrá que empezar a pensar que la fortaleza del Basilea va mucho más allá de quién salte al campo o se siente en el banquillo.

Durante el ‘finkismo’, tomaron Roma y lograron puntuar en Old Trafford en una fase de grupos en la que ya de la mano de Heiko Vogel se cargaron al United; con Murat, alcanzaron las semifinales de la Europa League 2013 barriendo al Tottenham y tomaron Stamford Bridge la temporada pasada; y ahora, dirigidos por Paulo Sousa, continúan aumentado su lista de gigantes vencidos superando al Liverpool y presentando su candidatura para pelear por estar en la siguiente fase.

Queens Park Rangers v Swansea City - Coca Cola Championship Paulo Sousa fue el predecesor de Rodgers en el Swansea. Foto: Focus Images Ltd.

El cambio ofensivo de Sousa fue clave en el partido

Si por algo se han caracterizado casi siempre las distintas hazañas suizas en estos últimos años ha sido por la gran personalidad mostrada por sus jugadores y la valentía de sus planteamientos, pero lo de Paulo Sousa hoy ha sido aún más atrevido de lo normal. En el minuto nueve, con 0-0 en el marcador y mucha igualdad en el juego, decidió cambiar el sistema tras la lesión de su lateral zurdo Behrang Safari y dar entrada a un atacante como Derlis González, formando desde entonces con un 3-5-2 con dos extremos como carrileros. La decisión, teniendo en cuenta también que el primero que se preparó para entrar fue Davide Callà -de un perfil más defensivo-, pareció tomada por Sousa al ver que Enrique podía ser una debilidad defensiva para el Pool y atacarlo así con dos futbolistas rápidos y habilidosos como Derlis y el joven Breel Embolo (17 años).

Con la velocidad del paraguayo llegando desde atrás y los interesantes detalles técnicos dejados por el camerunés, la banda derecha del ataque suizo fue la principal fuente de peligro para los locales, que pusieron en aprietos a José Enrique con mucha frecuencia. Además, el lateral español, que jugaba su segundo encuentro como titular en el último año, apenas se incorporó al ataque por lo que a la hora de defender Derlis solo necesitó estar pendiente de Sterling, para el que recibía las constantes ayudas de Taulant Xhaka.

Por otro lado, en el centro del campo también logró imponerse el FCB gracias al notable partido realizado por Serey Die, que a su siempre intenso trabajo defensivo añadió varias acciones técnicas de muchísimo nivel, a la continua movilidad de Fabian Frei tanto para cortar como para ofrecerse y también al esfuerzo de El Nenny tratando de tapar a Steven Gerrard en la salida desde atrás. Arriba, como todos estos años, se fajó de espaldas un Marco Streller que sigue aumentando su leyenda y anotó el gol de la victoria en una jugada a balón parado.

basel Grafismo: sharemytactics.com.

Nuevo naufragio en tres cuartos

Varios problemas está teniendo el Liverpool en este arranque de temporada, pero ninguno parece más grave que su falta de inspiración en ataque. Tras tres primeras jornadas de Premier muy buenas, la lesión de un hombre tan determinante como Daniel Sturridge ha coincidido con un pequeño bajón de rendimiento de Raheem Sterling, la otra gran individualidad de la delantera ‘red’. El joven inglés, que lo está jugando prácticamente todo, continúa siendo el futbolista más peligroso de su equipo, el que más genera y aporta una mayor sensación de gol, pero le está faltando claridad en los metros finales tanto a la hora de definir como de dar el último pase y en Basilea volvió a dejar escapar varias oportunidades claras.

Además, la peor noticia para Brendan es que el resto de atacantes están aún más lejos que Sterling de su mejor nivel. Coutinho, que jugó liberado como enganche y no de interior en 4-3-3 como solía hacer la temporada pasada, sale de lesión y firmó un partido lleno de imprecisiones y pérdidas después de haber jugado una media hora muy buena ante el Everton. Y a los nuevos le está costando un mundo arrancar. Tras su floja actuación en el derbi de Merseyside, Lazar Markovic repitió titularidad y lo intentó una y otra vez, pero desesperó equivocándose prácticamente en todas sus decisiones cerca del área rival.

Por otro lado, y aún generando por sí mismo varias llegadas y ofreciéndose mucho en la recta final del choque, Mario Balotelli volvió a caer en su habitual defecto de hacer la guerra por su cuenta y de centrarse en disputas personales. La sombra de Suárez es demasiado alargada y nadie espera que el italiano alcance un nivel similar al del uruguayo, pero un gol en siete partidos se antoja demasiado poco para un delantero que por ahora parece contar con la confianza plena de Rodgers. Ya en los últimos diez minutos y casi a la desesperada, Rickie Lambert bajó bien varias pelotas largas en un recurso que por ahora apenas ha utilizado el técnico norirlandés y que podría ser interesante de cara a un futuro que no se presenta fácil para el Liverpool.

Liverpool v SunderlandBarclays Premier League Coutinho no logró ni llevar el peso del juego ni encontrar el último pase. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

Para mí el problema de Liverpool pasa por el mediocampo. No hay un filtro de nivel que imponga presencia, físico y técnica ahí. Entre los diponibles, Lucas no convence. Tenía expectativa con Emre Can, pero losp roblemas físicos no lo han dejado; Allen también está afuera y se quedan Gerard y Henderson muy solos en esa labor.

Los laterales también son muy pobres y limitados: Ni Manquillo, ni Enrique tienen calidad suficiente para aportar cosas importantes ahí a la ofensiva.

Y lo de Balotelli también malísimo también: distraído, irresoluto, sin alma… como casi siempre. Llegó a Liverpool a pelear y a discutir, pero de juego, muy poco realmente.

Qué poquito me gusta Balotelli. Si Shankly lo viera jugar en el jardín de su casa correría las cortinas. Gran error de Brendan Rodgers haberle fichado. No corre, apenas se mueve, no hace desmarques, ni nada. El Liverpool con él juega los partidos como si estuviera con un jugador menos. Su fichaje me recuerda al de Collymore cuando fichó por el Real Oviedo llegando como una estrella y acabar estrellándose. Balotelli está a años luz de Luis Suárez. Sturridge es ahora mismo el mejor delantero Red que hay, una lástima que sufra algunas lesiones que otras y una gran noticia la renovación de contrato que acaba de firmar para seguir jugando más temporadas en el equipo de Anfield.

Deja un comentario

*