El Bayern arrolla y mete miedo a Europa

La banda izquierda del Bayern formada por Ribéry y Alaba está siendo importantísima  Foto: Focus Images Ltd

Si el partido ante el Mainz el pasado fin de semana nos dejó alguna duda sobre si lo que habíamos visto en el Bayern antes del parón de selecciones podía haber sido algo puntual, hoy han quedado resueltas las dudas: el gran Bayern de Múnich ha vuelto. Su actuación de hoy sobre el campo del Allianz Arena deja pocas dudas de que estamos ante un gran candidato a ganar la Copa de Europa, una máquina de generar ocasiones y fútbol con individualidades de muchísimo nivel. Fueron 5 goles, pero si no fuera por la notable actuación de Kozacik podría haber sido un resultado aún más abultado. 34 veces tiraron a puerta los alemanes y no recibieron ningún tiro por parte del Viktoria Plzen. A veces los números dicen más que las palabras.

Lo que no pueden reflejar los números es la actuación de Franck Ribéry. No es ninguna novedad, pero lo cierto es que el 7 estuvo absolutamente fastuoso. Firmó una actuación, de verdad, que roza lo absurdo, haciendo lo que quiere por la banda izquierda y dando la constante impresión de ser ampliamente superior al resto de los 21 jugadores sobre el campo. Un marciano. Desbordando, tirando diagonales, combinando, llegando al área… Un partido, digámoslo, digno de un Balón de Oro. Y no es algo nuevo, ni muchísimo menos.

Esperábamos a Götze… pero nos encontramos al Bayern de siempre. Ese que te arrolla, que te llega por todos lados, que combina en tres cuartos a una velocidad altísima y que tiene en cada una de sus bandas a dos de los jugadores más determinantes del mundo. No te deja salir y ahora además toca el balón con paciencia cuando el equipo no encuentra soluciones. Si elogiamos a Ribéry, lo de Alaba no se queda atrás. Qué lateral. En el rol más interior que le pide Guardiola, sigue llegando como un martillo por su banda, se entiende a las mil maravillas con el francés y sus incorporaciones desde atrás pillan por sorpresa a las defensas rivales. La banda izquierda muniquesa es un auténtico escándalo. También Robben fue un puñal por su banda y el sorprendente Rafinha estuvo más que correcto. Lo de Lahm ya no sorprende a nadie, pero no deja de ser remarcable lo bien que juega siempre en cualquier posición. Fue una actuación grupal absolutamente armoniosa.

Marcaron Ribéry (2), Schweinsteiger (es, quizá, el elemento que más dudas deja de todo el Bayern), Alaba y un Mario Götze que entró al final por Lahm y dejó también grandes minutos. Se puso Kroos como mediocentro y el Bayern volvió al 4-2-3-1. No parece Guardiola ningún talibán del 4-3-3: el sistema son los jugadores. Hay que remarcar que los de Pep han jugado hoy en el equipo titular sin Dante, Boateng, Javi Martínez, Müller o Götze. Vale que el Viktoria no ha plantado demasiado oposición (no solo es que ofensivamente hayan sido literalmente nulos, es que defensivamente han sido muy poco intensos), pero el Bayern tiene planta de que, salvo catástrofe, va a llegar lejos en todas las competiciones. La prensa alemana ya se pregunta si este equipo ha alcanzado la perfección. “No, no. Sería muy aburrido si a estas alturas fuéramos perfectos. Aún nos queda mucho”, respondía Guardiola. Que tiemble Europa.

ACCEDE AL RESTO DE POSPARTIDOS DEL MIÉRCOLES HACIENDO CLICK SOBRE EL QUE PREFIERAS::

Bayer 04 Leverkusen vs Shakhtar Donetsk
Manchester United vs Real Sociedad
Real Madrid CF vs Juventus
Galatasaray SK vs FC København
SL Benfica vs Olympiacos FC
RSC Anderlecht vs PSG
CSKA Moskva vs Manchester City

Foto: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*