El BATE está fuera de plano

Bate Borisov Yermakovich Edu Ferrer Alcover

Era el minuto 83, y el realizador nos regaló una imagen digna de Funny Games de Haneke. Durante dos eternos minutos, un plano fijo de los jugadores esperando a que el árbitro dejase sacar de centro al BATE Borisov.

Fuera de plano transcurría toda la acción. Imagino una violenta horda de hinchas bielorrusos destrozando todo a su paso, al ver a su equipo encajar el séptimo gol. Quizás solo fuera un señor desnudo que saltó al campo (la política audiovisual de la UEFA es la misma en ambos casos), pero la indignación de los hinchas del BATE hubiera estado justificada.

Los defensas del BATE no defendían. Los defensas del BATE despejaban unos contra otros. El portero del BATE hacía penaltis. Los defensas del BATE hacían penaltis. Unos los pitaban, otros no.

Empezaron los bielorrusos amagando con dominar, abusando del juego directo, mandando pelotazos hacia Signevich, aprovechando las dudas en el juego aéreo del Shakhtar. El plan era primitivo, pero muchos planes primitivos funcionan. Este no.

Todo se derrumbó a los diez minutos. Yablonski perdió un balón cuando no tenía compañeros a su espalda, y Taison asistió a Teixeira para que hiciera el primero del partido. Los centrocampistas del BATE la perdían. Constantemente.

El equipo bielorruso continuó con una improbable combinación de defensa adelantada, juego directo y errores groseros en la construcción. Una mezcla que durante 35 minutos hizo que los brasileños del Shakhtar parecieran Pelé, Vavá, Didi y Garrincha.

Pase en profundidad de Teixeira, Taison mano a mano con Chernik. El portero hace penalty. El árbitro, generoso, no le expulsa. Chuta Luiz Adriano. Cero a dos.

Siete minutos después, el portero bielorruso volvió a hacer penalty, pero el árbitro no lo vio. No dio tiempo a protestar. Un minuto después, tras un córner sacado por el BATE, el Shakhtar marcó el tercero en un contraataque muy bien ejecutado entre Teixeira, Taison y Douglas Costa. 0-3.

Manchester United v Shakhtar DonetskUEFA Champions League

Luiz Adriano es el segundo jugador de la Historia de la Champions que marca 5 goles en un partido. Foto: Focus Images, Ltd.

En los siguientes nueve minutos, Luiz Adriano marcó tres goles. El delantero brasileño igualó el récord de 5 goles en un partido que estableció Leo Messi ante el Bayer Leverkusen y, de paso, se convirtió en el máximo goleador de la Historia del Shakhtar.

Dos de estos goles fueron gracias a asistencias de Shevchuk. El veterano lateral izquierdo apareció por sorpresa dos veces y asistió raso para que el del peinado afro rematara en el área pequeña.

0-6 al descanso, en una primera parte que recordó a un partido de Copa del Rey en entre un 2ªB y un equipo Champions.

La segunda parte era de relleno, y Lucescu decidió ir de sobrado y hacer los tres cambios en el descanso. Tres brasileños por tres brasileños, a ver si de Didi y Pelé pasaban a Gerson y Rivelino. No hubo suerte, y los siguientes 45 minutos fueron el típico aburrimiento de estos casos, adornados, eso sí, por el penalty que trajo el quinto gol de Luiz Adriano. Dos veces tuvo que tirarlo, y dos veces lo metió, porque el portero del BATE no para ni los penaltis que no valen.

Foto de portada: Focus Images, Ltd.

Related posts

1 comments

Y yo lo que me pregunto es, que paso en el Bate – Athletic? No es normal, el Porto y el Shakthar han humillado a los bielorrusos.

Deja un comentario

*